La vuelta a las aulas será el lunes 10 de forma presencial y con medidas adicionales

Aragón, de acuerdo con el resto de territorios, apuesta por la vuelta a clase el día 10, con medidas como la sustitución de las bajas de forma inmediata o el teletrabajo para las embarazadas. Por ahora, se aplazan los cambios en las cuarentenas.

Felipe Faci en la rueda de prensa sobre la vuelta a las aulas después de Navidad | Foto: DGA

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, ha confirmado esta martes, 4 de diciembre, tras la interterritorial celebrada con los Ministerios de Educación, Sanidad y Universidades, que el curso escolar se retomará el próximo lunes 10 de enero, como estaba previsto en el calendario escolar del presente curso 2021-2022.

La docencia se retomará de forma totalmente presencial y con medidas adicionales a las ya puestas en marcha desde inicio de curso “para continuar contribuyendo a hacer de los centros educativos lugares seguros y evitar los contagios dentro de sus instalaciones”, señala el Gobierno aragonés.

“Prioridad absoluta”

En la rueda de prensa posterior a la reunión interterritorial, Carolina Darias, ministra de Sanidad, ha recordado que la presencialidad en las aulas es “prioridad absoluta”, cosa que ha quedado patente en el encuentro realizado, ya que ha sido un punto de unanimidad entre todos los territorios. La apuesta de Darias es reforzar el cumplimiento de los protocolos en los centros educativos y residencias de estudiantes “que sabemos que funcionan”.

Por su parte, Pilar Alegría, ministra de Educación y Formación Profesional, ha señalado que el objetivo es “garantizar la salud de toda la población” pero “garantizando el derecho a la educación”. Ha hecho hincapié en un mensaje de “tranquilidad, seguridad y confianza”, ya que los colegios y centros escolares son “sitios seguros”.

A esta presencialidad se unen medidas adicionales para mejorar los mecanismos de control del virus. Entre estas iniciativas, se encuentran medidas organizativas como la sustitución de las bajas de forma inmediata, de modo que la docencia no quede interrumpida por un contagio o una cuarentena, o la recuperación para las embarazadas de la posibilidad de acogerse al teletrabajo.

Por otro lado, Educación también implementará nuevas medidas higiénico-sanitarias de forma temporal, y mientras continúe el alto nivel de contagios actual. Como ha manifestado el consejero en rueda de prensa, serán medidas puntuales ante la situación coyuntural que se vive en la actualidad. Entre ellas, el consejero ha anunciado que se reforzarán las monitoras y monitores de comedor para la etapa de Infantil, ya que se trata del alumnado que no puede vacunarse ni lleva mascarilla, para permitir un mayor control.

Por otro lado, y también de forma provisional, se suspenderá la utilización de los espacios asignados a las asociaciones de padres y madres y no se permitirá acceder personal ajeno al centro, más allá del que se precise para el desarrollo de actividades educativas.

Respecto al periodo de adscripción y tiempos escolares, toda la información a las familias interesadas se realizará de forma telemática, sin que pueda articularse visita alguna a los centros. Las tutorías y las reuniones de profesorado también se priorizarán de forma telemática. Felipe Faci también ha querido hacer un llamamiento a la responsabilidad y ha recordado que no se debe llevar a un alumno o alumna al centro educativo si presenta síntomas compatibles con COVID-19. Además, ha insistido en que en cualquier actividad que se desarrolle en el interior de un centro educativo hay que llevar mascarilla. Estas medidas se verán reflejadas en un documento que se enviará a los centros educativos el miércoles.

Apuesta por la vacunación

En cualquier caso, y a pesar de que la séptima ola y la irrupción de la variante ómicron hayan provocado un aumento de los casos de COVID-19 en el conjunto de la sociedad, el consejero Felipe Faci ha querido trasladar un mensaje de confianza y de agradecimiento a toda la comunidad educativa “por su esfuerzo y responsabilidad”.

Según también señalaba Carolina Darias, los casos de COVID son de un “impacto mínimo en las aulas y en la educación”. Según ha señalado Faci, el 67% de los centros en los que se ha producido un positivo no han tenido ninguno más entre los contactos estrechos de los casos. Ese porcentaje crece hasta el 83% para los casos en los que la incidencia ha sido de solo un positivo cada diez contactos estrechos, “lo que demuestra que el contagio se produce fuera de los colegios y la efectividad de las medidas implantadas”, afirman desde la DGA.

Además, ha informado de que en el 25% de los centros educativos aragoneses no se ha producido ningún caso de COVID-19 y ha recordado que, hasta las vacaciones navideñas, se han cerrado 335 aulas en Aragón, cuando el año pasado eran más del doble en esta misma fecha (716).

Por otro lado, Faci se ha mostrado confiado en que el paulatino proceso de vacunación ayudará a reducir los contagios en la población en edad escolar. 1 de cada 3 alumnos de entre 5 y 11 años ya tenía inoculada una dosis de la vacuna, mientras en el tramo de edad de entre 12 y 19 años aquellos con dos dosis superan el 87%.

El curso 2021-2022 se guía por la orden enviada a los centros en el pasado mes de junio, y que establece la presencialidad total en todos los niveles y enseñanzas, aunque manteniendo actuaciones de prevención. Entre ellas, la obligatoriedad del uso de las mascarillas a partir de los 6 años, tanto en el interior como en el exterior, que se han mantenido todos estos meses a pesar de la relajación de medidas en el conjunto de la sociedad en las semanas en las que el virus ha presentado un mejor comportamiento, o el establecimiento de grupos estables de convivencia (GEC) para los niveles de Infantil y Primaria.

Para ayudar en la gestión de los casos, continúa funcionando el Equipo COVID Educativo, que se ha puso en marcha el pasado año para servir de enlace entre los centros educativos y Sanidad y contestar las dudas que puedan surgir a los centros con motivo de las medidas para frenar la pandemia, y que se verá reforzado.

Vuelta a clase en la Universidad

Por otra parte, en la Universidad, se mantendrá también la presencialidad. Enero es periodo de exámenes por lo que la afluencia a las aulas es más baja por la falta de clases. Además, desde el Ministerio se ha insistido en que las aulas universitarias, aun para los exámenes, son seguras y tienen escasa incidencia en el contagio.

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, presente también en la interterritorial, ha urgido a que se elabore un protocolo para garantizar que los alumnos confinados no pierdan la convocatoria de exámenes. “Debe articularse una metodología ágil, rápida y segura para homogeneizar la garantía de los alumnos a tener los mismos derechos que si fueran personal trabajando con una baja, es decir asegurar que no pierdan la convocatoria a examen por estar confinados”, ha reclamado.

El ministro de Universidades, Joan Subirats, también ha afirmado, en esa línea, que se está trabajando en tomar medidas para que el estudiantado no pierda la convocatoria y se pueda buscar una segunda oportunidad. El Ministerio ha recogido el guante y ha asegurado que trabaja junto a la Conferencia de Rectores para asegurar que el estudiantado no vea marcado su currículum por un positivo en COVID.

Nuevas cuarentenas

Carolina Darias ha señalado que, por ahora, se seguirán los protocolos generales de cuarentenas y aislamientos. Sin embargo, desde el gobierno español se están “analizando las propuestas”, que próximamente harán públicas.

El Ministerio de Sanidad propuso este martes que los contactos estrechos en Educación Infantil y Primaria no tuvieran que guardar cuarentena, así como ampliar lo que se considera brote a tres o más casos en un centro.

En esta propuesta, solo realizarán cuarentena los contactos estrechos no vacunados convivientes de casos sospechosos. Además, hasta que el caso no sea confirmado por prueba diagnóstica, no se tomarán acciones en realización a esos casos. Estarían exentos de realizar cuarentena el profesorado o el personal del centro, que seguirán las indicaciones que se proponen para la población general.

En Aragón, el Tribunal de Justicia de Aragón (TSJA) ha suspendido de forma cautelar parte de este protocolo que rige los colegios e institutos del territorio. Según señalan, este instrumento “no es el adecuado” y carece de rango normativo suficiente para regular las cuarentenas por este virus. Afirman que es el personal sanitario quien debería determinar si se tiene que guardar o no cuarentena o aislamiento ante un brote en un aula, ya que si no “se excede con creces los límites de un protocolo general”.

La DGA ha anunciado que va a recurrir esta suspensión, para lo que tiene un plazo de cinco días.


📌 Especial COVID-19 en AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies