El CUT propone que la ciudadanía de Zaragoza decida sobre la continuidad de Avanza y la gestión privada o pública del bus urbano

La propuesta del sindicato para este referéndum responde al "interés desmedido" de la multinacional y el Gobierno de Azcón, a las que el CUT acusa de querer forzar a la plantilla "a decidir 'a bocajarro' en unas condiciones de presión como las actuales" sobre la continuidad de la huelga, las más larga de Zaragoza. Además, la actual concesión finaliza a lo largo de 2023.

Monarquía
Foto: Pablo Ibáñez.

La huelga de los autobuses urbanos, la más larga de la historia en Zaragoza, y por tanto del Gobierno de Jorge Azcón (PP-Cs), continúa. Este martes, las partes se han vuelto a ver en el SAMA, en otra reunión sin acuerdo. Desde este lunes, se ha incrementado la presión tanto a Avanza -que se niega a presentar nuevas propuestas de mejora del convenio- como al Ayuntamiento con una vuelta a los paros parciales que afectan a todos los días de la semana, en tres tramos (mañana, mediodía y tarde). De lunes a domingo hasta el 30 de septiembre, si no hay acuerdo antes.

En un comunicado difundido este martes, el sindicato Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) en la empresa Avanza Zaragoza, ha lanzado una propuesta, la celebración de un referéndum dirigido a toda la ciudadanía de la capital aragonesa para que sea ella quien decida la continuidad o no de la multinacional Avanza-ADO y sobre la gestión privada o pública del servicio de autobús urbano.

La propuesta del CUT viene "ante el interés desmedido que tanto el grupo Avanza-ADO como el equipo de gobierno PP-Cs (con el apoyo de Vox) del Ayuntamiento de Zaragoza, están mostrando en la realización de un referéndum en relación al servicio de bus urbano". Por eso, el sindicato CUT "contestamos y vamos a poner en los próximos días esta propuesta encima de la mesa, que a buen seguro viene a satisfacer esas ansias de consulta".

Desde el CUT quieren dejar claro que "no vamos a aceptar que las y los trabajadores del bus urbano sean abocados a decidir 'a bocajarro' en un referéndum que se lleve a cabo bajo unas condiciones de presión como las actuales, ejercidas por el equipo que forman la multinacional Avanza-ADO y el Gobierno PP-Cs en el Ayuntamiento de Zaragoza, con la intención de que la plantilla nos veamos sometida a un 'trágala' en el que tengamos la obligación de aceptar una propuesta que nada tiene que ver con las necesidades reales de los trabajadores y trabajadoras".

"Dicho esto -continúa el comunicado-, las y los trabajadores del bus urbano, que por otra parte siempre nos hemos caracterizado por mostrar un carácter asambleario y de toma de decisiones a través de referéndum, creemos que sí se reúnen en este momento los requisitos necesarios para practicar una consulta, totalmente diferente, que sea promovida por el propio Ayuntamiento de Zaragoza y que se lleve a cabo, ya no solo entre los trabajadores del servicio, sino haciéndola extensible al conjunto de los vecinos y vecinas de Zaragoza".

Así pues, "teniendo en cuenta que la actual concesión del bus urbano finaliza en el año 2023, desde CUT creemos que es el momento preciso para que al conjunto de la ciudadanía de Zaragoza se le pregunte de forma clara y directa desde el Ayuntamiento, si quiere o no que la multinacional Avanza-ADO vuelva a ser la concesionaria del servicio y, en tal caso, si los vecinos de Zaragoza queremos una gestión privada o pública de nuestro servicio de autobús".

El CUT expone algunas de las razones que "justifican de manera sobrada la realización del citado referéndum", cuyo resultado "entendemos que tiene que ser vinculante para el Ayuntamiento de Zaragoza respecto de la decisión adoptada por la ciudadanía".

Entre otras razones, el sindicato CUT señala que la actual concesión finaliza a lo largo del próximo año 2023. "Siendo esta una fecha esgrimida recurrentemente por parte del Ayuntamiento, como condicionante para adoptar cualquier tipo de decisión en relación a la gestión del servicio, y cuando se están preparando unos nuevos pliegos de condiciones, creemos que este es el momento preciso para llevar a cabo una consulta popular de este tipo", incide.

"Ya no valen excusas, Avanza-ADO es simplemente una intermediaria que explota personal, instalaciones y autobuses que son de titularidad municipal y, en el plano económico, el grueso del desembolso económico del tan anunciado proceso de electrificación de autobuses y cocheras, corre a cargo de los fondos aportados por el Gobierno español y la Unión Europea, a través de diferentes programas", subraya el CUT.

Además, el CUT remarca la "más que cuestionable gestión realizada hasta la fecha por la multinacional Avanza-ADO" que, "a lo largo de estos diez últimos años de concesión, acumula un número récord, sin parangón a nivel estatal, de conflictos laborales en el servicio de Zaragoza, con el resultado de cientos de días de huelga (que lleva camino de rozar los 1.000 días) y la pérdida de miles de horas de servicio a las personas usuarias (solo en la última huelga van perdidas unas 500 horas)".

Las "deficiencias que se han instalado en el servicio", que "se encuentra permanentemente lastrado por endémicas carencias, como las miles de horas extra que se realizan por falta de personal (buen ejemplo de ello son las más 5.000 horas extra realizadas en un mes como agosto, en el que para mayor bochorno, el servicio se encuentra recortado por el verano), o las continuas averías en los autobuses debidas a la falta de mantenimiento, en una flota de vehículos en la que cabe recordar, continúan prestando servicio alrededor de 40 autobuses que sobrepasan la edad límite de circulación", son otras de las razones esgrimidas por el CUT.

"Baste como ejemplo de la anterior tónica recurrente que viene lastrando el servicio, lo acontecido este mismo lunes, 5 de septiembre, cuando en torno a las 11.22 horas de la mañana, todavía quedaban en cocheras nueve conductores que no habían podido salir a la calle para prestar servicio con un autobús, porque no había vehículos reparados disponibles, provocando esto los correspondientes desajustes horarios en las líneas afectadas, con el consiguiente cabreo de las personas usuarias que padecen interminables esperas en las paradas", añade el CUT.

El sindicato también recuerda "los acreditados conflictos laborales y de condiciones de prestación del servicio con los que la multinacional Avanza-ADO ha salpicado la geografía española en buena parte de sus explotaciones en el Área Metropolitana de Barcelona, servicios interurbanos de Bizkaia, autobuses urbanos de Ourense y Vigo, servicios regulares de Auto Res, etc. Hecho que demuestra que la problemática de Zaragoza, pese a ser la más importante dentro del grupo, no es exclusiva de las y los trabajadores de la capital del Ebro, sino que se repite en los lugares en los que Avanza gestiona servicios similares".

Pero esto no es todo. El CUT remarca el "oscurantismo y las irregularidades en la adjudicación de la concesión por parte del Ayuntamiento de Zaragoza a la multinacional Avanza-ADO, en el último 'concurso' realizado en el año 2013". "Ilegalidades que fueron sentenciadas por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en un primer momento y ratificada buena parte de ellas por el Tribunal Supremo años después, y que supuso dejar fuera del concurso para optar a la concesión del servicio de transporte de autobús urbano a la cooperativa de trabajadores (SCUT) que se presentó, sin que el Ayuntamiento haya tomado ninguna determinación al respecto hasta este momento", añade el CUT.

Asimismo, denuncian que la responsabilidad del tridente PP-Cs-Vox del Ayuntamiento de Zaragoza, al mando del alcalde Jorge Azcón, "en todos estos asuntos es evidente". Por ello, desde CUT van a demandar formalmente al Consistorio la realización del citado referéndum, "en los términos aducidos", que "creemos de vital importancia para garantizar que este tipo de servicios públicos, que nunca deberían ser orientados como el negocio de una empresa privada, se ponen realmente al servicio del ciudadano y no escapan al control público".

Por último, y "como parte indispensable para llevarlo a cabo", esta propuesta de referéndum "se hará extensiva también al resto de organizaciones políticas del Ayuntamiento y al conjunto de asociaciones y organizaciones sociales y vecinales de la ciudad", concluye el CUT.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies