AraInfo  Movimientos

El menor de edad que sufrió una brutal agresión racista en Zaragoza recibe el alta del hospital

La Policía ha asegurado, que este joven que ha tenido que ser intervenido debido a las lesiones en el cráneo, que es "un MENA". Un término que ha sido criticado por organismos como ACCEM y UNICEF por deshumanizar y criminalizar a menores de extrema vulnerabilidad.
| 7 noviembre, 2019 11.11
El menor de edad que sufrió una brutal agresión racista en Zaragoza recibe el alta del hospital
Imagen de archivo de un coche del CNP.

El pasado 27 de octubre un menor sufrió una brutal paliza por parte de, al menos, dos personas en el barrio del Actur, según recoge la investigación policial, por ser migrante y estar solo en el Estado español.

El menor tuvo que ser intervenido en quirófano debido a la gravedad de las lesiones, entre ellas, el cráneo hundido debido a que la mayoría de las patadas estaban dirigidas a la cabeza del menor. Este jueves ha sido dado de alta tras pasar varios días en cuidados intensivos y en planta. La DGA ya lo ha trasladado a uno de sus centros.

Este miércoles, 6 de noviembre, una semana más tarde, fueron detenidos dos de los autores de esta agresión racista aunque según ha trasladado la víctima y un amigo que le acompañaba le rodearon varias personas. No obstante, la Policía ha confirmado que no se espera hacer más detenciones. Los acusados, José Ramón y Luis Javier R.H., ambos con antecedentes penales cancelados son hermanos y ya han sido puestos en libertad en calidad de investigados por un delito de lesiones graves. En su declaración han negado la agresión, sin embargo, la víctima los identificó gracias a las fotografías que le facilitó la Policía.

La víctima de 17 años vive en Zaragoza en un piso tutelado y es considerado por las instituciones como un menor no acompañado (MENA). Una denominación que para organismos internacionales como ACCEM o UNICEF es considerada una forma más de violencia institucional.

El término MENA deshumaniza y cosifica

Para ACCEM, las persona menores de edad no acompañadas son «chicos y chicas menores de 18 años, migrantes, que se encuentran separados/as de sus padres y que tampoco están bajo el cuidado de ningún otro adulto» y asegura que la generalización del término MENA produce la «deshumanización primero y la criminalización después de un colectivo en situación de extrema vulnerabilidad, debemos hablar de ellos y ellas como lo que son: niños, niñas y adolescentes que están solos/as y expuestos/as a un grave riesgo de exclusión y de desamparo».

Por su parte, para UNICEF esta expresión cosifica a los y las niñas y va en contra del espíritu de la Convención sobre los Derechos del Niño. «Los niños son solo niños. Todos con los mismos derechos, sin discriminación. Y mientras les consideremos niños y los nombremos como tal, les estamos poniendo un cinturón de seguridad: la protección que las normas nacionales e internacionales brindan a la infancia», apuntan desde la agencia para la infancia de la ONU.

Asimismo, recuerdan que si bien es cierto que «muchos no consiguen integrarse bien en los colegios y barrios donde viven. Aunque entusiasmo no les falta y algunos cuentan hoy historias de éxito, demasiados factores parecen estar en contra, porque están doblemente marcados por las etiquetas tutelados y MENAS”.

Vox contra los derechos humanos

Sin embargo, al contrario de lo que los organismos internacionales recomiendan para que estos y estas menores se sientan cuidados algunos partidos políticos han utilizado la extrema vulnerabilidad de estos jóvenes para convertirlos en el punto de mira del odio.

Al margen de las últimas declaraciones de los líderes de la extrema derecha de Vox en las que falsean y manipulan datos para criminalizar a este colectivo migrante, también ha tratado de introducir políticas racistas allí donde han conseguido representación municipal y parlamentaria. Un ejemplo de ello, fue la batería de preguntas que presentó en las Cortes de Aragón en las que con un marcado sesgo racista demandó conocer cuántos y cuántas menores solas se encuentran en Aragón así como el coste de sus cuidados así como la supuesta relación entre seguridad y migración.

Por su parte, los Juzgados de Zaragoza ya han tomado medidas ante el creciente discurso de odio de Víctor Salvo, portavoz de la Plataforma Aragonesa Ñ que está acusado de un delito de odio y contra la libertad. En las elecciones generales de abril, esta persona hizo público su voto a Vox en redes sociales fotografiándose con una papeleta de votación de este partido de ultraderecha.

7 noviembre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR