zPORTADA Culturas Entrevistas Culturas

Estricalla: “Sin recetas, sin método. Sólo ilusión, lanzarse, mirar hacia adelante y no tener miedo a caer”

Estricalla, energía dialéctica, imparable e inamovible, militancia y lucha, hardcore para la ilusión y la esperanza, aquí y ahora. Eso es Estricalla, banda euskalduna con nombre aragonés. Hablamos con Fer, la voz de Estricalla, antes de la cita de este domingo en Zaragoza, víspera del 1º de Mayo, donde estarán actuando junto a Rouille.
| 28 abril, 2017 07.04
Estricalla: “Sin recetas, sin método. Sólo ilusión, lanzarse, mirar hacia adelante y no tener miedo a caer”
Estricalla en un directo. Foto: Eider Iturriaga

Cuatro álbumes largos, junto a varios discos compartidos y singles respaldan la trayectoria de esta banda de directo. Temas encadenados, sin tregua ni respiro para el espectador y la espectadora, hacen que sus conciertos sean auténticas experiencias rítmicas.

Si te atreves a introducirte en el círculo de energía que supone todo espectáculo de Estricalla, lo podrás hacer este domingo, 30 de abril, víspera del 1º de Mayo, en Las Armas (Zaragoza). Actuarán junto a la banda zaragozana Rouille. Un auténtico lujo de cartel.

Hablamos con Fer, la voz de Estricalla…

Estricalla es tu último proyecto, después de haber pasado por El Corazón del Sapo, Kuraia, provisionalmente por Kop y Matxura ¿Cuál es la receta para haber hecho de todos estos proyectos bandas de referencia del hardcore en Euskal Herria, Aragón y en el Estado español?

No hay recetas, no hay planes, no hay método. Sólo ilusión, confianza y creer apasionadamente en lo que estás haciendo. Lanzarse, desprenderse, mirar hacia adelante y no tener miedo a caer. Tener una actitud suicida y decidida.

Todas esas bandas tuvieron una identidad propia y muy definida, atravesadas todas ellas por el compromiso político. ¿Qué caracteriza a Estricalla que las diferencia de las demás?

Estricalla toma un poco de cada una de ellas, y el compromiso y el mensaje son los mismos pero Estricalla tiene su propia personalidad que le dan todos y cada uno de  los miembros de la banda.

¿Estricalla es la materialización artística de Estricalla? Es decir, ¿Hay algo en Estricalla de la filosofía de aquel colectivo antifascista del mismo nombre de la Zaragoza de finales de los 90?

Sí, en cierta manera fue un pequeño homenaje a aquella pelea y a quienes la impulsaron el llamarnos así. Pero aparte representa bien lo que queremos decir y trasmitir.

Portada de Dramatik-thlon (2016)

Portada de Dramatik-thlon (2016)

El último disco es de una calidad sublime, que combina fuerza y melodía a partes iguales y, como los anteriores, con un cuidadísimo diseño gráfico. ¿Qué evolución ha habido desde Gimnasia revolucionaria (2010) a Dramatik-thlon (2016) tanto en lo musical como en las letras?

Hemos pasado de una noche oscura y gélida a una noche estrellada y cálida, pero el reflejo en nuestros ojos del fuego que encendemos cada una de esas noches sigue siendo el mismo.

Este disco también os lo ha grabado Mikel Kazalis (Anestesia, Negu Gorriak, 2 Kate, Kuraia, Matxura) y es vuestro técnico de sonido en los directos. ¿Estricalla no sería Estricalla sin la aportación de Mikel?

Evidentemente la aportación de Mikel es importante para nosotros, pero Estricalla sería Estricalla independientemente de quien se pusiera a los mandos en directo o en una grabación.

Desde vuestro primer disco habéis hecho gala del binomio Música-Deporte. No es algo muy común en el mundo del hardcore ¿A qué se debe? ¿En qué consiste esa combinación? ¿Es una filosofía de vida?

Cuando empezamos con la banda nos planteamos ese reto con la intención de motivarnos y no estancarnos. De hacer cosas diferentes, y recorrer nuevas rutas… Y bueno evidentemente en directo Estricalla también tiene mucho de físico (esfuerzo, o ¡Qué pensabais!).

Alguna vez habéis dicho que el hábitat natural de Estricalla es un escenario en un local pequeño, principalmente de un gaztetxe. ¿Pero qué supone para Estricalla tocar en un escenario grande como por ejemplo el de Hatortxu?

Somos banda de directo, y es en los escenarios pequeños donde mejor sonamos y donde nos sentimos mejor. Nuestra actitud es la misma en un Hatortxu o en un Gazte perdido en mitad de la nada… nos cansaría estar tocando siempre en “grandes Festivales”, además los backstages nos parecen sitios súper aburridos.

Es vox populi que en un concierto de Estricalla, la banda sobrepasa los límites musicales, para llegar a ser una experiencia catártica. ¿Cómo se consigue llevar al éxtasis y a los picos de emoción a la gente que acude a un concierto de Estricalla?

Entiendo lo que quieres decir pero no creo que lleguemos a esos extremos. Nuestros conciertos son intensos y extremos pero no catárquicos. Entendemos la música como una liberación, como un intercambio donde das y tomas energía. Cada concierto es un momento vivido que no se repetirá jamás y que hay que vivirlo como si fuera el último. Preferimos ser imparables a inamovibles.

¿Cuál es el mensaje de Estricalla? ¿Qué va a escuchar y ver quien vaya al concierto de Las Armas, en Zaragoza, el próximo 30 de abril?

Básicamente canciones de Amor y Masacre, ejecutadas por una banda de HC-punk militante. No usamos la música para hacer política sino la política para hacer música.

¿Qué proyectos de futuro tiene Estricalla?

No hay proyectos, no hay futuro, sólo existen los momentos vividos y el Ahora.

Facebook de Estricalla.

Bandcamp de Estricalla.

28 abril, 2017

Autor/Autora

@DiegoMRoig / @igoiz17


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR