Chiapas al borde de la Guerra Civil: Zaragoza y Alcorisa se unen al Día de Acción Global

De todos es conocido que el conflicto en Chiapas permanece y que en los últimos tiempos y bajo un gobierno de la República supuestamente progresista se ha recrudecido la violencia, no sólo por acciones de grupos paramilitares, sino ahora también por parte de delincuencia organizada

Foto: Adolfo Vladimir

El pasado 11 de septiembre de 2021, Sebastián Núñez Pérez y José Antonio Sánchez Juárez, autoridades autónomas de la Junta de Buen Gobierno de la comunidad Patria Nueva, Chiapas, fueron secuestrados por miembros de ORCAO (Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo). Afortunadamente, después de 8 días de secuestro, y gracias a las mediaciones, denuncias y movilizaciones realizadas por miembros de la diócesis de San Cristóbal y organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos, han sido liberados con vida el 19 de septiembre.

En repetidas ocasiones el EZLN y el Congreso Nacional Indígena han denunciado que ORCAO es una organización político-militar de corte paramilitar, que desde hace tiempo está hostigando a las comunidades zapatistas, perpetrando ataques con armas de grueso calibre, secuestros, saqueos y quemas de cultivos. Y todo ello sin que se produzca reacción alguna por parte del Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, ni el presidente de la República Manuel López Obrador.

De todos es conocido que el conflicto en Chiapas permanece y que en los últimos tiempos y bajo un gobierno de la República supuestamente progresista se ha recrudecido la violencia, no sólo por acciones de grupos paramilitares, sino ahora también por parte de delincuencia organizada.

Todo ello bajo la permisividad, cuando no connivencia, de las autoridades municipales y estatales del gobierno de Chiapas (en muchos casos corruptas), que no hacen gran cosa por investigar, apresar y juzgar a los culpables, permitiendo una escalada de violencia que pone en riesgo la vida y la integridad de las personas, contribuyendo así a la desestabilización de la región”, denuncian desde la Coordinadora en Aragón de la Gira Zapatista por la vida de este 2021.

El EZLN advierte en un duro comunicado que “Chiapas está al borde de una guerra civil” y hace un llamado a la comunidad internacional para realizar acciones de solidaridad este viernes 24 de septiembre de 2021, frente a embajadas y consulados mexicanos.

Por todo ello desde la Coordinadora Aragón - Gira Zapatista por la Vida 2021, haccen un llamamiento a colectivos y personas para que acudan a la concentración de este viernes 24 de septiembre a las 20.00 horas en Plaza España de Zaragoza y en la Plaza de los Arcos en Alcorisa.

El EZLN en un duro comunicado reclama implementar de manera urgente medidas cautelares para garantizar el derecho a la vida e integridad personal y evitar daños de imposible reparación de los pobladores de las comunidades hostigadas en Chiapas, especialmente en Chenalhó, Moisés Gandhi y Aldama.

Además, piden investigar y sancionar a los grupos armados que desde hace meses mantienen en terror a la población civil, así como desmontar las conexiones entre los grupos paramilitares y algunas autoridades y funcionarios del gobierno del estado de Chiapas.

Por cuarto y último lugar exigen que se depuren las responsabilidades oportunas por su inacción al gobernador del estado Rutilio Escandón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies