ERC y Junts cierran un acuerdo para desencallar la investidura y formar un Govern de coalición

A falta de nueve días para agotar el plazo, ERC y JxCat han cerrado un acuerdo, tras la mediación de la CUP y el toque de atención de ANC y Òmnium, para desencallar la investidura de Pere Aragonès, formar un gobierno de coalición y evitar así la repetición de las elecciones en Catalunya. El pleno de investidura tendrá lugar el jueves y el viernes.

Pere Aragonès, próximo president de Catalunya, y Jordi Sànchez, durante su rueda de prensa conjunta para anunciar el acuerdo. Foto: Marc Puig (ERC)

Según ha informado ERC, los dos partidos han intensificado los contactos este fin de semana y han llegado a un acuerdo, ya ratificado por las bases de ambas formaciones, tras dos nuevas reuniones entre el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, y el coordinador nacional de Esquerra y candidato a la investidura, Pere Aragonès.

El acuerdo llega a falta de nueve días para agotar el plazo de la investidura y tras el intento de mediación de la CUP para que ambas formaciones acercaran posiciones y la presión ejercida por ANC y Òmnium, que exigían a las dos principales formaciones independentistas que asumieran su responsabilidad, formaran gobierno y no defraudaran a sus votantes.

"Tenemos entendimiento. Tenemos acuerdo para poner en marcha la nueva Generalitat republicana", que "trabajará por la reconstrucción económica, la amnistía y la autodeterminación". Así lo ha anunciado Pere Aragonès, junto a Jordi Sànchez, en rueda de prensa conjunta este lunes en los jardines del Palau Robert de Barcelona.

"Los dos partidos culminan así el trabajo iniciado por Esquerra con el pacto de investidura previo con la CUP", el cual "se respeta y se refuerza", tres meses desde las elecciones catalanas del 14 de febrero, señala ERC en un comunicado. El pleno para la investidura de Aragonès como nuevo president de la Generalitat tendrá lugar el jueves (16.00 horas) y el viernes (9.00).

ERC y Junts han pedido disculpas "por haber alargado tanto el cierre del acuerdo y se comprometen a construir un gobierno que busque reconstruir la confianza con la ciudadanía de Catalunya, la máxima confianza entre socios y con la colaboración y trabajo conjunto con la CUP".

"El objetivo no es otro que servir al país y a su gente de la mejor manera posible, gobernar para todo el mundo y a la vez poder avanzar hacia el objetivo común de la independencia en forma de República catalana", añade el texto.

En cuanto a las dificultades para consensuar el papel del Consell per la República, Aragonès ha explicado que "nos dotaremos de órganos de decisión colegiada donde todos nos sentimos cómodos, respetando el peso y las funciones indelegables e insustituibles de las instituciones catalanas y, por lo tanto, de la presidencia de la Generalitat y el govern".

En relación a la estrategia con Madrid, el futuro president ha asegurado que "nos conjuramos para hacer una apuesta decidida por el diálogo y la negociación política para resolver el conflicto político a través de la amnistía y la autodeterminación y, a la vez, defendemos la necesidad de una confrontación cívica y pacífica para forzar el Estado español a aceptar esta realidad, hasta ahora negada".

El acuerdo de los dos partidos soberanistas también contempla un "ejecutivo 100% paritario", y con siete consellerías para Esquerra -Presidencia, Interior, Educación, Empresa y Trabajo, Acción Climática y Agricultura, Cultura, y Feminismos e Igualdad- y siete para Junts -Vicepresidencia y Economía, Salud, Acción Exterior, Asuntos Sociales, Justicia, Políticas Digitales y Universidad-.

Tras conocer los detalles del acuerdo entre ERC y Junts, desde la CUP han subrayado que sus votos son "a cambio de que se respete el acuerdo que genere cambios a favor de la mayoría social y suponga un nuevo embate contra el Estado". "Si ERC no hace valer el acuerdo, no habrá gobernabilidad", han advertido para aclarar que en las próximas semana habrá varias citas en las que "se podrá ver la verdadera naturaleza de este Govern".

Paluzie: "Tenéis una última oportunidad para no desaprovechar la mayoría reforzada salida del 14F"

La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, ha valorado el acuerdo entre Junts y ERC como "una condición necesaria, pero no suficiente". En declaraciones a los medios, Paluzie ha recordado que este domingo desde la ANC se advirtió a ERC y JxCat de que si se repiten las elecciones en Catalunya o si el nuevo Govern no tiene un plan para avanzar hacia la independencia "nunca más" estarán al "lado" de estos partidos.

La ANC celebró una concentración en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, frente al Palau de la Generalitat, para exigir a ERC y JxCat que cerraran un pacto para formar un Govern independentista antes de que expire el plazo límite del 26 de mayo y de que se convoquen automáticamente nuevas elecciones. "Tenéis una última oportunidad para no desaprovechar la mayoría reforzada salida del 14F", una "última oportunidad" para formar un Govern que gestione las "escasas competencias" de la Generalitat mientras "trabaja por la independencia", subrayó Paluzie.

Paluzie afeó a ERC y a JxCat que, pese a tenerlo "todo para ganar" tras los resultados electorales, los independentistas estén ahora "más divididos y decepcionados que nunca" por las desavenencias entre estas dos formaciones. Unos partidos, añadió la presidenta de la ANC, que "son capaces de malgastar lo que tenemos", una mayoría independentista en votos y escaños, debido a "luchas electorales" o por querer gestionar las "hambrunas del poder autonómico".

"La ANC ha tenido una paciencia infinita, ha ido a todas las reuniones, a perder el tiempo, a oír hablar de referéndums pactados y de amnistías que nunca llegarán", avisó la presidenta de la ANC en su discurso ante centenares de personas que llenaron la plaza Sant Jaume. "Necesitamos un rumbo claro con pasos decididos y concretos para avanzar hacia la independencia de Catalunya y hacer la independencia", zanjó.

En las elecciones del pasado 14 de febrero, el bloque independentista -ERC, Junts y la CUP- consiguieron los mejores resultados de la historia reciente con un total 74 representantes, de 135, frente a los 70 conseguidos en 2017.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies