Movimientos

La COF manifiesta la «necesidad de un abordaje integral y poliédrico» para «acabar con la trata»

"En una época dónde la esclavitud parecía una práctica erradicada, la trata de personas ha emergido como una realidad preocupante", denuncia la Coordinadora de Organizaciones Feministas (COF) de Zaragoza en un comunicado con motivo del Día Internacional contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, niñas y niños, que se celebra este 23 de septiembre
| 23 septiembre, 2019 07.09
La COF manifiesta la «necesidad de un abordaje integral y poliédrico» para «acabar con la trata»

«En una época dónde la esclavitud parecía una práctica erradicada, la trata de personas ha emergido como una realidad preocupante. Las condiciones inhumanas, los abusos, la violencia que sufren millones de víctimas en el mundo han hecho que se enciendan todas las alarmas al constatar el surgimiento de nuevas formas de servidumbre y esclavitud. La trata de personas, además de ser un crimen internacional, es ante todo una violación de los derechos humanos».

Así se expresa la Coordinadora de Organizaciones Feministas (COF) de Zaragoza en un comunicado con motivo del Día Internacional contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, niñas y niños, que se celebra este 23 de septiembre.

«La trata con fines de explotación sexual es, además, una forma de violencia de género. La Directiva Europea 36/2011 reconoce que la trata tiene características distintas en función del sexo. Las mujeres, hombres, niños y niñas, víctimas de trata requieren una asistencia y un apoyo específico, de defensa de los derechos humanos y que tenga en cuenta la perspectiva de género», advierten.

Para la COF, la trata con fines de explotación sexual «sirve de sustento a la industria del porno, al turismo sexual, los espectáculos de naturaleza erótico-sexual y a la prostitución. Ésta última es la más conocida y visible». En este sentido, afirman que «la explotación sexual es una institución básica de las sociedades patriarcales. A pesar de los avances en igualdad, la expansión de la industria del sexo produce en el  imaginario colectivo la idea de que el acceso de los hombres a los cuerpos de las mujeres es un derecho, de forma que las relaciones desiguales se legitiman».

«La trata representa la forma extrema de sumisión del cuerpo de las mujeres al poder y dominio de los hombres y se configura como una verdadera esclavitud», denuncian en el comunicado.

«Cuando hablamos de trata de mujeres y niñas lo que nos viene a la cabeza son personas secuestradas, engañadas y obligadas mediante torturas a prostituirse. Pero también son víctimas de trata todas esas mujeres que deciden dedicarse a la prostitución para conseguir salir de la miseria y entran en un círculo de deudas crecientes, imposibles de pagar, pasando a ser explotadas en los macroprostíbulos que pueblan nuestro Estado. Podría decirse que ellas han decidido libremente su destino, pero no es así, su situación económica, social y las presiones a las que se hayan sometidas las encadena a una explotación de la que les es muy difícil salir», afirman desde la COF.

Según la COF, otro aspecto a destacar es «la importancia económica creciente de la explotación sexual de las mujeres para todos los países. Tanto para los países de origen como para los de destino». La trata con fines de explotación sexual «supone la tercera fuente ilegal de ingresos en el mundo. Con ausencia de datos oficiales, el Estado Español estima que de una manera u otra, ente el 90 y el 95% de las mujeres en situación de prostitución son víctimas de trata con fines de explotación sexual. Se estima que en España hay unas 12.000 víctimas y que el negocio mueve 3,6 millones de euros diarios, siendo España uno de los países de la UE con más víctimas».

Por otra parte, apuntan que el 39% de los hombres españoles reconoció en 2010 haber acudido a espacios prostitucionales. «Y es que si la trata de personas con fines de explotación sexual existe es porque hay una demanda de mujeres explotadas, porque además de los ingentes beneficios económicos que reporta a los estados, para entender su auge, hay también que tener en cuenta las condiciones culturales y sociales que presentan a la trata y a la explotación sexual como algo natural. Se requiere de un sustrato que las normalice e integre. De ese sustrato forman parte los estereotipos de género que llevan a considerar que los hombres tienen derecho a satisfacer sus deseos sexuales apropiándose de los cuerpos de las mujeres como si de un mero objeto de consumo se tratara».

Para la COF, otros factores son de carácter estructural, «como es la economía descentralizada, la liberalización y privatización de los mercados, la etnosexualización de las mujeres y las políticas migratorias cada vez más duras, que imposibilitan el acceso a trabajos dignos y acaban nutriendo las redes de la explotación sexual».

Así, sostienen que «el abordaje de la explotación sexual de mujeres, debe realizarse de forma integral y poliédrica, desde el lado de la oferta y la demanda y trabajar la conciencia crítica de la población desde un enfoque de género y derechos humanos».

«Tengamos en cuenta que de ese 39% de  hombres españoles que habían recurrido alguna vez en su vida a la prostitución, un 44% reconoció que no cursaría una denuncia aunque fuera conocedor de una situación de explotación sexual. Pretender que la demanda de sexo de pago es algo natural e inevitable es asumir que la satisfacción de los deseos sexuales de los hombres está por encima de los derechos humanos de la personas víctimas de trata y explotación sexual», manifiestan.

Con motivo del 23 de septiembre, Día internacional contra la explotación sexual y la trata de personas, desde la Coordinadora piden «una Ley Integral de protección y asistencia las víctimas; formación en trata con fines de explotación sexual para la detección y derivación de víctimas; la formación en perspectiva de género, derechos humanos y trans-culturalidad para las y los profesionales que puedan entrar en contacto con víctimas (servicios sociales, servicios sanitarios, judicatura, Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado…).

Asimismo, exigen «medidas eficaces y eficientes de protección a las familias de las víctimas en países de origen; que las organizaciones sociales especializadas en intervención con víctimas de trata pueda identificar también las situaciones que detecten y no solo las instituciones policiales; y que el Ayuntamiento de Zaragoza realice la adhesión a la Red de Municipios Libres de Trata».

Entidades integrantes de la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza: Asociación AMASOL, Asociación de Mujeres Amparo Poch, Asociación Desideria Giménez, Chunta Aragonesista (CHA), Ateneo Republicano de Zaragoza, Comisión de la Mujer-FABZ, Departamento de Igualdad de OSTA, Departamento de la Mujer Trabajadora UGT Aragón, Podemos Aragón, Hombres por la Igualdad, ISTA, Izquierda Unida de Aragón (IU), Médicos del Mundo, MHUEL, Movimiento Contra la Intolerancia, OXFAM, INTERMÓN, Secretaría de Igualdad de PSOE, Secretaría de la Mujer de CCOO-Aragón, Secretaría de la Mujer de CGT-Aragón, Secretaría de la Mujer del PCE en Aragón, UJCE Aragón, WILPF.

23 septiembre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR