Política #contraelolvido

La futura Ley de Memoria Democrática de Aragón recibe más de 600 enmiendas en el proceso de participación

El texto ha estado sometido a un proceso abierto de participación durante dos meses, sobre todo a las asociaciones relacionadas con la memoria histórica en Aragón y que ha recibido cerca de 600 enmiendas, muchas en paralelo con el proceso de audiencia pública. De ellas, se ha aceptado en su totalidad el 68%, además de un 10% parcialmente, y se han denegado el 22%.
| 29 junio, 2017 13.06
La futura Ley de Memoria Democrática de Aragón recibe más de 600 enmiendas en el proceso de participación
Sesión de retorno del proceso de participación para la futura Ley de Memoria Democrática. Foto: DGA

“Abordar de manera serena y madura la relación con el pasado traumático vinculado a la Guerra Civil y la Dictadura franquista. Construir la Memoria Democrática a partir del recuerdo de ese pasado es el modo más firme de alimentar nuestra democracia de los principios éticos y morales que la fortalecerán frente a los discursos de la exclusión y la intolerancia, en definitiva de asegurar nuestro futuro de convivencia y paz”, es el primer enunciado del borrador de anteproyecto de la Ley de Memoria Democrática, texto que durante los dos últimos meses ha estado sometido a un proceso abierto de participación, sobre todo a las asociaciones relacionadas con la memoria histórica en Aragón y que ha recibido cerca de 600 enmiendas, muchas en paralelo con el proceso de audiencia pública. De ellas, se ha aceptado en su totalidad el 68%, además de un 10% parcialmente, y se han denegado el 22%.

Según el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, que ha avanzado que el proyecto podría entrar en el Consejo de Gobierno el próximo 18 de julio, “el proceso de participación en los talleres llevados a cabo ha sido un verdadero ejercicio de inteligencia colectiva. El tono ha sido en todo momento crítico, pero muy constructivo, lo cual nos ha hecho ver el grado de información y experiencia con que cuentan las entidades memorialistas y de víctimas, el interés que despierta entre la ciudadanía, y el grado de compromiso que la memoria concita, pues está movida por un impulso ético loable y por un alto grado de empatía hacia aquellos a los que se trata de reparar y rehabilitar”.

En este sentido, Guillén ha alabado la coordinación que, desde la plena autonomía de los integrantes, se lleve a cabo entre las entidades memorialistas, “porque estimamos que facilitará un mejor grado de intercomunicación con la administración, y porque facilitará de igual modo la participación activa en el proceso de consulta y toma de decisiones que se plantea a través de la Comisión Técnica”.

“Después de este proceso, ha variado notablemente la estructura, al decidir atender a algunas peticiones que fundamentaban muy bien ese cambio para dejar una estructura más limpia, más clara y con una mayor coherencia interna”, ha precisado. De esta forma, se han reordenado artículos y capítulos, quedando la Ley con un esquema compuesto por cinco títulos y 47 artículos: T. Preliminar; T1. De las víctimas y su reparación y reconocimiento; T2. De las manifestaciones de la Memoria Democrática; T3. La gestión administrativa de la Memoria Democrática; T4. Régimen Sancionador; Adicionales y finales.

29 junio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR