9 de mayo: ¿Qué supondrá el fin del estado de alarma?

Tras 15 meses viviendo de manera intermitente bajo normas propias del derecho de excepción, con limitaciones en los derechos fundamentales, la incertidumbre sobre qué pasará a partir del 9 de mayo sigue generando debates

Control de la Guardia Civil durante la Semana Santa. Foto: GC

Todas las miradas siguen puestas en el 9 de mayo, fecha en la que está previsto el final del estado de alarma. La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, espera que Aragón quede desconfinada perimetralmente después esa fecha. En declaraciones hechas este lunes, Pérez también confía que los cambios afecten a otras restricciones. "Todo lo que tenga que ver con tema de aforos, habrá una regulación a partir de esa fecha", ha agregado.

Sin embargo, viviendo de manera intermitente bajo normas propias del derecho de excepción, con limitaciones en los derechos fundamentales, la incertidumbre sobre qué pasará a partir del 9 de mayo sigue generando debates. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha reafirmado que su intención es no prorrogar el estado de alarma y que existen "herramientas jurídicas suficientes" para seguir tomando medidas contra la pandemia acordadas por el Ejecutivo y gobiernos territoriales.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado que las estrategias que hay actualmente vigentes para controlar la transmisión del coronavirus van a seguir en vigor una vez finalice el estado de alarma, el próximo 9 de mayo. "La intención del Gobierno es que el estado de alarma concluya y que entre todos se trabaje para que no sea necesario prorrogarlo. Seguiremos trabajando intensamente con las comunidades autónomas para seguir salvando vidas y recuperando la normalidad", ha añadido.

Así, Darias ha insistido en que van a seguir vigentes documentos como, por ejemplo, la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19; el Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19; el documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19; o la estrategia de vacunación, entre otros. "Hasta que podamos controlar la pandemia vamos a seguir usando todas las herramientas y, si fuese necesario, creando nuevas", ha aseverado Darias, tras señalar que el estado de alarma "ha funcionado" ya que ha logrado alcanzar el "difícil equilibrio" entre la protección de la salud y los derechos.

En Aragón, la DGA mantiene su confianza en la ley aprobada por las Cortes el pasado mes de diciembre por la que se establece el régimen jurídico de alerta sanitaria para el control de la pandemia. Consideran que "será suficiente para hacer frente a los problemas que pueda provocar el virus cuando ya no esté vigente el estado de alarma". A este respecto, la consejera de Sanidad, Sira Repollés sostiene que "nuestra Ley 3 2020 nos permite tomar medidas, como confinamientos perimetrales en unidades territoriales dentro de Aragón, restringir el número de personas en grupos sociales o aforos. Lo único que no podríamos legislar [a partir del 9 de mayo] es el toque de queda y el confinamiento perimetral" de todo Aragón.

Los tribunales, árbitros de la pandemia

En principio, según han declarado personas expertas de asociaciones judiciales, los territorios, aunque se coordinen en el Consejo Interterritorial de Salud, volverían a la situación anterior al estado de alarma, la misma que vivimos el verano pasado, y por lo tanto sólo podrían adoptar "medidas ordinarias" en materia de sanidad, como por ejemplo, restringir horarios comerciales y de hostelería.

No obstante, indican que para situaciones graves pueden llegar a limitar derechos fundamentales pero "sólo en casos muy definidos e individualizados" valiéndose de la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública de 1986. Atendiendo a esa ley, sí que podrían verse aun cierres perimetrales, pero serían de zonas sanitarias, barrios o como mucho ciudades, "nunca toda una comunidad autónoma". Además, esos cierres que se adoptarían por decreto tendrían que contar con el aval de los tribunales, por lo que las y los jueces se convertirán en los árbitros de la pandemia.

En este sentido, el Jefe del Área de Investigación en Vacunas (Fisabio), Javier Díez, plantea una cuestión: "¿Es pronto para relajarse con las medidas de contención de la pandemia?". En un artículo publicado en The Conversation, Díez afirma que, "la vacuna va a ser una herramienta de contención del virus y por tanto de la pandemia, pero de momento siempre aliada al distanciamiento físico mediante el uso de mascarillas y restricciones de contactos", por lo que "está claro que cuanta más población se vacune, el virus tendrá más dificultades para transmitirse".


📌 Especial COVID-19 en AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies