Entrevistas  Movimientos

Linda Porn: “La Ley de Extranjería es la responsable de la trata y de la explotación de las trabajadoras sexuales migrantes”

La activista y artista Linda Porn y Anna de la asociación proderechos Genera se acercaron a Zaragoza para debatir sobre la lucha de las trabajadoras sexuales y de paso charlaron con AraInfo sobre las políticas institucionales, la leyes racistas y los conflictos entre las diferentes posturas en torno a la prostitución y la trata
| 17 abril, 2019 09.04
Linda Porn: “La Ley de Extranjería es la responsable de la trata y de la explotación de las trabajadoras sexuales migrantes”
Foto: Pablo Ibáñez.

En su visita a Zaragoza de la mano de #NuncaSinNosotras pudimos hablar con Anna de la Asociación Genera que lucha por los derechos de las trabajadoras sexuales y con Linda Porn, una activista, artista y trabajadora sexual migrante que desde que vio por primera vez la estatua de Colón vigilando las calles de Barcelona se dedicó en cuerpo y carne a la lucha antirracista.

¿Cuáles serían las medidas políticas perfectas para trabajar y acabar con el problema de la trata?

Anna: Así como política ideal es como ambicioso. Podemos situar algunos elementos que nosotras hemos analizado en la campaña. Una pasa por que cualquier política sobre la trata tiene que ir sobre la trata y no sobre la prostitución, por tanto, no utilizar la trata como vía para la criminalización de la prostitución. Entendemos que una política contra la trata es la despenalización de la prostitución en todos sus ámbitos.

Por otro lado, respecto al abordaje de la trata, una de las cosas que no se comprende es que con todo el alarmismo y con todo el uso que se está haciendo alrededor de la trata, con estas cifras del 90% de mujeres en trata, los recursos destinados a la trata sean bastante inferiores a aquellos que las entidades sociales están reclamando para el abordaje de la trata. Y dos la cuestión de que todo lo que sea el abordaje de la trata esté siempre situado en la persecución de la garantía de derechos.

Por lo tanto, es necesario empezar a hacer un abordaje de la trata desde una perspectiva feminista, entendiéndolo como una violencia machista y por lo tanto con toda la complejidad que implica la desvinculación, empezar a implementar medidas como aquellas aprobadas en las directivas europeas que no se están implementando en el Estado español como la protección y como las medidas de compensación hacia las víctimas de trata.

Y después otra cosa que diríamos nosotras y esto forma parte del abordaje penal pero creemos que es interesante, el hecho de que hay que empezar a trabajar en los procesos penales y judiciales de forma que el testigo de la víctima sea la única prueba válida para la consecución de las sentencia condenatorias porque entendemos que esto es una responsabilidad en la víctima, que cuando además no se le garantiza unos derechos, muy difícil de asumir y que hace que se genere un marco de impunidad para la trata.

¿La ley de Extranjería es una pieza clave para acabar con la trata?

Linda Porn: Desde un plano totalmente activista, de calle, de la propia experiencia como migrante, nosotros lo que nos encontramos es con la Ley de Extranjería. No es que cuando la Ley de Extranjería se destruya todo esto va a desaparecer pero sí estamos muy conscientes y esa es la diana que tenemos de que la Ley de Extranjería es precisamente la responsable de todo lo que es la violación de los derechos humanos, de lo que es la trata y de lo que es la explotación de las trabajadoras sexuales migrantes y de todos los trabajadores migrantes en general.

Con las instituciones y las leyes que tenemos, ¿qué podemos hacer?

A: Al final la Ley de Extranjería es una pieza clave del entramado del Estado, del marco institucional, con lo cual, desde la política institucional querer acabar con esto sería un objetivo de máximos que yo firmo pero sí que es verdad que todas las otras medidas ya sea la despenalización del trabajo sexual y, por lo tanto, también la penalización que recae sobre las víctimas y todo lo que es girar el enfoque a todo lo que es de procesos penales que sean más garantistas con los derechos de las víctimas, finalmente sí que es un marco de aplicar las directivas europeas con lo cual y creemos que tampoco estamos pidiendo la revolución, creemos que son medidas perfectamente asumibles.

Foto: Pablo Ibáñez.

¿Cómo ha favorecido que el Ayuntamiento de Barcelona se haya posicionado en favor de los derechos de las trabajadoras?

LP: Es verdad que ahora mismo con el gobierno y todas las personas que están ahí que tienen una visión transfeminista por supuesto, no sé como lo perciben las compañeras de la calle pero, al menos, las compañeras que trabajamos independientes sí es menos hostil, al menos, nosotras tenemos un medio menos hostil, algo más esperanzador o utópico porque tampoco es que las instituciones puedan hacer mucho.

Lo único que pueden hacer es posicionarse al lado de las mujeres pero sí te alientan, los colectivos de trabajadoras y las asociaciones de trabajadoras pro derechos no estamos tan hostigadas, tan criminalizadas ni victimizadas y claro vemos que las autoridades y la institución ha hecho como un clic. Ni se posiciona a favor o en contra pero sí se posiciona a favor de que tengamos derechos y de que no seamos violentadas o explotadas ni criminalizadas o atacadas públicamente como todos los movimientos de nuestras detractoras han hecho.

Yo entiendo que la política es muy compleja y que una ley no se puede hacer así como así pero sí que el ambiente está más relajado y menos hostil.

¿Esto ayuda a que podáis organizaros entre vosotras?

LP: Todo esto ha sido el fruto de años y años de lucha de un montón de compañeras.

A: Con lo de los años que decías, es verdad que ahora hay un movimiento, se ha marcado mucho el tema del sindicato pero anteriormente con todo el conflicto que generó la ordenanza de civismo se creo un movimiento que es superfuerte dentro de El Raval. Lo que pasa es que no está tan organizado en sindicatos sino que es un movimiento más autónomo.

LP: Más underground. Eso no le quita ninguna nota. Las compas de El Raval llevan años con la organización y con un montón de fuerza. También son compañeras que han sido referentes de base que han servido para otras las independientes, para las migras, para todas. El Ayuntamiento o la misma alcaldesa están a favor de los derechos de las trabajadoras sexuales porque hay un movimiento que viene de hace muchos años y de mucha raíz.

Linda tu trabajo artístico, por ejemplo, la visita antirracista al Monumento de Colón, ha sido muy controvertido.

LP: Yo soy mexicana y cuando llegas aquí y de repente ves una estatua de Colón de esa magnitud y de repente ves la condescendencia con la que te hablan las personas, de tener que ir a sacar una tarjeta de residencia y de repente darte cuenta cuando llegas a Europa de que no es lo que tú pensabas y que aquí está todo muy chungo y que encima eres una panchita. De repente te das cuenta del concepto panchita, y claro ahí es donde desde hace unos años para acá estoy elaborando unas piezas artísticas y un discurso antirracista y anticolonial en el que denuncio todas estas prácticas coloniales que uno de los ejes de esas prácticas coloniales es la Ley de Extranjería.

Buscando todos estos microracismos, elaborando piezas públicas que son las que me parecen más efectivas, más que la pieza de vídeo que la puedes poner en un museo o en una casa de cultura. La performance en vivo es la que tiene más impacto y la que tiene más cachondeo y que es más lúdica. Tú puedes hablar con todo el mundo y estamos en plan más festivo, haciendo un análisis político crítico, sobre lo que es el eurocentrismo.

Transfeminismo, diferencias entre trata y prostitución, el concepto de salvadora, ¿qué pensáis del conflicto surgido dentro del movimiento feminista?

A: Hay un tema con la visceralidad en relación a este debate que nosotras aún no le hemos sabido encontrar explicación a esto. No sé si es que está ligado a la sexualidad pero está claro que es un debate muy visceral. Cuando situamos que hay mucho debate dentro del feminismo y cuando hablamos específicamente del 8 de marzo de este año creo que también tenemos que ver o diferenciar entre tipos de feminismo y tipos de abolicionismo diferentes.

Hay un abolicionismo en el que igual con el movimiento pro derechos podemos tener incluso puntos en común. A nosotras nos diréis que en una sociedad futura no tendría que existir la prostitución porque es una institución patriarcal capitalista, yo aquí puedo estar de acuerdo, igual que el matrimonio lo es. Y podemos estar de acuerdo en si en un futuro tiene que existir o no pero hay un cierto acuerdo en que la necesidad inmediata es garantizar los derechos de las mujeres que ejercen la prostitución, tanto las que lo ejercen de manera voluntaria como las que lo ejercen de forma forzada. Y luego hay un abolicionismo que se llama abolicionista pero que para mí no es abolicionista sino que es prohibicionista que es un feminismo en el que recaen todas las estructuras de poder.

Cuando vemos quienes son, los grupos políticos que van a boicotear las asambleas del 8 de marzo son claramente figuras muy relacionadas con la ideología del Estado y que por lo tanto también recae todo el poder institucional en sus manos. Aquí hay que relativizar el peso de este feminismo, y no es que sea tan grande sino que tiene un poder superior a un movimiento feminista autónomo, eso en primer lugar, y segundo que evidentemente tiene este poder comunicativo. Entonces, ¿cómo hay que hacer frente a esto? Pues mantener nuestra forma de debate que ha sido siempre desde el respeto, denunciar cuando se producen faltas de respeto y a partir de aquí hacer una tarea de difusión de las personas, a través de alianzas o a través de las redes sociales.

LP: Al ser un movimiento feminista tan grande de repente vemos un pinkwashing en el que todas tenemos que estar de acuerdo, en este caso somos chicas y tenemos que ir de la manita y el arcoiris y me parece algo reduccionista. Como en todos los movimientos siempre va a haber enfrentamientos, unos serán comunistas otros anarquistas, otros serán maricas y todos los movimientos tienen que concienciar.

De las cosas que yo he reflexionado y de manera personal, estas personas tienen lo que podríamos decir ahora un feminismo hegemónico, están muy posicionadas en las instituciones que tienen un discurso que obedece al plano institucional. Yo lo comparo con la lucha del obrero y del patrón, no sé si hay una reconciliación. Yo creo que lo único que tiene que haber es un sindicato, una organización por parte de los trabajadores que puedan defender sus intereses frente al patrón.

Yo veo este movimiento abolicionista que se está sintiendo atacado por una cierta clase social que somos nosotras, que es una clase social que no es privilegiada y de repente esta clase privilegiada se está viendo atacada como cuando al patrón se le pide trabajar cuarenta horas, con bajas, con bajas de maternidad… Claro, te vas a dejar las uñas porque su capital está en riesgo. Yo no lo veo tanto como algo de sexualidad, yo lo veo un componente de clase total, no lo veo ni machismo ni feminismo, lo veo como un componente de clase total en el que el diálogo va a ser el sindicato y la autoorganización de las trabajadoras frente a todas estas personas.

Aunque ellas no sean las que lleven los burdeles, sí que tienen algo que ver con lo estatal, entonces el diálogo va a ser ese. Hay que empezar a pactar, y claro se están tambaleando un poco sus privilegios.

¿La lucha desde el sacrificio o la lucha desde el placer?

A: Yo creo que hay una parte en esto que tiene que ver con las formas en las cuales nos relacionamos dentro del movimiento feminista y que tiene que ver con que cuando nosotras nos hemos encontrado con posiciones superconfrontativas dentro del propio movimiento, posiciones de falta de respeto, de violencia hacia nosotras, que prácticamente nosotras decidimos que no íbamos a debates con abolicionistas porque estábamos hartas de determinadas faltas de respeto porque no queríamos combatir en este ámbito.

Dos cosas básicas que tiene que tener toda posición feminista es defensa de los derechos de las mujeres y respeto a la agencia de las mujeres. Si lo hablamos desde aquí sí, a veces con el tema del placer en la lucha lo que hacemos es acabar olvidando que hay un conflicto de fondo y que es un conflicto de raíz por los derechos laborales de las mujeres, de las mujeres contra un Estado que no garantiza derechos contra una patronal que también vulnera los derechos laborales y, por lo tanto, incluso con un lobby muy obsesionado, en general, con esta confusión entre trata y prostitución como herramienta para vulnerar los derechos de las mujeres. No olvidar nunca que hay un conflicto de fondo, luego podemos ser imaginativas con las formas de lucha pero siempre sin olvidar que hay un conflicto.

LP: Yo estoy totalmente de acuerdo contigo por eso te decía, la reconciliación va a ser cuando nos enfrentemos las obreras con el patrón y se establezcan unos pactos. Mi trabajo intenta ser lo más lúdico posible, muy pornográfico, estar siempre visible la carne, el placer, el placer sexual, siempre la fiesta y lo lúdico porque también es una característica del movimiento de las trabajadoras sexuales.

Respecto a lo lúdico, desde mi posición como Linda y como los trabajos que hago artísticamente yo pienso que debe haber un placer totalmente, tiene que haber una exploración de la sexualidad, se tiene que caer ese tabú sexual judeocristiano europeo blanco en el que siempre las mujeres tienen que ser la Eva, en el que todo el tiempo está negando su sexualidad, en el que todo el tiempo está cuestionada. A mí me parece que puede ser, no decisivo, pero sí puede ser accesorio para la lucha feminista.

A mí me recuerda a Itziar Ziga y su crítica a la culpa judeocristiana.

LP: Sí, nunca olvidar el conflicto que tenemos y estar siempre atentas a lo que está pasando en nuestros espacios lúdicos, artísticos de fiesta y de organización del movimiento yo también creo que supernecesario que haya ese elemento lúdico-sexual.

Anna y Linda Porn. Foto: Pablo Ibáñez.

17 abril, 2019

Autor/Autora

Redactora y realizadora. Integrante del Consello d’AraInfo. @Rocio_Duran_


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR