Laura García (récord mundial de streetlifting): “Mi objetivo no era mi cuerpo, era disfrutar con el deporte”

Hablamos con esta deportista zaragozana sobre su deporte, la calistenia, y sobre su carrera deportiva y su récord mundial en levantamiento de peso pero también de la comunidad que se genera bajo las barras de un parque, de la sororidad en este deporte y también de los prejuicios de ser una mujer fuerte

Laura García en uno de sus entrenamientos en Holiday Gym
Laura García en uno de sus entrenamientos en Holiday Gym | Foto: Rocío Durán Hermosilla.

Laura no existe. Las mujeres fuertes no existen. Las mujeres físicamente fuertes no existen. Una búsqueda rápida en Google con las palabras “mujeres fuertes” te devuelve decenas y decenas de artículos sobre los derechos de las mujeres, sobre lo que es una mujer con carácter o, por ejemplo, 10 cosas que debes saber si sales con una mujer fuerte, a.k.a, independiente.

Aunque Laura García podría reunir alguna de estas cualidades, cuando digo que Laura es fuerte quiero decir que levanta 241,25 kilos y tiene entre sus duras manos de mujer el récord mundial de levantamiento de peso de su categoría. Ser una mujer robusta o corpulenta (según la RAE) a ojos de la sociedad (Google) no es propio de una mujer. Pero existen. Hay millones de tías con músculos enormes.

Ah, si buscas mujer deportista, ya es otra cosa. La otra cosa en cuestión: mujeres delgadísimas con vientres planos y culos turgentes. Y una definición: “El aspecto físico de una chica fitness es la parte inmediatamente visible de su estado de bienestar”.

Laura, de 33 años, podría tener alguna de estas cualidades pero cuando digo que Laura es fitness o deportista quiero decir que cuenta con más de 22 títulos en campeonatos y competiciones de streetlifting, freestyle o calistenia.

Para neonatos en esto del deporte de fuerza (como yo) el streetlifting es un práctica deportiva que incluye cuatro movimientos: pull-up (levantamientos) en barra y dips (levantamientos con los brazos en 90º) en las barras paralelas, el muscle up que es una dominada alta más un fondo hasta arriba en anillas y la sentadilla. En estos ejercicios se puede incluir peso adicional suspendido de un cinturón.

Ella arrastra, levanta, empuja y mueve centenares de kilos porque ama la calistenia, al margen de los cambios que ésta produzca en su cuerpo. De hecho, hablar con ella no es hablar de salud física, es hablar de comunidad, de apoyo mutuo, éxtasis, sororidad y compromiso.

Antes de empezar a hablar de todo lo que has conseguido, me gustaría que pusieras al día a toda la gente que todavía no conoce este deporte, ¿qué es la calistenia?

Es un deporte que se basa en el ejercicio físico con tu propio peso, o sea, no necesitas más. Lo típico que en pandemia todo el mundo se puso a hacer ejercicio en casa con lo que tenía, pues lo mismo lo puedes llevar a un parque, a tu casa... Estás en medio de la nada y puedes hacer ejercicio.

La calistenia ha ido evolucionando mucho y claro, a nivel competitivo, hay muchas modalidades diferentes y yo ahora mismo me dedico a la que tiene más que ver con la fuerza. La competición se basa en levantar mucho peso, el máximo que puedas, en una repetición, luego en los entrenamientos vas haciendo más variaciones, vas haciendo más repeticiones que en una repetición para ganar toda esa fuerza. Ahora ahora me dedico a eso.

Anteriormente me he dedicado también al freestyle que es la parte más acrobática y vistosa por así decir de la calistenia, que todo el mundo se queda mirando hipnotizado de las acrobacias y los combos que puedes llegar a hacer con una barra o incluso en el suelo.

Laura García en uno de sus entrenamientos en su gimnasio habitual de la cadena Holiday Gym
Laura García en uno de sus entrenamientos en su gimnasio habitual de la cadena Holiday Gym | Foto: Rocío Durán Hermosilla.

Después de alguna búsqueda me ha dado la impresión de que es un deporte realmente inclusivo. Empezando porque se recomienda este deporte a todas las edades y capacidades, ¿es así?

Cualquiera. En el parque hemos tenido, pues así de tener más confianza y más unión entre la gente desde niños de 14 años o 15, que ya se lo toman un poquito más en serio, hasta bueno, yo he dado clases a una pareja y uno de ellos tenía 62 años. Entonces es que cualquiera lo puede hacer realmente.

Se adapta a tu propio peso…

Aunque veas a unos que hacen piruetas ahí como locos en la barra están todos los ejercicios básicos y los ejercicios los puede hacer todo el mundo, hay progresiones, entonces, hay niveles, como todo.

Además, es popular porque no es necesaria una gran inversión para empezar ¿no?

En cualquier ciudad hoy en día hay un parque de barras en el cual es totalmente gratuito abierto 24 horas y puedes disfrutarlo cuando te apetezca. Sí que es verdad que el invierno es un poco duro, el entrenar con frío, más en esta ciudad (Zaragoza) es complicado, pero bueno, todo tiene un sacrificio.

Y entiendo que es muy gratificante, ¿no? Porque está esa cosa del deporte de que te enganchada.

Tú ves que cada vez puedes hacer un poquito más y un poquito más, entonces al final te pones como mini objetivos a corto plazo, los vas consiguiendo y luego ya empiezas a ponerte objetivos más a largo plazo de cosas un poco más complicadas y cuando las consigues la sensación es satisfactoria.

¿Cómo comenzó este deporte?

Calistenia es una palabra que procede del griego Kallos, belleza, y sthenos, fortaleza. Digamos que puede venir de los principios en Grecia pero a nivel urbano los comienzos fueron en Nueva York, lo típico de los chavales negros en el parque haciendo barras tal y se empezó a extender. Yo creo que a España llegaría en 2009-2010 donde salió el primer grupo en Madrid. Como siempre las cosas más novedosas pues siempre llegan a la capital primero y luego se empiezan a extender y aquí en Aragón yo creo que en el 2012 ya había gente haciendo lo que pasa que los inicios de este deporte eran… No se hacen las locuras y lo que se ve ahora. Era todo mucho más simple, los ejercicios no eran tan limpios, no se buscaba la perfección tanto como ahora. Era diferente, claro, es que todo evoluciona.

Pero, centrándonos en ti, aunque tienes muchos méritos, quizás el más impresionante es si no lo he entendido mal que tienes un récord mundial.

Tuve que hacer un un estudio de mi trayectoria y han sido como 22 competiciones importantes y en la última que sí que fue en septiembre en Sevilla en un festival del deporte, Arnold Classic, que como su nombre indica, obviamente, es Arnold Schwarzenegger el responsable de todo esto y bueno, he competido ya varios años ahí, pero este año era más especial porque era una internacional.

Yo competí con chicas de Latinoamérica entonces a mí me hacía mucha ilusión porque ellas habían cruzado el charco para compartir esta experiencia. Y bueno gané mi categoría y hice el récord del mundo. Como es un deporte que está todavía por hacer es como que se han hecho varias internacionales gordas en diferentes puntos de Europa y se ha hecho luego como un recuento de haber quien es el que había hecho había levantado más kilos. Y, bueno, de mi categoría salí yo entonces tengo el récord mundial de mi categoría en 2022 y estoy súper contenta.

¿Cómo te sentiste en ese momento?

Cuando me lo dijeron la verdad, no me lo esperaba porque siempre hay chicas mejores que tú pero por lo que sea no se han presentado a las competiciones. Yo veo en mi Instagram gente que levanta locuras, pero claro todo eso hay que validarlo en una competición oficial. Entonces, pues bueno, realmente estoy súper contenta y este año voy a intentar revalidarlo.

¿Este 2023 cómo se presenta?

Ahora mismo tengo el 18-19 de marzo el clasificatorio de España. Luego tengo pensado, obviamente, la final de España que será en verano y después está el Final Red que es uno de esos internacionales gordísimos mundiales, que me hace ilusión ir que es en Berlín. El año pasado no fui, sobre todo, por tema dinero.

Estos deportes no están patrocinados apenas, si encuentras algún sponsor quiere que tú recibas un material y tú vender el material por historias (Instagram) y a mí eso no me va, o sea, yo quiero alguien que realmente apoye lo mío y que si necesito que me paguen unos vuelos para ir a la competición más importante de mi vida. Me gustaría tener eso, pero es muy complicado conseguirlo.

¿No hay apoyo institucional para los deportes minoritarios?

No, es muy complicado, conozco a mucha gente que organiza competiciones y ellos mismos para encontrar pequeños patrocinios que les paguen las camisetas, que les pongan algún premio para los físicos, les cuesta la vida.

… Y eso que tú eres récord del mundo

Sí, pero como no sales en la tele, es un deporte que no conoce nadie, pues no apuestan por ti. Le pasa realmente a mucha gente. Gente incluso de grandes deportes se ha escuchado que se quedaba sin patrocinio, y no podían ir a nada, es que el deporte no está muy bien valorado.

¿Quieres revalidar la marca?

Y mejorarla. Y ojalá se haya apuntado alguna chica que me supere yo encantada de tener una rival a la altura.

¿Cómo te metiste en este mundo de la calistenia?

Yo siempre he sido deportista. Siempre se me han dado bien los deportes, sobre todo, los callejeros. Yo era breaker, bailaba break dance. En Zaragoza seríamos tres chicas que bailan break dance. Como siempre yo en los deportes, mayormente rodeada de hombres, me gustan las cosas difíciles.

Me pegué muchos años bailando break dance y conocí en ese tiempo un montón de gente, entonces, un día iba yo paseando por el Parque Grande y me encontré a un conocido y me dijo ‘oye, y por qué no pruebas las barras que yo sé que a ti se te daría bien con todo lo que has hecho’. Un día probé, y baje, otro día, otro día, otro día, me gustaba, me enganchó, me quedé.

Empiezas haciendo cosas básicas porque para tienes que fortalecerte mucho para poder hacer luego lo que quieras. Luego empecé a hacer cosas de free, ya empecé a competir en free, me pegué cuatro años compitiendo en freestyle y vino la pandemia. Me había clasificado para mi primera internacional de freestyle en Italia para el año que siguiente y a los meses competir por primera vez en streetlifting y luego vino la pandemia. ¿Qué pasó después de la pandemia? Me quedé sin internacional, no había competiciones y en 2021 solo salió competición de streetlifting y dije pues me preparo y como ya vi que es que me gustaba más y que el freestyle tuvo su momento pero desgraciadamente por las circunstancias ya no iba a ir a más. Si yo hubiera hecho ese internacional, me hubiera seguido ilusionando, pero se me fue un poco la motivación, la ilusión y me enganché a esta otra modalidad, y aquí estamos, haciendo historia (se ríe).

Laura García en uno de sus entrenamientos de levantamiento de peso
Laura García en uno de sus entrenamientos de levantamiento de peso | Foto: Rocío Durán Hermosilla.

Me gustaría preguntarte cuál es la situación de las mujeres en este deporte. Siempre sois más invisivilizadas que los hombres pero, ¿se nota más cuando es un deporte de fuerza y potencia?

Este deporte es igual de minoritario de chicas que el break dance pero tampoco son los mismos años. Yo bailaba break dance cuando tenía vamos a poner 17 o 18 años. No es lo mismo, hace 15 años que el feminismo y todas estas cosas no estaban tan a la orden del día. Sí que había momentos que ya sabías con quién no te querías juntar porque siempre te hacía algún comentario fuera de lugar pero hoy en día me alegro mucho que en este deporte y en los tiempos que corren no sé dé eso para nada, pero para nada.

En mi ciudad es verdad que somos pocas chicas pero hay ciudades que hay más cantidad de chicas y mola mucho porque hacen mucha unión, sí que se ayudan unas a las otras independientemente del nivel, del tiempo que tengan entrenando y aquí sí que hay mucha más unión tenemos un grupo de WhatsApp con todo un montón de chicas de España que lo vamos a reventar porque es que ya no sé ni las que estamos. Empiezas a bajar y se te olvida la cuenta de las chicas que estamos entonces, claro, son otros tiempos.

Se tiene muy en cuenta también a las mujeres, la verdad que no, no he visto yo en ninguna competición que haya habido algún tipo de desigualdad por eso ni para nada.

¿Sois más visibles?

Sí, a ver, desgraciadamente siempre va a haber muchísimos más chicos compitiendo que chicas. Todavía aún a día de hoy cuesta llenar todas las plazas de las competiciones femeninas, pero bueno se hace la competición con las chicas que haya. Espero que se vayan animando más y que con los años la verdad que la participación ha aumentado mucho entonces si lo comparo con cuando yo bailaba break a lo que se vive ahora es una gozada, una maravilla.

Además, ¿crees que es un deporte más limitante para las mujeres por los ideales de belleza que se nos impone y la creencia de que el músculo “no es femenino”? ¿Has sufrido este machismo en tu día a día?

Ahora ya me lo voy tomando de otra manera pero a mí me gustaría que fuera algo normalizado y que no se sorprendieran al ver a una chica fuerte porque claro siempre está el comentario: ‘Qué fuerte estás, qué brazo más grande tiene es’.

También se interesan por lo que haces pero a ver llega un punto que te llega a cansar el escucharlo. Tú al final educadamente respondes pero sí que es verdad que me gustaría que eso normalizara. Tú ves a un chico fuerte por la calle y tampoco le dices nada. He tenido casos de ir por la playa y la gente darse la vuelta y que tampoco tampoco soy Hulka.

Al final las mujeres tenemos que estar delgadas y hacer deporte pero no mucho.

Sí, porque sino te pones ‘como un hombre’. Eso es lo que me dicen, que me voy a poner como un hombre, pues es que igual mi cuerpo es más bonito así. Luego están los típicos memes de ‘como un hombre’ y luego sale un hombre con las piernas delgadas y la mujer toda fuerte.

Este cuerpo lo he conseguido en ocho años, y mi objetivo no era mi cuerpo, era hacer deporte, disfrutar con el deporte que es lo que he hecho y he estado haciendo y el cuerpo en mi caso ha sido una cuestión secundaria.

Como lo he tenido de una manera tan natural y tan progresiva que para mí el cambio no ha sido brusco porque sí, que igual conoces algún chico se apunta gimnasio y en cuestión de un año un cambio que te flipas. Yo creo que ahora en masa muscular estoy en mi mejor momento de cuando tengo más, pero ha sido consecuencia también de entrenar más lastre…

Y de disfrutar, de ser feliz haciendo lo que te gusta…

Al final estos músculos me han dado un record, a ti qué te han dado (se ríe).

¿Qué le dirías a una chavala que está empezando?

Que baje al parque, no tenga vergüenza que toque, que pruebe, que haga. Hoy en día tienen unas herramientas en Internet que yo no tenía cuando empecé, pues eso, bajar al parque, hacer comunidad, empiezas a preguntarle a alguien.

‘Oye, me dices cómo se hace este ejercicio’ y al final acabas hablando otro día con ese, luego conoces a otro y al final acabas haciendo un buen grupo, entonces ahí ya está. Ya tienes una motivación y el enganche para bajar estar a gusto, entrenar y a veces es sentirte cómoda en el sitio. Yo aprendí un poco en comunidad porque no había vídeos eran tiempos que era el comienzo, entonces, había algún vídeo pero nada de tutoriales como hay ahora.

Tú bajabas al parque y preguntabas ‘cómo se hace eso’, y lo probabas y te picabas y pues el otro día venía otro con otro ejercicio diferente y ‘vamos a probarlo’. Al fin y al cabo se trata de eso, te lo pasas bien con la gente mientras estás probando cosas diferentes estás llegando a saber dónde están los límites de tu cuerpo y querer romper esos límites y mejorar.

¿Lo importante es la comunidad?

Es lo mejor de este deporte, la comunidad, porque tú te vas de vacaciones a cualquier sitio, buscas un parque de barras en Google vas y conoces gente y tienes donde entrenar en cualquier sitio. Al final conoces uno de aquí, otra de aquí y luego la alegría de que al año siguiente vuelves a ir o empiezas a conocer a gente en las competiciones. Al final se hacen unos vínculos que puede que esa persona la veas dos veces al año, pero que sea tu máxima alegría cuando la veas, eso no tiene precio. Yo creo que prácticamente a cada persona que le preguntes todos están de acuerdo en que lo mejor es eso.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies