La Declaración de Arnaga avala el fin de ETA y aboga por la reconciliación, la paz y la resolución

Numerosas personalidades del ámbito de la mediación de conflictos se han dado cita en Kanbo para validar el proceso de disolución de ETA y para defender un futuro en Euskal Herria basado en la paz. Uxue Barkos y Iñigo Urkullu han realizado una declaración conjunta en la que celebran el fin de ETA pero en la que reprueban su “falta de autocrítica”, y han anunciado que trabajarán juntos por "consolidar la convivencia". Mariano Rajoy centra su discurso en las víctimas y afirma que “no habrá impunidad para ETA”.

Foto: @BakeBidea

La localidad de Kanbo, en Iparralde, ha sido el emplazamiento elegido para vivir un momento histórico: la disolución definitiva de ETA. Más de 300 periodistas y 89 personalidades políticas se han reunido en el complejo balneario de Arnaga para escenificar el inicio de una paz que se antoja como un proceso largo que debe concluir con la reconciliación de la sociedad vasca y de las víctimas.

De este modo se pone punto final a una disolución impulsada por la sociedad civil vasca, que empezaba en octubre de 2011 con la Conferencia de Paz de Aiete en la que ETA anunciaba el cese definitivo de la lucha armada.

A Kanbo han acudido numerosas personalidades internacionales relacionadas con la mediación de conflictos. Gerry Adams, líder histórico del movimiento republicano irlandés y expresidente del Sinn Féin; Cuauthémoc Cárdenas, excandidato a la presidencia del Estado de México; Anaiz Funosas de Bake Bidea; Agus Hernan de Foro Social; Brian Currin, abogado sudafricano y miembro del Grupo Internacional de Contacto (GIC); Raymond Kendall, exdirector de Europol y miembro del GIC; o Alberto Spektorowski, miembro del GIC, han compartido escenario con figuras políticas como Jean-René Etchegaray, presidente de la mancomunidad vasca; Jonathan Powell, exjefe del Gabinete de Tony Blair; o Vicent Bru, exalcalde de Kanbo.

Por otro lado también han asistido al encuentro la mayoría de fuerzas sindicales, entre ellas ELA, LAB y UGT, y representantes de la mayoría de las fuerzas políticas de Euskal Herria. EH Bai, PNV, EH Bildu y Podemos han acudido a la cita mientras que el PSOE, el PP y Ciudadanos han decidido no hacerlo.

Además de las ausencias esperadas, tampoco se han desplazado a Arnaga el lehendakari Iñigo Urkullu y la presidenta de Nafarroa Uxue Barkos que, pese a esto, han llevado a cabo una comparecencia conjunta este mismo viernes 4 de mayo a las 16.30 para valorar la disolución de ETA.

Discursos en favor de la paz en Kanbo

El evento bautizado como Encuentro Internacional para Avanzar en la Resolución del Conflicto ha sido impulsado por el Foro Social y Bake Bidea con el apoyo del Grupo Internacional de Contacto (GIC).

A las 12.00 horas las personas invitadas han llegado a la villa de Arnaga donde se ha realizado un acto en el interior del complejo que ha comenzado con un minuto de silencio dedicado a la memoria de todas las víctimas del conflicto.

Allí han intervenido algunas de las personalidades presentes como Jonathan Powell, considerado uno de los principales negociadores de Europa, que, tras recordar el reciente aniversario de los acuerdos de Viernes Santo en Irlanda, ha señalado que este viernes 4 de mayo se ha certificado el final de la última organización armada del continente.

Gerry Adams por su parte ha señalado que “no es fácil construir la paz. Hay que comprometerse a todos los niveles. Pido al Gobierno español en particular que de signos positivos en favor de los presos vascos” y "aprovechen la oportunidad" tras la última declaración de ETA. Adams ha apelado al diálogo y a "mirar al futuro" porque "el enfado no es una política y la venganza no es una solución".

Adams ha insistido en que "no es fácil construir la paz" y no va a ser posible lograrlo "en un solo día" sino que hace falta "abrir un camino". Asimismo, tras señalar que se necesitan "líderes", ahora "el País Vasco tiene abierta una nueva vía" y el reto actual es "poder mirar hacia el futuro". "El Sinn Féinn estará con vosotros y estaremos presentes para ayudaros en todas las etapas que habrá que pasar", ha agregado.

Más tarde el turno ha sido para el economista francés Michel Camdessus, ex director gerente del FMI, que se ha encargado de leer una declaración del premio Nobel de la Paz y exsecretario de la ONU, Kofi Annan. “El esfuerzo de cada uno de nosotros podrá instalar una verdadera paz”, ha leído Camdessus. No son las únicas declaraciones realizadas estos días por Annan. En su cuenta de Twitter, el mandatario escribía este jueves 3 de mayo lo siguiente: “Un conflicto raramente es resuelto solo con la fuerza de las armas. La disolución de ETA muestra que el diálogo político es la clave para construir la paz. Queda mucho que hacer hacia la reconciliación, este es un día histórico que debe ser celebrado en toda Europa”.

A continuación, ha hablado el ex Primer Ministro de Irlanda, Bertie Ahern, que ha felicitado a las y los presentes “por lo que habéis logrado desde 2011”. “También quiero felicitar a la organización ETA por su declaración”, ha añadido. “Espero que vuestros esfuerzos tengan seguimiento por parte del Gobierno español en particular”, ha concluido el político irlandés.

Brian Currin, por su parte, ha subrayado que es un día para la celebración, "pero esto no ha acabado hoy" porque hay que "buscar soluciones" a las y los presos y a los problemas "con las víctimas". "Es un día que debemos dedicar al pueblo. Este proceso y este momento son únicos. No conozco otro proceso de paz que se haya llevado a cabo desde el pueblo, a pesar de la negativa del Gobierno", ha añadido. Currin ha agradecido "sobre todo al pueblo vasco, a la ciudadanía" su actuación.

Currin ha recordado que "ciertos Gobiernos han podido asumir su parte, han intentado tomar en cuenta las distintas sensibilidades y ciertamente han ayudado en algo pero no están aquí hoy con nosotros", ha dicho. "Esto es triste. Es un problema, porque hay que integrar las distintas sensibilidades. Para que la participación sea la más amplia posible. Ayer tampoco estuvieron en Ginebra y es una pena", ha apuntado para asegurar que "la declaración" de disolución de ETA "está muy clara" y "la acción a favor de la independencia va a seguir adelante, pero de forma democrática". "La reconciliación será el reto más importante del futuro más cercano. El proceso de paz no culminará hasta que se solucionen todos los problemas. Por supuesto, ayudar a las víctimas será uno de los ejes principales", ha añadido.

Jean-René Etchegaray ha recordado que el conflicto necesita una solución democrática. "Hoy en Arnaga se abre una nueva etapa, siguiendo la misma línea de Aiete, por supuesto. Debemos seguir adelante mirando a las consecuencias del conflicto. Tenemos dos grandes retos: reconocer el sufrimiento de todas las víctimas y resolver la situación de los presos", ha añadido. Es más, ha dicho que, aunque ha habido "progresos significativos", el camino será "largo y complicado".

Por último, ha tomado la palabra Cuauhtémoc Cárdenas que ha asegurado que “los objetivos por los que ha venido luchando el pueblo vasco siguen vivos. Esto no cambia la lucha por los derechos y libertades” y así se verá "que quienes han estado participando en ETA estarán integrando o formando nuevas organizaciones o buscando otras formas para buscar estos objetivos" a través de "la participación política por vías institucionales". Tras mostrar su "reconocimiento" a quienes han tomado esa decisión se ha congratulado por la superación de un periodo de lucha armada y la "entrada en otro de una paz constructiva".

Declaración de Arnaga

Una vez terminados los discursos en el interior de la villa de Arnaga, las y los presentes se han trasladado a los jardines donde primero Irati Agorria Cuevas, de la localidad de Gernika, en euskera y luego Cuauhtémoc Cárdenas en castellano han leído una declaración a modo de resumen.

El texto empieza así: "Hace casi siete años vinimos a Donostia-San Sebastián y presentamos la Declaración de Aiete porque pensamos que había una verdadera oportunidad de superar el último enfrentamiento armado de Europa. ETA respondió a nuestro llamamiento publicando una declaración de cese definitivo de todas sus actividades armadas. Desde entonces ha mantenido su palabra y no ha habido más violencia. El año pasado fue más allá y llevó a cabo su desarme completo. Reconocemos estos pasos históricos y les damos una calurosa bienvenida".

Según la propia declaración de Arnaga las verdaderas protagonistas de este “momento histórico”, son “la sociedad vasca, las organizaciones cívicas, los partidos y las instituciones vascas (Norte y Sur)” que “han desempeñado un papel para avanzar hacia la paz”.

Con todo, el documento reconoce que “aún queda mucho por realizar por todas las partes. Confiamos que los esfuerzos hacia la reconciliación continúen con éxito y nos quedamos a la disposición de quienes necesiten una nueva contribución de nuestra parte”.

El texto, que se puede leer íntegro en Naiz, termina apelando a la esperanza cuando señala que “hoy es un buen día para el País Vasco, España, Francia y toda Europa. Un día para celebrar. Esperamos que más temprano que tarde, con el esfuerzo de todos, una solución global, justa y duradera se alcanzará en el País Vasco”.

Barkos y Urkullu celebran el fin de ETA, reprueban su “falta de autocrítica” y trabajarán juntos por "consolidar la convivencia"

Barkos y Urkullu durante la declaración conjunta de este viernes. Foto: Eusko Jaurlaritza
Barkos y Urkullu durante la declaración conjunta de este viernes. Foto: Eusko Jaurlaritza

El lehendakari Iñigo Urkullu y la presidenta del Gobierno de Nafarroa Uxue Barkos han sido las grandes ausencias en Kanbo la mañana de este viernes. No obstante, ambas han comparecido de forma conjunta a las 16.30 horas en el Palacio del Señorío de Bertiz para valorar la disolución de ETA donde han presentado un documento conjunto en el que apuntan que "se dan las condiciones para acordar los pasos que consoliden una nueva etapa en nuestra sociedad". En este sentido, han expresado que trabajarán juntos por "consolidar la convivencia".

"Hoy es un día importante para el futuro de nuestro País: ETA ha dejado de perturbarnos para siempre. Nuestro primer recuerdo es para todas las víctimas. Trabajaremos juntos por una convivencia asentada en el compromiso ético, la dignidad humana y los derechos de todas las personas", ha declarado Urkullu expresando su "alegría, memoria, esperanza, ilusión y compromiso" porque "ETA ha dejado de existir, ya no estará presente en nuestras vidas como una amenaza” y "no utilizará ilegítimamente la violencia en nombre del pueblo vasco". Además de esto el lehendakari ha lamentado que "ETA no ha sido capaz de expresar una palabra de rectificación dirigida a todas las víctimas".

Por su parte, Barkos ha señalado que la disolución de ETA "marca la dirección de un nuevo tiempo" en el que "convertir la tragedia del pasado en la esperanza del futuro". Así mismo la presidenta de Nafarroa ha añadido que "la acción terrorista de ETA ha causado un dolor y una pérdida irreparable a miles y miles de personas, víctimas de una violencia injusta e injustificable" y ha lamentado que la organización no haya hecho "una mirada ética y crítica" de su historia.

Rajoy centra su discurso en las víctimas y afirma que “no habrá impunidad para ETA”

Rajoy durante su comparecencia. Foto: La Moncloa
Rajoy durante su comparecencia. Foto: La Moncloa

Pese a que desde la prensa y los ámbitos de la mediación de conflictos internacionales se ha destacado el importante paso que ha dado la sociedad vasca y ETA, desde el Gobierno español no se ha querido celebrar la disolución de la organización y se ha interpretado el gesto como un acto "vacío, mentiroso e intrascendente".

Mariano Rajoy, en una comparecencia pública este viernes desde La Moncloa, ha remarcado que “no hubo ni habrá impunidad para ETA”. Del mismo modo, el presidente español ha subrayado que “se seguirán investigando, sus delitos se seguirán juzgando y las condenas se seguirán cumpliendo”.

Igualmente, contundente ha sido Rajoy cuando se ha referido a las y los presos vascos. El líder del Partido Popular y presidente del Gobierno español ha dejado claro que las personas en las cárceles "no lograrán beneficios penitenciarios, ni serán acercados a Euskadi", pese a la disolución de ETA.

El Gobierno español mantiene su postura que ha hecho que expertos en mediación de conflictos como la catalana Sonia Andolz consideren el proceso de paz que está viviendo Euskal Herria como un “proyecto unilateral”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies