Mundo

El Gobierno español no entregará a Leopoldo López a pesar de la orden de detención y de sus proclamas a nuevos “alzamientos militares”

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que encabezó una marcha junto a miles de miembros del Ejército para demostrar que goza de su apoyo tras la nueva intentona golpisa, afirmó: "El imperialismo quería justificar una invasión ¡Venezuela no quiere guerra! Venezuela quiere paz!"
| 3 mayo, 2019 11.05 | Última modificación: 5 mayo, 18.30 horas
El Gobierno español no entregará a Leopoldo López a pesar de la orden de detención y de sus proclamas a nuevos “alzamientos militares”
El presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro, instó a los militares a desarmar a los "traidores y golpistas".

En un comunicado, el Gobierno español ha asegurado que no tiene intención de entregar a Leopoldo López a pesar de la orden de detención dictada por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela contra el opositor tras violar el arresto domiciliario. La nota del Ejecutivo español afirma que López, su mujer y su hija de 15 meses se encuentran en la residencia del embajador español en Caracas por voluntad propia en calidad de “huésped”.

La orden del TSJ apuntaba: “El Tribunal Quinto de Ejecución de Primera Instancia de la Circunscripción Judicial Penal del Area Metropolitana de Caracas revocó la medida de detención domiciliaria al ciudadano Leopoldo López por violarla flagrantemente, además de violar la medida referida a la condición relativa a pronunciamientos políticos por medios convencionales y no convencionales, nacionales e internacionales, demostrando con ello la no sujeción a las medidas”.

El tribunal emitía así una “orden de aprehensión dirigida al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en contra del ciudadano Leopoldo López” para que “continúe cumpliendo su pena de 13 años de prisión”. La nota recuerda que López ha cumplido ya cinco años, dos meses y doce días de la pena. El comunicado destaca que es “un hecho público, notorio y comunicacional la violación por parte de Leopoldo López de la medida de detención domiciliaria, al aparecer y declarar en medios de comunicación masivos” tras ser liberado por opositores.

El líder del partido opositor Voluntad Popular, Leopoldo López, estuvo durante la jornada del martes junto al autoproclamado “presidente encargado”, Juan Guaidó, y varios militares en una intentona de golpista contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Tras constatarse en varias horas que el alzamiento iba a fracasar, López acudió a la Embajada de Chile y posteriormente se trasladó a la legación española.

López amenaza con nuevos “alzamientos militares”

Además, Leopoldo López amenazó con que habrá nuevos “alzamientos militares” contra el Gobierno de Nicolás Maduro: “Claro que van a venir más movimientos militares”, dijo López a periodistas a las puertas de la residencia del embajador español en Caracas, Jesús Silva. En una entrevista con la agencia EFE apuntó que la intervención militar en Venezuela es “una opción que sigue presente”. “Nosotros no descartamos ningún escenario”, subrayó.

Ante la orden de busca y captura, manifestó que “no tengo miedo a la cárcel” pero añadió que no quiere volver a prisión. El líder opositor ha agradecido al Gobierno español de Pedro Sánchez su solidaridad con Venezuela. Cabe recordar que las autoridades españolas concedieron la nacionalidad a los padres de López y a otros familiares suyos y acoge a otros líderes opositores, como el exalcalde caraqueño Antonio Ledezma. De hecho, el padre de Leopoldo López ha sido elegido por el Partido Popular para sus listas a las elecciones europeas en el cuarto puesto.

Por su parte, el ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, había mostrado su apoyo a López y ha afirmado que “no está como asilado” hasta que se aclaren “los pasos a seguir”. Horas más tarde, Borrell matizaba sus palabras y afirmaba que su Gobierno “limitará“ las actividades políticas del líder opositor venezolano que se encuentra en la residencia del embajador español en Caracas.

Nuevo fracaso de Guaidó

Mientras tanto, Guaidó había vuelto a llamar a la “movilización nacional” para este fin de semana con el objetivo de acudir a los cuarteles a pedir a los militares que se levanten contra el gobierno del presidente legítimo de Nicolás Maduro, en la continuación de la llamada ‘Operación Libertad’, que cuenta con el apoyo del Gobierno de EEUU de Donald Trump.

Sin embargo, su llamada ha vuelto a ser un fracaso ya que apenas ha contado con un centenar de fieles. En una entrevista con el Washington Post, Guaidó afirmó que la oposición sobreestimó el respaldo que tenía Maduro dentro de las filas militares.

Maduro: “El imperialismo quería justificar una invasión ¡Venezuela no quiere guerra! Venezuela quiere paz!”

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha encabezado este jueves una marcha junto a miles de miembros del Ejército para demostrar que goza de su apoyo tras el intento de golpe de Estado del autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó.

Maduro, ante más de 4.500 oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ha pedido al Ejército desarmar a los “traidores” y “golpistas” y llama a “mostrarse cada vez más subordinada al mando, cada vez más obediente, cohesionada, disciplinada (…), cada vez más socialista, antiimperialista, cada vez más chavista”.

“Esta FANB tiene que dar una lección histórica en este momento de que en Venezuela hay una Fuerza Armada consecuente, legal, cohesionada, unida como nunca antes, derrotando intentonas golpistas de traidores que se venden a los dólares de Washington”, agregó el mandatario que acusó de nuevo a la Casa Blanca por la fracasada sublevación.

En este sentido, Maduro señaló que el “golpe de Estado” fue dirigido por el Gobierno de Estados Unidos y ha pedido que se lleve a cabo una investigación. “Han salido muchas informaciones. Desde el amanecer estaba el ‘engañador’ de Trump, Bolton, coordinando el golpe, llamando a Brasil, Colombia, Chile. Bolton coordinó el golpe de Estado preparado desde Estados Unidos”, ha recalcado, refiriéndose al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Por último, el presidente venezolano lanzó un mensaje claro: “El imperialismo quería justificar una invasión ¡Venezuela no quiere guerra! Venezuela quiere paz!”.

Rusia pide a EEUU no regresar a la Doctrina Monroe, “una falta de respeto hacia Venezuela y a los pueblos de Latinoamérica”

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, instó este jueves al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, a no regresar a la Doctrina Monroe, ya que a su juicio está política es una falta de respeto hacia Venezuela y a los pueblos de Latinoamérica, según informa TeleSur.

En una conversación telefónica que sostuvo el canciller ruso y Pompeo acordaron continuar los contactos sobre Venezuela. “Las posiciones son incompatibles, pero estamos dispuestos a hablar sobre Venezuela”, subrayó Lavrov.

“Moscú se basa en la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en los principios y normas de derecho internacional, mientras que EEUU nombra desde Washington a un presidente interino de otro país”, criticóó Lavrov.

3 mayo, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR