#GolpeVenezuela  Movimientos

El sociólogo José Antonio Egido critica durante la presentación de su libro las constantes injerencias de EEUU en Venezuela

El también profesor, realizó en Zaragoza un análisis cronológico de la historia venezolana desde los inicios de las guerras de independencia hasta la actualidad, centrándose en los 20 años de proceso bolivariano
| 17 abril, 2019 20.04
El sociólogo José Antonio Egido critica durante la presentación de su libro las constantes injerencias de EEUU en Venezuela
Foto: PCE Aragón

El pasado jueves se presentó en la Sala Mirador del Centro de Historias de Zaragoza, el libro ‘Venezuela vencerá. La dificultad de la revolución nacional en una colonia petrolera’, que contó con la participación de su autor, el sociólogo y profesor, José Antonio Egido, y con la intervención de Alberto Cubero, Secretario Político del PCE Aragón y Consejero de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza.

Tras una introducción por parte de la Plataforma Venezuela Soberana, Alberto Cubero comenzó agradeciendo el «gran trabajo» que desde dicho colectivo están realizando. «Espacio que surge como un intento de ejemplo de solidaridad frente al golpe de estado que el Imperio está perpetrando en Venezuela”, y que “esa solidaridad haya llegado a oídos y palabras incluso del Presidente Maduro es todo un ejemplo del trabajo que habéis hecho”.

Según Cubero, “el libro, con un título tan optimista y tan cierto como que Venezuela está venciendo y vencerá porque el intento de golpe de estado está fracasando, viene en un momento muy transcendental en esta nueva ofensiva del Imperio que ha basculado su eje de intervención de Siria y Oriente Medio hacia Venezuela y la región latinoamericana, lo que llaman “su patio trasero”.

Por eso, prosiguió, “libros como el de José Antonio son una herramienta para combatir la manipulación mediática de la comunidad internacional por parte del Imperio, cuyo objetivo es hacer creer que la única solución es la intervención militar en Venezuela para logar un cambio de Gobierno más acorde a los intereses de EEUU».

A continuación, la intervención y discurso de José Antonio Egido vino a ser un análisis cronológico de la historia venezolana desde los inicios de las guerras de independencia hasta la actualidad, centrándose en los 20 años de proceso bolivariano y analizando los diferentes autores implicados, siguiendo la máxima de que “el mundo es muy complejo: para entender una parte hay que entender el todo”.

Por ello, “Venezuela tiene hoy un carácter de centro de la geopolítica mundial, de entrada en una nueva era: en los últimos 30 años los 20 países (donde ha triunfado el capitalismo a nivel mundial) se han enriquecido mucho más y (el resto) los 180 países se han empobrecido; hay cifras respecto a América latina en un libro de Petras llamado Imperio e imperialismo, de cómo América latina emitía y exportaba capitales directamente para las grandes empresas, grandes bancos y centros financieros”.

Relató Egido cómo “EEUU, desde diciembre de 1908 de la mano del General Gómez, fue convirtiendo a Venezuela en una colonia petrolera”. O cómo “en la gran huelga petrolera de 1936, aparte de la petición de mejoras económicas y laborales, se lanzaban lemas del tipo -el petróleo es de los venezolanos-, surgiendo a la vez la conciencia obrera y nacional”.

Así, “en los años 40 se producen dos hechos importantes para la historia de Venezuela: la Ley de impuestos a las compañías petroleras, creada por el (Presidente) General Isaías Medina Angarita, y la emergencia de una burguesía nacional que trata de desarrollar sus empresas y su mercado en Venezuela, chocando con los intereses de las empresas occidentales imperialistas que buscan monopolizar el mercado del país, realidad que los norteamericanos no pudieron aceptar y por eso Rómulo Betancourt, con el apoyo del embajador norteamericano, en octubre de 1945 da un golpe de estado y abre las puertas a que la familia Rockefeller diversifique su dominio de la riqueza venezolana”.

Pasan las décadas, y al final de los 90 “llega Chávez a la Presidencia y plantea la nacionalización efectiva de los recursos nacionales, una ley de pesca, reconstruir el Estado… y cuando EEUU y la burguesía local proimperialista le da un golpe de estado el 11 de abril del 2002 y le intentan liquidar, se produce el efecto contrario: el nacimiento de una unión cívico-militar, y es así cómo el 13 de abril el pueblo venezolano fue capaz de derribar el golpe de la CIA”.

En su opinión, EEUU tras su derrota en Siria “se ha debilitado en Asia, Oriente Medio, en el mundo árabe… el poder norteamericano se ha retirado a su última zona de influencia, se centran en derribar el proceso bolivariano… Cuando un gobierno replica a EEUU le mandan a la edad de piedra: ya sucedió en Libia, Afganistán, Serbia, Irak, Somalia, Sudán, Panamá… pero no van a poder hacerlo en Venezuela porque con el trabajo del Presidente Chávez nació un nuevo sujeto social y político que es el Pueblo venezolano: consciente de sus derechos, de su destino, que está más allá de presidentes, de determinados sistemas de gobierno… totalmente aferrado a un concepto de independencia que no tiene la burguesía pitiyanki”.

Pero, continuó, “los servicios de inteligencia de EEUU no están perdiendo un minuto este año para inventar nuevas cosas que derriben el gobierno legítimo y que lleve la sangre, la destrucción, la dependencia, la hambruna a ese país, para que implosione y se convierta en una nueva Colombia llena de fosas comunes, una nueva Guatemala que tanto amaba Elliott Abrams, un nuevo El Salvador donde se asesinaron a 800 campesinos, un nuevo Pinochet, unos militares argentinos, brasileños…».

«La estrategia comienza no reconociendo las elecciones presidenciales de 2018 y la reelección Maduro por fraudulentas, reconocer a Guaidó como Presidente encargado y recabar apoyos de los países de la zona y del resto del mundo, con una política de sanciones y de saqueo de los recursos económicos que violan reiteradamente el derecho internacional», argumentó en su intervención.

Egido recordó que “tenemos la esperanza de que hay otros actores que se han encargado de reforzar la soberanía del Pueblo venezolano, China y Rusia, que están favoreciendo el fracaso de los planes de intervención norteamericana y dando respaldo a un país que está en trámite de organizar su revolución nacional y democrática: nacional, al acabar con la dominación extranjera, y democrática al acabar con la explotación de los agentes locales servidores de la potencia extranjera”.

Terminó su intervención denunciando “el papel que desempeñó España tiene bastante pinta de neocolonial: esa manera que tuvo el presidente Sánchez con el ultimátum dado de un plazo de ocho días para convocar elecciones o se reconocería a Guaidó como presidente encargado fue impresentable».

«Venezuela nos plantea un problema de política interior que, como muy bien hace el dirigente municipal Alberto Cubero, se debe plantear dentro de la agenda municipal porque si no lo hacemos, el día que muera gente nuevamente en unos trenes por terroristas que los servicios occidentales han creado en el mundo, miraremos a otro lado… porque hay una unidad de política entre lo interior y lo exterior”.

“Este año es el año de Venezuela, el más difícil en los 20 años de proceso de liberación nacional, y estamos convencidos de que Venezuela renacerá como el ave fénix, nacerá nuevamente una burguesía nacional y una nueva clase obrera cuando se pongan en marcha los procesos de transformación de la gran materia prima del país, una gran revolución agro industrial y agro ganadera, que permita al país alcanzar su soberanía económica, alimenticia… «, concluyó Egido.

17 abril, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR