Abdul Naser Noorzad, refugiado afgano: "Aún hay esperanza para el futuro"

Naser llegó a Zaragoza en septiembre tras tener que huir de su país, donde era profesor universitario, cuando los talibanes tomaron el poder. Máster en Relaciones Internacionales, analista geopolítico y colaborador de AraInfo, ha sido una de las 18 personas que han actuado como ‘libros humanos’ para romper prejuicios en Human Library un proyecto con larga trayectoria internacional y que se ha celebrado por vez primera en la capital aragonesa.

Naser durante el acto en la biblioteca municipal Ricardo Magdalena. Foto: Toni Galán (AZ)

Convertir a Zaragoza en un libro abierto a "la tolerancia, el entendimiento y la ruptura de estereotipos". Esa es la esencia de Human Library (Biblioteca Humana, en castellano), un proyecto con larga trayectoria internacional, presente en 80 países, y que por primera vez se ha celebrado en Zaragoza, y en la península ibérica, bajo el lema ‘No juzgues un libro por su portada’.

El Ayuntamiento de Zaragoza organizó este sábado el evento en la biblioteca municipal Ricardo Magdalena, en el recinto del antiguo Matadero de Las Fuentes, donde se han dado cita 18 ‘libros humanos’, es decir, personas que han contado su historia personal para desmontar prejuicios sobre temas tan variados como la diversidad funcional, el sinhogarismo, la migración, el cáncer, el deporte de élite o las adicciones, entre otros. El acto ha estado amadrinado por Irene Vallejo y Gervasio Sánchez.

Uno de esos ‘libros humanos’ ha sido Abdul Naser Noorzad, refugiado afgano en Zaragoza desde septiembre de 2021. En su país, Naser era profesor universitario, además, cuenta con un Máster en Relaciones Internacionales y es analista geopolítico. Desde su llegada a Aragón, colabora habitualmente con este medio, AraInfo, escribiendo artículos de actualidad.

"Hemos querido contar las diferentes historias que hemos vivido, los duros momentos, la pérdida de una vida feliz", ha explicado Naser que tuvo que huir de Afganistán con su familia cuando los talibanes tomaron el poder por la fuerza el pasado verano. Naser fue una de las muchas personas que estuvo retenida en el aeropuerto de Kabul, siendo también testigo del trágico atentado, hasta que por fín pudo tomar un avión rumbo al Estado español. Pero Naser también ha querido lanzar un mensaje positivo: "Aún hay esperanza para el futuro".

En opinión de Naser, la iniciativa Human Library "puede contribuir a combatir la intolerancia, y mejorar la convivencia y el entendimiento entre seres humanos". "Hay que pensar en un futuro que es común para todos. La única barrera es la lengua, pero mis hijos, en dos meses que llevan aquí en el colegio, han aprendido mucho", añade abogando por "un futuro sin barreras ni obstáculos entre personas".

Junto a Naser, ha estado la escritora Irene Vallejo, que ha descrito el acto como un "espacio de encuentro, de conversación, de lugares cálidos y colectivos, de compartir experiencias y profundamente enriquecedor" y de "muy necesario en los momentos que vivimos". "Las redes sociales nos rodean de las ideas que nos son más cómodas, las que confirman nuestras creencias y prejuicios. Esta posibilidad de conversar con alguien que desafía nuestros conceptos, nuestra forma de mirar el mundo, es esencial para una democracia. La democracia se fortalece cuando se debilitan los estereotipos y los prejuicios", ha apuntado Vallejo.

Human Library es "una metáfora muy bella", porque "todas las personas somos de alguna manera un libro, todas llevamos dentro una especie de biblioteca de versos, frases e ideas que hemos leído, pero, además, llevamos dentro un relato que solo es nuestro, que solo nosotras podemos contar. Ese libro único que cuenta nuestra historia. Y es hermoso ponernos en contacto con esos otros libros, que son los demás, y que cuentan aspectos de nuestra propia historia y del mundo donde vivimos. Y aunque nos puedan parecer lejanos, resulta que nos sentimos identificadas con esas emociones", ha añadido la escritora aragonesa.

Cada sesión se desarrolló en pequeños grupos para mantener en todo momento la seguridad y los protocolos de sanidad, además de "conservar una atmósfera intimista para escuchar la historia de los libros humanos", explican desde el Ayuntamiento. Human Library posibilita así "diálogos entre vidas muy diferentes que no hubieran tenido, de otra manera, la oportunidad de entablar una conversación".

Human Library es un proyecto que nace en Dinamarca en el año 2000 y, tras el impacto que tuvo en la sociedad danesa, se convirtió en una organización que a día de hoy está presente en unos 80 países del mundo y, desde ahora también en la ciudad de Zaragoza. En la selección de los ‘libros humanos’ han colaborado los servicios sociales especializados del Consistorio: Casa de las Culturas, Albergue Municipal, Servicio de Igualdad y Centro Municipal de Atención y Prevención de las Adicciones (CMAPA), además de varias entidades sociales que habitualmente trabajan con los servicios municipales.

El evento forma parte de la semana ‘Zaragoza Ciudad Educadora’. Este martes, 30 de noviembre, se llevará a cabo en la sala Luis Galve una gala de clausura, abierta a toda la ciudadanía, donde se condensarán todas las actividades que han tenido lugar bajo el lema ‘Zaragoza, una ciudad que no deja a nadie atrás’.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies