#Catalunya  #JuicioProcés  Mundo

La segunda jornada de protestas contra la sentencia deja más represión policial

Por primera vez desde que empezara el procés, los Mossos d’Esquadra reprimieron una manifestación de Òmnium y de la ANC, dos organizaciones que son estandarte de lucha no violenta
| 16 octubre, 2019 11.10
La segunda jornada de protestas contra la sentencia deja más represión policial
Mossos en Barcelona. Foto: La Directa

Los hechos se están acelerando en Catalunya. Después de la sentencia condenatoria a 99,5 años de las y los presos independentistas, vino la ocupación de infraestructuras de transporte claves del país y la dura represión policial que dejó en el aeropuerto de Barcelona 131 heridos, dos de ellos de gravedad.

El martes se produjeron cortes de carretera en todo el territorio y a las 19.00 horas estaba convocada una manifestación de Òmnium y la ANC en las cercanías de la Delegación del Gobierno, en el Passeig de Gràcia, una de las vías principales de la ciudad. La fuerte presencia de Mossos d’Esquadra quería evitar que las 40.000 personas que se reunieron consiguieran acercarse al edificio estatal.

A primera hora de la noche empezó la violencia policial que todavía hoy resulta incomprensible. ¿Qué elementos encontró la policía para reprimir la concentración multitudinaria cuando estaba siendo desconvocada de forma pacífica? Por primera vez en los años de andanza del procés, los cuerpos policiales han atacado una manifestación de Òmnium y ANC, lo cual crea un funesto precedente para dos organizaciones que son estandarte de lucha no violenta.

Las primeras cargas policiales dieron paso a un encarnizado enfrentamiento entre manifestantes y Mossos y Policía Nacional por las calles más céntricas de Barcelona. Se quemaron contenedores y otros elementos del mobiliario urbano en lo que fue un constante juego del ratón y el gato.

En otros puntos del territorio también hubo numerosos enfrentamientos. Girona, Sabadell o Tarragona fueron escenario de represión policial. A modo de ejemplo cabe destacar una imagen que corrió como la pólvora a través de redes sociales. Mientras una furgoneta de la BRIMO perseguía a manifestantes en Monestir de Poblet, gritaba por megafonía “veniu que som gent de pau” (venid que somos gente de paz).

También son icónicos otros vídeos de las furgonetas policiales haciendo amagos de atropellar a los manifestantes.

Es por todos estos motivos que son numerosas las voces que piden la dimisión del conseller d’Interior Miquel Buch. En una editorial en VilaWeb, su director, Vicent Partal, afirmaba que “la actuación de los Mossos d’Esquadra esta noche ha sido intolerable y nadie puede permitir que pasen las horas sin responder a la orgia de violencia desatada por el máximo responsable de los Mossos”. También han pedido su dimisión la CUP y las juventudes de ERC han retirado su apoyo a la conselleria d’Interior.

Ya de madrugada aparecían las primeras reacciones. En un comunicado, el Gobierno español justificaba la represión y afirmaba que los responsables de los enfrentamientos eran “una minoría que está queriendo imponer la violencia en las calles de las ciudades catalanas”. “Es evidente que no estamos ante un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinador por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Catalunya”, añadía. Estas afirmaciones parecen una fórmula torticera de allanar el camino para una ulterior represión tanto del movimiento independentista como de los partidos que lo defienden. Más si tenemos en cuenta que desde la Moncloa se afirmaba que se “garantizará la seguridad y convivencia en Catalunya”.

A este comunicado hay que añadir las declaraciones de Fernando Grande Marlaska este miércoles en una entrevista en TV3 en la que ha descartado activar la ley de seguridad ciudadana que transferiría al Ministerio del Interior la competencia de los Mossos. El mismo Marlaska ha revelado que ha sido la propia Generalitat –el consell Buch- quien pidió a la cartera de Interior ayuda para controlar la situación en Catalunya. Es decir, el gobierno independentista pidiendo refuerzos al gobierno unionista para reprimir a independentistas.

La noche terminó con 125 heridos y 51 detenidos en todo el territorio catalán.

16 octubre, 2019

Autor/Autora

Integrante del Consello d'AraInfo. @AlbertAlexan


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR