Aragón entra en la fase 0 de la desescalada: despacito, con cita previa y pensando en las siguientes

Desde este lunes restaurantes y cafeterías podrán servir pedidos para llevar; los pequeños comercios, peluquerías, centros de estética, fisioterapia, podología y dentistas podrán abrir tras 50 días con la persiana bajada pero siempre que dispongan de cita previa para la atención individual; y las mascarillas son obligatorias en el transporte público. Si la evolución de la pandemia lo permite entraremos en la fase 1 el 11 de mayo, aunque el Gobierno de Aragón ha reclamado saltar a la fase 2 en las zonas despobladas, es decir en casi todo el territorio.

Reparto de mascarillas entre la población. Foto: Delegación

La fase 0, o fase de preparación -la primera de las cuatro del plan de desescalada aprobado por Madrid- ha comenzado oficialmente este lunes en Aragón con la introducción de nuevas medidas de relajación del confinamiento, tanto en actividades económicas como personales, que darán paso a nuevas medidas a partir del 11 de mayo (fase 1), si la contención de la pandemia del coronavirus lo permite, según las directrices establecidas por el Gobierno español.

Así, a las primeras medidas de alivio ya implantadas, y que se mantendrán durante el resto del estado de alarma si no hay cambios, -salidas de menores de 14 años en compañía de una persona adulta desde el domingo 26 de abril (de 12.00 a 19.00 horas), y, desde el pasado sábado y en diversas franjas horarias, la práctica deportiva individual, los paseos de personas mayores de 14 años y el acceso a los huertos familiares, de autoconsumo o municipales- se suman ahora otras como la apertura al público de cualquier comercio de menos de 400 metros, ya sea una tienda o un servicio profesional. Eso sí, con fuertes medidas sanitarias y varias restricciones.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este domingo las cinco órdenes para regular las fase 0, y también la fase 1 en la que entran directamente cuatro islas donde el impacto del coronavirus ha sido muy leve -Formentera (Balears), La Gomera, La Graciosa y El Hierro (Islas Canarias)-. El BOE flexibiliza algunos puntos, principalmente en la hostelería, la apertura al público de ciertos comercios y servicios, movilidad y restricciones sociales, aunque con muchas limitaciones.

Desde este lunes restaurantes y cafeterías podrán servir pedidos para llevar, que tendrán que realizarse por teléfono, aplicaciones móviles o correo electrónico y cuya recogida deberá hacerse de forma escalonada. Esta nueva medida, se suma a la posibilidad de realizar entrega a domicilio, que ya estaba establecida desde el comienzo del estado de alarma. El consumo en el interior de los locales sigue prohibido y los establecimientos solo podrán permanecer abiertos al público durante el horario de recogida de pedidos.

Los comercios de hasta 400 metros cuadrados -incluidas las librerías, ferreterías, talleres de arreglo de ropa o de calzado- tendrán que disponer de cita previa para la atención individual de clientes, es decir, solo se permite una persona empleada por cada cliente. Se exigirá mantener la distancia mínima de 2 metros, de uno si se usan sistemas de separación como mamparas o cristales.

Estos establecimientos deberán desinfectarse dos veces al día -con "especial atención", indica el BOE, a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros y cestas o grifos-, desechar los materiales utilizados y los equipos de protección y deberán tener dispensadores de gel hidroalcohólico. Las y los trabajadores tendrán que lavar todos los días la ropa de trabajo entre 60 y 90 grados de temperatura. Se establecerá un horario de atención o un pasillo preferente para personas mayores de 65 años.

Además, la orden de Sanidad indica que los probadores de las tiendas de ropa deberán utilizarse por una única persona y después de su uso se limpiarán y desinfectarán. En caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, el titular del establecimiento implementará medidas para que la prenda sea higienizada antes de que sea facilitada a otros clientes, añade el BOE.

Asimismo, el BOE remarca que las personas clientes no podrán usar los aseos de las tiendas "salvo en caso estrictamente necesario". En este supuesto, se procederá de inmediato a la limpieza de sanitarios, grifos y pomos de puerta. Todos los establecimientos y locales también deberán disponer de papeleras, a ser posible con tapa y pedal, en los que poder depositar pañuelos y cualquier otro material desechable, que deberán ser limpiadas de forma frecuente y al menos una vez al día.

Por norma, las compras deberán hacerse en el mismo municipio en el que se reside, si bien se permitirá el traslado entre localidades pequeñas -no tienen por qué ser colindantes- en el caso de que no se puedan encontrar determinados productos.

Las peluquerías, centros de estética, fisioterapia, podología y dentistas podrán abrir siempre y cuando puedan concertar citas previas. Tendrán que llevar equipos de protección individual y garantizar la distancia mínima de dos metros entre clientes.

Además, los archivos podrán abrir desde este lunes para prestar sus servicios preferentemente por vía telemática, ahora bien, cuando sea "absolutamente imprescindible" la ciudadanía podrá solicitar la consulta presencial de hasta diez documentos.

La fase o también incluye medidas para las y los deportistas profesionales que podrán hacer entrenamientos individuales al aire libre y dentro de su "provincia". Quienes practiquen modalidades de deporte adaptado o de carácter paralímpico, podrán contar con el acompañamiento de otra persona para realizar su actividad deportiva. En ambos casos podrá estar presente un entrenador o entrenadora que no podrá acercarse a menos de dos metros y tendrá que llevar mascarilla. Cuando el deporte implique la utilización de bicicletas o patines, la distancia de seguridad será de diez metros.

Una normativa difundida a última hora hace que en Aragón la apertura el primer día sea la mínima 

Sin embargo, este lunes en Aragón solo un 20% de los comercios de proximidad, un 50% de las peluquerías y un 3% de los establecimientos de hostelería han abierto sus puertas tras 50 días con la persiana bajada. La razón es sencilla, la normativa se ha vuelto a difundir a última hora del domingo, sin margen de tiempo para preparar la reapertura en condiciones y ante la carencia de EPIs y otros materiales para "salvaguardar la seguridad sanitaria propia y de sus clientes", tal y como ha denunciado la asociación de trabajadoras y trabajadores autónomos ATA.

ATA calcula que a lo largo de esta semana, estos porcentajes se elevarán al 40% en el caso del comercio minorista, al 70% en el de las peluquerías y se mantendrá en el 3% en el caso de la hostelería. "Muchos autónomos están hoy adaptando sus locales para abrir en los próximos días, otros nos han trasladado que esperarán al día 11, y muchos de ellos nos trasladan que ante la poca afluencia de estas semanas no van a hacer la inversión en material sanitario ahora mismo puesto que el coste puede ser muy superior a lo que van a facturar en la semana", concluyen.

Riesgo de contagio muy bajo o nulo

Aunque insisten en recordarnos, por si a alguien se le olvida, que "la enfermedad aún no ha sido derrotada", Sanidad asegura que todas estas medidas de alivio, las que se han implementado en esta fase 0 y las que llegarán en las siguientes fases, conllevan un riesgo asociado de contagio muy bajo o nulo.

Como más vale prevenir que curar, según el refrán, en esta fase 0, en vigor desde las 00.00 horas de este lunes, es obligatorio el uso de mascarilla en transporte público -autobús, ferrocarril, metro, marítimo, aéreo y taxi-, cuya ocupación no deberá ser superior al 50%, y recomendable la mascarilla en todo tipo de actividades fuera del hogar.

En este sentido, Delegación de Gobierno español ha coordinado el reparto este lunes de 170.000 mascarillas en los principales nodos de transporte público de Aragón. Desde Delegación han destacado la "concienciación social" en el primer día de uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público y el "comportamiento cívico" de las y los aragoneses en los pasos hacia la "nueva normalidad", ese palabro acuñado para definir lo que nos encontraremos a finales de junio, si todo va según lo que han previsto.

"Muchos ciudadanos y ciudadanas utilizan ya la mascarilla, tanto a la hora de pasear por la calle, como en los viajes en transporte público. Nos agrada comprobar que la mayoría de aragoneses están respondiendo de manera responsable a las medidas que se van adoptando; el compromiso de los aragoneses es lo que nos ha permitido llegar hasta aquí, pero seguimos pidiéndoles un esfuerzo porque no hemos ganado todavía al virus”, ha indicado la delegada del Gobierno español, Pilar Alegría.

Asimismo, las personas trabajadoras que presenten síntomas relacionados al COVID-19 o que estén en cuarentena no podrán acudir a sus puestos de trabajo.

¿Qué supondrá pasar a la fase 1?

Del avance de la epidemia -y de otros indicadores que ha establecido el Ejecutivo español- dependerá que las "provincias" y las "islas", unidades geográficas establecidas por Madrid y criticadas por varios gobiernos territoriales, entre ellos el aragonés, puedan continuar hacia la fase 1 el lunes 11 de mayo.

Para esa fase 1 o fase inicial, el Gobierno español ha decidido ampliar del 30% al 50% el aforo permitido en terrazas de los establecimientos hosteleros - asegurando la distancia de al menos dos metros entre mesas-. Una ampliación aforo, que la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia, que agrupa a un millar de establecimientos, ha considerado "positiva, pero insuficiente" y ha reclamado un protocolo de medidas "higiénico sanitarias" que garanticen la seguridad del personal trabajador y de clientes.

Desde el 11 de mayo, en los territorios que pasen a la fase 1, también se permitirán reuniones de hasta 10 personas -siempre y cuando no sean personas vulnerables-, habrá una mayor flexibilidad para acudir a velatorios y entierros, guardando las distancias interpersonales y medidas higiénicas recomendadas.

En los establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios de hasta 400 metros cuadrados, se eliminará la cita previa aunque se debe tener un aforo máximo del 30% y establecer un horario con servicio de atención prioritario a las personas mayores de 65 años, y siempre bajo importantes medidas de seguridad e higiene.

En esta fase se permitirá circular con todas sus plazas llenas a los vehículos privados de hasta nueve asientos siempre y cuando sean personas que residan juntas. En caso de no vivir juntas, solo se podrán ocupar dos plazas por cada fila de asientos, manteniendo las distancias, y cada pasajero o pasajera deberá utilizar mascarillas u otro dispositivo de protección.

Los mercadillos al aire libre también podrán recuperar su actividad en la fase 1, siempre que así lo decidan los respectivos ayuntamientos. Habrá una limitación al 25% de los puestos habituales y un tercio del aforo.

Aragón reclama saltar directamente a la fase 2 

El Gobierno de Aragón volvió a pedir este domingo a Pedro Sánchez que se tengan en cuenta los criterios de las zonas más despobladas. Así, plantean como alternativa tomar 123 unidades que se identificarán como sectores/áreas sanitarias o como agrupaciones de zonas básicas de salud (comarcas), con el objetivo de que las zonas despobladas entren ya en la fase 2.

Y es que, el ejecutivo presidido por Javier Lambán considera que la "normalización" de la actividad puede producirse sin ningún riesgo a día de hoy en casi todo el territorio aragonés ya que, asegura, tiene la capacidad hospitalaria suficiente.

Para que el Ejecutivo español entre a valorar las propuestas de los gobiernos territoriales de cara a la desescalada, que tendrán que ser enviadas antes del 6 de mayo a las 14.00 horas, ha establecido algunos criterios de "obligado cumplimiento".

Entre ellos, Sanidad exige que puedan tener listas en el plazo de cinco días entre 1,5 y 2 camas en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por cada por 10.000 habitantes, en el caso de que se produjera un rebrote de coronavirus. Además, recomienda mantener el número de profesionales sanitarios durante la desescalada y que se refuercen los servicios de atención primaria que, a su juicio, "van a tener un papel clave.

El Congreso vota el miércoles la cuarta prórroga con una oposición creciente

Pedro Sánchez anunció el pasado sábado su intención de pedir una nueva prórroga de otros 15 días al término de la actual, que concluye el 10 de mayo. Para sacarla adelante, el Ejecutivo español necesita la mayoría simple del Congreso -más votos afirmativos que negativos-, una mayoría que a día de hoy se le antoja complicada puesto que, al mismo tiempo que entramos en desescalada sanitaria la crispación política crece.

"Sabemos ahora que el estado de alarma ha funcionado y sabemos que sigue siendo necesario. Es un instrumento eficaz y una necesidad", argumentó Sánchez para asegurar que no hay "otra alternativa" ya que no existe un "plan b". Este miércoles, sabremos si la cuarta prórroga saldrá o no adelante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies