El pleno de Tarazona debatirá si se suma a la denuncia de los vertidos industriales al río Val

La concejala no adscrita, Ana Rita Marqués, subraya que el consistorio debe sumarse a las denuncias de asociaciones ecologistas y del Ayuntamiento de Los Fayos que reclaman el cese de los vertidos industriales al río Val

Val Tarazona
Vertido en el El Val el pasado 5 de enero. Foto: Ecologistas en Acción.

La concejala no adscrita del Ayuntamiento de Tarazona, Ana Rita Marqués, ha presentado propuesta de resolución al pleno municipal que se celebrará este miércoles 26 de enero a las 20.00 horas para pedir el cese de los vertidos industriales al río Val desde el pasado 5 de enero.

En su propuesta expone que la Confederación Hidrográfica del Ebro ha calificado el agua del embalse de El Val como la más contaminada de la cuenca del Ebro, lo que evidencia que la depuradora del Ágreda y Ólvega, desde su inauguración en 2010, no está cumpliendo con su función. “El embalse de El Val fue construido para asegurar el abastecimiento de los pueblos y así es imposible cumplir con su objetivo”, señala.

Según ha detallado la concejala, las asociación ecologista ASDEN Soria denunció que desde el pasado 5 de enero la depuradora de aguas residuales de Ágreda y Ólvega está vertiendo aguas contaminadas con altas concentraciones de residuos lácticos al río Val, denuncia a la que se sumaron Ecologistas en Acción y la alcaldesa de Los Fayos.

También se recuerda que el agua del Moncayo se está viendo afectada y amenazada, además de por estos recientes vertidos industriales, por la explotación minera de Borobia, la sobreexplotación de los acuíferos, la contaminación por nitratos agrícolas y ganaderos (Tarazona y los municipios limítrofes han sido declarados zona vulnerable) y el proyecto de la macrovaquería de Noviercas. “Y hablar del agua del Moncayo es hablar del agua de Tarazona, porque nuestras dos únicas fuentes de agua, ojos de Vozmediano y San Juan, son fruto de los acuíferos del Moncayo”, explica la concejala.

Por ello, asegura que el Ayuntamiento de Tarazona debe denunciar ante las administraciones competentes que cesen los vertidos industriales al río Val:”No puede permanecer callada ante este atropello ambiental, económico y social a los intereses de Tarazona y su comarca”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies