A iniciativa del Gobierno de Aragón nace “Frena la Curva”: guía de propuestas ciudadanas frente al COVID-19

Las iniciativas sociales e institucionales para mitigar los efectos de la pandemia por COVID-19, o para combatir el tedio del confinamiento, se multiplican al mismo ritmo que su contagio.

Antes incluso de la declaración oficial del estado de alarma por parte del gobierno del Estado español, y por tanto de conocer las recomendaciones de confinamiento para combatir la epidemia de COVID-19, algunos sectores de la sociedad civil aragonesa ya reflexionaban a cerca de ¿qué puedo hacer yo por ayudar a mis paisanas?

Más allá de acciones solidarias individuales, del tipo: ofrecimiento de jóvenes a los mayores de su comunidad para facilitar su compra de alimentos u otros recados, la primera sonrisa, por la calidad humana de su propuesta, llegó con los Titiriteros de Binéfar, que el pasado viernes anunciaban que nos regalarían “cada mañana un cuento o una canción en directo, a partir del lunes 16 a las 10.00h de la mañana para llevar mejor estos días de estar en casa”, también los sindicatos aragoneses han estado ágiles y solidarios, y publicaban guías de urgencia para defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras ante las nuevas normas excepcionales acordadas por las instituciones, en la misma línea la Asesoría Amanar, entidad de la economía solidaria aragonesa, ofrecía “algunas recomendaciones sobre cómo proteger las actividades socio-económicas”.

Tras estas primeras muestras de solidaridad, conocíamos hoy el lanzamiento del repositorio Frena la Curva, “para visibilizar, difundir y multiplicar el impacto de tantas iniciativas que han brotado y que brotarán en los próximos días”. Esta herramienta impulsada por el LAAAB (Laboratorio de Aragón Abierto), del Gobierno de Aragón, junto a “un grupo de personas, empresas, instituciones, organizaciones sociales, emprendedoras, laboratorios de innovación y otros voluntarios” recoge y clasifica propuestas ciudadanas e institucionales para hacer frente al COVID-19.

“A estas horas, cuando apenas han pasado unos días desde los primeros casos de contagio, ya han brotado cientos de iniciativas espontáneas de solidaridad, muestras de resiliencia cívica que sacan nuestra mejor versión como sociedad: grupos informales de autoayuda, vecinas que por primera vez se ofrecen a hacer la compra a las personas más mayores, jóvenes que quieren ayudar cuidando a los niños de las y los trabajadores que no pueden quedarse en casa, comunidades de makers intentando apoyar al sistema de salud con sus innovaciones, grupos de teatro y música que hacen espectáculos en las redes sociales”, explican las autoras del repositorio.

La iniciativa ha tenido una excelente respuesta y ya son, hasta el momento, más de 100 las personas voluntarias participantes, y más de 200 las iniciativas recopiladas.


Información actualizada sobre el brote de coronavirus (COVID-19)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies