La “comadrona” Celia Sánchez y Mariano “el jotero” se incorporan a la comparsa de Gigantes y Cabezudos de Calamocha

El Ayuntamiento de Calamocha, en colaboración con la Asociación Comparsa de Gigantes y Cabezudos de la capital del Jiloca, ha invertido en 2022 un total de 9.500 euros.

Gigantes y Cabezudos de Calamocha

Las vecinas y vecinos de Calamocha, capital de la Comarca del Jiloca, han dado la bienvenida a dos nuevos gigantes a la comparsa del municipio. La “comadrona” Celia Sánchez y Mariano “El jotero” han sido presentados en sociedad en las inmediaciones del Recinto Ferial.

Ambas se suman al grupo local integrado por los gigantes Santos “El Aguacil" y Ángela “La Hornera”, que fueron creados en el año 2017, así como a los cabezudos, cuyas filas se ampliaron en 2021 con la llegada de Ibrahim “El Moro”, Alfonso I el Batallador y el Peñista de la Unión.

En el acto presentado por Silvia Lario y Eduardo Escudero, ha estado presente el alcalde de Calamocha, Manuel Rando. El Ayuntamiento colabora con la Asociación Comparsa de Gigantes y Cabezudos del municipio para apoyarle en sus actividades y el mantenimiento de las obras. Este año, ha invertido un total de 9.500 euros para la adquisición de los dos gigantes nuevos y la restauración de tres cabezudos. Para la compra de los dos gigantes del año 2017 se destinaron 8.000 euros y para los dos cabezudos en 2021 en torno a 3.000.

Personajes calamochinos

El jotero y la comadrona son dos personajes “que vivieron vecinos y contemporáneos en los años cincuenta, en unos tiempos cuando aún no disponíamos de agua corriente, la luz eléctrica tampoco había llegado a todas las casas y nuestras calles, peleadas con el asfalto y el cemento, eran todo un poema en los días de lluvia, dando lugar al conocido sobrenombre de ‘Calamocha de los barros’”, detallan desde la Asociación Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Calamocha.

La comadrona, natural de El Poyo del Cid, fue la primera matrona de la villa. “Sustituyó en tan comprometidas tareas a don Antonio Caja, a la sazón médico de cabecera. Doña Celia, como se la llamaba, vino a dar una paso cualitativo en estos menesteres y en unos tiempos con una medicina en precario y carente de los adelantos que ahora disponemos. Generaciones de calamochinos vinieron a este mundo ayudados de su mano, y hasta alguno de ellos ha seguido los pasos de esta preciosa profesión, consistente nada menos que la de traer gente a la vida”.

El albalatino Mariano Aparicio, maestro constructor, recaló en Calamocha para la construcción de la renombrada y desaparecida Tienda Nueva, pero del que se siguen conservando el edificio de Confecciones Moriano en plena calle Real.

“Fue en aquella Calamocha sin subvenciones, sin megafonía y en definitiva sin medios donde este personaje brilló con luz propia, creando el mejor cuadro de jota de todos los tiempos, a quien el destino deparó el honor de ser el primer grupo folclórico aragonés en pisar los primitivos estudios de Televisión Española en el Paseo de la Habana, ser estrella en la inauguración del cine teatro Xucar un cuatro de octubre de 1953 en la ciudad de Cuenca, además de cosechar sonoros éxitos en Teruel capital y en todos los lugares que solicitaban sus actuaciones. A don Mariano se le atribuye la autoría del Bolero de Calamocha, que llegó a ser grabado en los arcaicos discos de pizarra, y llevado como bandera por todos los escenarios, magistralmente interpretado por su grupo Sentir de Aragón”, concluyen desde la comparsa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies