"En ‘Generación Anti Todo’ se mezcla la ficción y el documental de la misma manera en que aflora la realidad y el mito de Eskorbuto"

El 14 de noviembre de 2018 se estrenaba el documental 'Generación Anti Todo' en el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbo, desde entonces ha ido recorriendo salas y locales de Euskal Herria, Barcelona y Madrid. Siempre fuera del circuito comercial, ahora llega a Zaragoza, donde se estrenará en una sesión única, este jueves en el Centro de Historias dentro de las II Jornadas Libertarias de CGT. En este entrevista, hablamos con Saregabe, la productora del largometraje.

Extracto del cartel de 'Generación Anti Todo'.

En 2017, se cumplían 25 años de la muerte de Iosu Expósito y Jualma Suárez, los integrantes de Eskorbuto, la mítica banda de punk santurtziarra. Con la mirada puesta tanto en el entonces como en el ahora, parte el largometraje ‘Generación Anti Todo’, un recorrido a lo largo de las casi tres décadas que nos separan de los gritos honestos y directos de una generación sin futuro. Una vez que ha llegado ese porvenir en que nadie parecía creer... ¿Dónde están ahora los protagonistas de esa juventud, y cuál es el legado que han dejado?

Sin imágenes de archivo y prescindiendo de voces en off que detallen el contexto histórico de las últimas décadas del siglo XX, 'Generación Anti Todo' se aleja del habitual formato documental para explorar nuevas preguntas desde nuevos enfoques: así como idealizamos la memoria de los muertos, ¿Se ha mitificado Eskorbuto? ¿Se ha convertido en un producto capitalista? ¿Qué pasa con el fenómeno en Latinoamérica? ¿Ha muerto el punk o ha evolucionado a otra forma de entenderlo? ¿Qué diferencia a los jóvenes de los 80 de los de hoy, y hasta qué punto tiene que ver la información/desinformación que manejan con respecto al mundo?

Desde personas influyentes hasta gente anónima, pasando por grupos locales que relatan la influencia del grupo en su forma de hacer música; una gran textura de opiniones se plasma, en pantalla, con los grandes fantasmas industriales de fondo. Y, al mismo tiempo que el grupo argentino Penadas por la Ley reflexiona sobre la evolución de su carrera y del rol de la mujer en el punk, un grupo de estudiantes de instituto analiza lo que les sugieren las letras de himnos tan representativos como "Ratas en Vizcaya", y responden a esta pregunta: si tú compusieras una canción ahora mismo, ¿sobre qué trataría?

Una historia de ficción, protagonizada por Selam Ortega y Ander Notario, vertebra todo el relato mientras se intenta responder a otra pregunta: ¿Es posible ser punky si has nacido en 2001? Dos adolescentes, en la antesala de cumplir la mayoría de edad, luchan por encontrar su propia autenticidad e identidad en el mundo de la sociedad de la información y las tecnologías.

Hablamos con Saregabe, la productora de ‘Generación Anti Todo’, documental que podremos ver este jueves en Zaragoza, en una sesión única en el Centro de Historias dentro de las II Jornadas Libertarias de CGT.

¿Quiénes son Saregabe y que trabajos habéis llevado a cabo hasta ahora?

Saregabe nació como una asociación de jóvenes creadores de contenidos, una especie de red para sacar adelante proyectos, cuanto más diferentes mejor. De hecho, en euskera Saregabe significa Sin Red. Es el colectivo que gestiona el Festival de Santurtzi, que lleva en movimiento desde 2013 y en 2020 alcanza las ocho ediciones. Es un certamen que colabora con hostelería, comercio, educación y entidades como Amnistía Internacional e intenta atraer industria de Madrid y el resto de España. También hemos hecho teatro. Nuestro último proyecto es un cortometraje titulado 'Muere un bañista', grabado en zonas rurales de País Vasco, que ha recibido una ayuda del Gobierno Vasco.

Han pasado más de 25 años de las trágicas muertes de Iosu y Jualma, pero Eskorbuto sigue estando en el imaginario popular, vuestro trabajo ve la luz justo en un momento en el que el grupo vuelve a los focos con la noticia de una próxima película sobre ellos. ¿Por qué Saregabe se lanza a este proyecto?

La noticia sobre la película de ficción lleva ondeando años y veremos si por fin, después de tantos esfuerzos, puede ver la luz. Esperemos que sí. Nuestro proyecto se quería alejar de la narración de la historia en sí de Eskorbuto, y centrarse más bien en todo lo que ello implicó y su entorno. Tiene un enfoque más sociológico, por llamarlo de alguna manera, y más expansivo. Era entender el fenómeno girando alrededor de él sin meternos directamente en ello. Gente que ha visto 'Generación Anti Todo' y que no son especialmente fans del grupo han salido con una sensación bastante grata, porque la idea era, desde lo concreto, tocar temas más universales.

Iosu, Jualma y Pako en una imagen de archivo de Eskorbuto.

Es un trabajo arriesgado, ¿no? Hacer un documental sobre un grupo sin usar ni imágenes de archivo ni voces en off, ¿cómo es la acogida del público?

Lo divertido de hacer cosas de esta índole siempre es juguetear con las expectativas y no salir indiferente. Si te metes a ver un documental de Eskorbuto donde te cuentan cómo se formó, que les pasó… eso ya se sabe. Lo puedes leer en mil libros. Siempre hay que intentar aportar algo nuevo. Imágenes de archivo las tienes a montones en YouTube y documentales. Nosotros no somos documentalistas ni archiveros en su sentido más estricto. Era más divertido plantarnos en conversaciones y entrevistas. Hablamos con gente "entendida" pero también con personas de la calle. Si me preguntas a ver a quién es más interesante escuchar, si a un entendido en el punk de los 80 o a una mujer de 80 años que vendía caramelos a Iosu y le contaba sus penas, yo prefiero escuchar a esa señora de lejos. Por eso, es atractivo crear cierta polarización entre el público cuando salen de verlo.

Eskorbuto fue un grupo maldito, no sólo por el tema de las drogas sino por la lucha que llevo en Euskal Herria contra todos y contra todo, ¿cómo después de tantos años siguen estando ahí? Se han publicado un par de biografías y un libro novelado, pero poco más; no se han reeditado sus trabajos y no ha habido documentales hasta ahora...

Ha habido muchos proyectos frustrados a la hora de hablar de Eskorbuto, pero sí es verdad que en los últimos tres años han empezado a salir muchas cosas. Muchas veces para lucrarse, sacando tajada de la nostalgia, o por pura devoción. Lo que está claro es que lo que cantaban es más vigente que nunca, y lo seguirá siendo. Por eso han transcendido, por sus verdades.

¿Qué relación habéis tenido con Pako Galán, único superviviente del grupo, a la hora de plantear este trabajo?

Casi lo primero que hicimos fue hablar con él y contarle nuestra película. Nuestro enfoque le gustó, le pareció bien y también la primera entrevista que hicimos fue la suya. Pako es una persona muy honrada y sincera, y nos ayudó en todo lo que le pedimos.

El equipo del largometraje, junto con el batería de Eskorbuto Pako Galán, en el primer día de rodaje, bajo el Horno Alto de Sestao.

De cara a la próxima película 'Demasiados enemigos' la productora ha logrado los derechos de todas las canciones del grupo ¿Habéis tenido algún problema vosotros con la música para vuestro trabajo? Hoy parecen impensable los problemas de los derechos de autor que sufrieron estos grupos no hace tantos años, ¿no?

En esa época el tema de los derechos era un jaleo. Por suerte no hemos tenido ningún problema con ello.

El punk va unido a las crisis económicas, ya sea en Inglaterra ya sea en Euskal Herria en plena reconversión industrial… En la actual crisis económica la juventud no ha optado por una vía de escape como pudo ser el punk, ¿somos una sociedad mucho más conformista, son las redes sociales, es el consumismo?

Este es uno de los temas que trata la película y objeto de muchos debates que ha habido en las proyecciones. Ahora estamos todos muy encerrados en nosotros mismos y muchas veces subestimamos a los jóvenes, que tienen muchas maneras de sorprendernos y depende con quién hables muestran una madurez brutal. No obstante, nuestra peor droga son las rebajas y las avenidas de tiendas de franquicia y las stories de Instagram. Sí es cierto que compartiendo cosas en Facebook uno se siente revolucionario y se puede ir a la cama tranquilo.

¿Nueve candidaturas a los Goya para un grupo que se declaraba antitodo? ¿Te imaginas a Iosu, Jualma y Pako subiendo a recoger un Goya?

Fueron nueve candidaturas que finalmente no se han traducido en nominaciones. No obstante, ha sido chulo haber podido estar presentes en esa posibilidad, aunque supiéramos que no teníamos ninguna posibilidad en la categoría documental al lado de grandes pesos y sabiendo nuestros recursos tan reducidos a la hora de hacer campaña y lograr votos. Estamos contentos del camino que está tomando el documental y que ocurran cosas como, por ejemplo, que se proyecte en la asignatura de Religión de algún instituto como está pasando.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies