"El personal del SALUD no puede seguir soportando la presión, está agotado"

"La presión asistencial en los centros sanitarios debe descender de forma inmediata. El personal sanitario se está rompiendo, compañeras y compañeros que tienen que tomar medicación para poder dormir e ir a trabajar al día siguiente", advierte la sección sindical de Sanidad de CGT Aragón

Foto: Darko Stojanovic (Pixabay) // Ilustración: Rubén Hervás

En una nota de prensa, CGT Sanidad critica que el 3 de noviembre, "mientras representantes sindicales teníamos una reunión con la consejera Sira Repollés, el nuevo Gerente del Servicio Aragonés de Salud y el Director de Recursos Humanos", se publicaba en el BOA otra orden de obligado cumplimiento, "que deja sin derechos al personal trabajador del SALUD". El sindicato hace referencia a la orden por la que el Gobierno de Aragón "regulará de forma extraordinaria y en función de la evolución de la pandemia, las vacaciones, permisos, días libres y horarios de las y los profesionales sanitarios".

El sindicato apunta que "éstos seguirán cuidando a las y los pacientes, como llevamos haciendo desde marzo, de esto que a nadie le quepa ninguna duda. ¿Pero... qué otras medidas se están tomando? Sí, el reconocimiento al personal es importante y se materializara en los próximos presupuestos del Gobierno de Aragón ¿Pero esto es suficiente?".

CGT advierte que la crisis que está sufriendo la Sanidad Pública es insostenible. "¿Dónde están los contratos para estabilizar al personal mientras dure la crisis? Se siguen haciendo contratos precarios con renovaciones mes a mes, con un poco de suerte hasta enero. Todas sabemos que la pandemia no se acabara a final de año", subrayan.

"¿Dónde están los estudios de necesidades reales de personal después de años de recortes? ¿Y la autorización para convertir acúmulos de tareas con más de dos años en plantilla orgánica?", se pregunta el sindicato para criticar que en los centros sanitarios "se están gestionando los recursos humanos moviendo y reestructurando al personal".

Tal y como asegura Mila, trabajadora de la sanidad pública y delegada sindical de CGT: "Con estos movimientos se ha conseguido reforzar algunos servicios, pero en mi centro se ha perdido una planta de traumatología. Da qué pensar, cuando una de las especialidades con más lista de espera es traumatología". "Bueno no pasa nada, concertaremos con los amigos de la privada que ya están frotándose las manos y dándole palmaditas al alcalde de Zaragoza (es de vergüenza)", añade para cuestionar: "¿Esta es la manera que tiene el Gobierno de Aragón de reforzar los Servicios Públicos y la Sanidad Pública? ¿A qué estáis esperando?".

Mientras tanto, el sindicato alerta de que "además de la gravedad de muchos pacientes contagiadas por COVID en UCIs y plantas, la salud de la población aragonesa está empeorando, es peor que en marzo".

"Ya está bien de tirar balones fuera -añade Mila-, la situación es muy difícil en eso todas estamos de acuerdo, ahora mismo la falta de personal es una realidad pero no se puede gestionar a golpe de BOA sin presentar alternativas a las necesidades reales de salud a la población y quitando derechos a las y los trabajadores de la Sanidad Pública".

"El personal y la población aragonesa nos merecemos que se ponga la vida en el centro porque de eso se trata, de cuidar y de cuidarnos, de que nadie se quede afuera", concluye CGT.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies