Mil voces arropan a Idrissa pidiendo su absolución y reivindicando la defensa de los derechos civiles

115 colectivos y un millar de personas han firmado el manifiesto en apoyo a Idrissa Gueye, expresidente de AISA (Asociación de Inmigrantes Senegaleses en Aragón), que este miércoles se enfrenta a un juicio por supuestas "injurias y calumnias" a la policía. La querella, admitida por un juzgado de Zaragoza, fue presentada por el sindicato de funcionarios STAZ que pide para Idrissa dos años de cárcel y una multa de 4.200 euros y otros 11.400 euros contra AISA.

Idrissa junto a representantes de algunos de los colectivos firmantes del manifiesto. Foto: Iker G. Izagirre

Idrissa Gueye no está solo. Así lo han demostrado un total de 115 entidades, aragoneses y estatales, de defensa de los derechos humanos, asociaciones vecinales y de migrantes, sindicatos y partidos políticos, y más de un millar de personas, que con su firma han rubricado un manifiesto en el que se pide la absolución del exportavoz de AISA como "única respuesta justa" en el juicio que tendrá lugar este miércoles. Además, exigen respeto a la libertad de expresión, a los derechos civiles y fundamentales y se denuncia el racismo institucional.

El propio Idrissa, junto a Mohamed Soumare, actual presidente de AISA, y algunas de estas entidades firmantes comparecieron este lunes en la FABZ para explicar los detalles del caso y convocar a la ciudadanía a las dos movilizaciones previas al juicio. La primera este martes, a las 19.00 horas en la plaza del Pilar, frente al Ayuntamiento de Zaragoza. La segunda el miércoles, a las 11.30 horas en la Ciudad de la Justicia (frente al Edificio Fueros de Aragón) para acompañar a Idrissa en el proceso judicial.

"Agradezco mucho todo el apoyo social desde el principio hasta ahora", ha señalado Idrissa para destacar que "si callamos ahora, esto le puede pasar a otras personas". Idrissa Gueye, "un luchador" como se define, lleva viviendo en Zaragoza desde hace más de 10 años. Fue uno de los fundadores de la ya desaparecida Red de Apoyo a sin papeles de Aragón y reconoce que se siente orgulloso de formar parte de dos culturas, la senegalesa y aragonesa.

Soumare ha sido el encargado de leer el manifiesto 'Todas y todos somos Idrissa', englobado en la campaña 'Zaragoza No Se Calla', iniciada en septiembre de 2018 por AISA, Grupo de Derechos Civiles y 12-N. "Nos encontramos ante un caso más de intento de criminalización de la denuncia pública, labor que es un derecho fundamental", subraya el texto. Ante esto, se pide "que no haya un solo abuso sin respuesta, que nuestra respuesta sea la de siempre y cada vez más fuerte: denuncia, organización y apoyo mutuo".

En la rueda de prensa también ha hablado el portavoz de ASA (Acción Solidaria Aragonesa) que ha criticado que "no se puede actuar desde los organismos institucionales racializando a las personas", asegurando que existen "testimonios suficientemente razonables sobre la existencia de esos comportamientos".

A continuación, la portavoz de la Plataforma Solidaria de Torrero ha remarcado que "toda personas tiene derecho a la libertad de opinión y expresión" y ha dejado claro que "Idrissa no debe de ser penalizado".

Por su parte, el representante del Centro Social Librería La Pantera Rossa ha resaltado "la necesidad de apoyar una cultura que defienda los derechos civiles, la diversidad y el mestizaje como valores universales imprescindibles".

Por último, el portavoz de Zaragoza en Común, Pedro Santisteve, que ha querido hablar como "amigo", ha defendido la labor social de Idrissa desde que llegó a la capital aragonesa y ha manifestado que "los cargos que se le imputan están fuera de lugar completamente". Santisteve ha puesto en valor la labor de asociaciones "valientes" como Derechos Civiles o AISA que "si no existieran" temas como la denuncia del racismo institucional serían desconocidos para la sociedad en general.

Idrissa Gueye y Mohamed Soumare durante la rueda de prensa de este lunes. Foto: Iker G. Izagirre

Sobre este proceso, cabe recordar que hace ahora casi un año, el 18 de marzo de 2019, la magistrada del Juzgado de Instrucción nº 3 de Zaragoza decidió sobreseer su investigación contra el Grupo de Derechos Civiles del 15M, pero ordenaba continuar la tramitación de diligencias previas contra Idrissa Gueye, por un posible delito de "calumnias e injurias a Agentes de la Autoridad sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos".

El Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza (STAZ) interpuso la querella, que hace referencia a la denuncia pública de diferentes hechos entre marzo y abril del año 2018. STAZ pide para Idrissa dos años de cárcel y una multa de 4.200 euros contra él y otros 11.400 euros contra AISA.

"Primero fue odio, luego injurias y calumnias. Primero a AISA y Derechos Civiles, luego solo a AISA y ahora parece que directamente contra nuestro compañero Idrissa, expresidente de AISA. ¿Será que la censura de la libertad de expresión puede ser selectiva?", denunciaba entonces Derechos Civiles.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies