Azcón suprime los análisis nutricionales en los comedores escolares de Zaragoza

Desde la Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad aseguran que la decisión tomada por el Ayuntamiento de Zaragoza -PP, Cs y Vox- de suprimir la supervisión de los menús infantiles de los Centros de Educación Infantil y Primaria y de los Centros Públicos Integrados de Zaragoza “tal y como venía haciendo hasta la fecha, va frontalmente en contra de la Convención sobre los Derechos del Niño y la Niña de UNICEF”.

La Convención sobre los Derechos del Niño y la Niña de UNICEF, establece en su artículo 3 que “en todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño”.

Para la Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad resulta “evidente que la decisión tomada por nuestro Ayuntamiento de Zaragoza de dejar de supervisar los menús infantiles de los Centros de Educación Infantil y Primaria y de los Centros Públicos Integrados de la ciudad, tal y como venía haciendo hasta la fecha, va frontalmente en contra de este principio”.

Por ello, denuncian “firmemente dicha decisión, tomada sin dar alternativa alguna y dejando, una vez más, en situación de desprotección a los ciudadanos más vulnerables de nuestra sociedad, la infancia”, y añaden que desde la plataforma vienen “pidiendo desde hace años la necesidad de la realización de controles nutricionales de los menús escolares no sólo en lo referente al aporte energético, sino también en la calidad y cumplimiento riguroso de la composición de dicho menú, por alguien externo a las empresas que dan el servicio. Se debe controlar que no se dé fiambre cuando en el menú pone lomo adobado, o que no se considere como un plato de pescado productos procesados con una baja cantidad de pescado en su composición, por citar algunos ejemplos”.

“Si al parecer la realización de estos controles nutricionales es una competencia impropia de este Ayuntamiento, no es menos cierto que éste dispone de un laboratorio en el Instituto Municipal de Salud Pública que hasta la fecha ha venido haciendo estos controles nutricionales de forma satisfactoria y en coordinación con el Gobierno de Aragón, y que existen fórmulas jurídicas, por ejemplo el convenio entre las dos administraciones, que permitirían seguir prestando este Servicio tan valorado por las familias”, recuerdan desde la plataforma.

“El Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, debería retomar la realización de dichos análisis a través del Instituto Municipal de Salud Pública como venía realizando hasta la fecha, es más, consideramos que deberían incluso reforzarse dichos análisis, dada la situación actual del servicio de comedor escolar, sin licitación en curso y funcionando mediante contratos de obra menor, pendiente de la redacción de unos pliegos acordes a las necesidades verdaderas de nuestra infancia y de nuestra sociedad”, aseguran.

Finalmente apelan “al sentido de responsabilidad de nuestras instituciones, que tienen siempre una deuda pendiente con los ciudadanos que más atención requieren y que a menudo son más ignorados: las niñas y niños de Aragón”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies