Y aquí seguimos en Predicadores...

Lunes por la tarde. La calle sueña la primavera en miles de hojas y de flores (todavía tenemos esperanza de que brote de dos ejemplares recién plantados). Un pasico más de un proyecto, #ImaginaPredicadores, surgido de la colaboración ciudadana, del amor por el Casco, por su patrimonio y por sus gentes. Un torrente de generosidad nunca suficientemente agradecida. Nacido de la aparente inacción de la autoridad competente, precedido de sueños y de reivindicaciones, cultivamos en tierra fértil el deseo de mejora, de inestimable colaboración entre institución y ciudadanía. El pasado septiembre, simplemente, volvimos a navegar y a nutrirnos de esta …

Lunes por la tarde. La calle sueña la primavera en miles de hojas y de flores (todavía tenemos esperanza de que brote de dos ejemplares recién plantados). Un pasico más de un proyecto, #ImaginaPredicadores, surgido de la colaboración ciudadana, del amor por el Casco, por su patrimonio y por sus gentes. Un torrente de generosidad nunca suficientemente agradecida.

Nacido de la aparente inacción de la autoridad competente, precedido de sueños y de reivindicaciones, cultivamos en tierra fértil el deseo de mejora, de inestimable colaboración entre institución y ciudadanía.

El pasado septiembre, simplemente, volvimos a navegar y a nutrirnos de esta corriente de vida y de saberes. Llegó diciembre. Hicimos un hueco a la niebla presentando el proyecto a todas las entidades colaboradoras, un acto “íntimo”, algo más que un simple informe.

Febrero, la puesta de largo ante el público y la crítica. Un proyecto integral, en favor de la salud del vecindario, de trabajadores, de viandantes y de turistas, de alumnos y profesores, de niños, de jóvenes y de mayores … Y, cómo no, la entrega formal, siempre el Registro, a quienes podían decidir. ¿Habrá receptividad? No hubo respuesta oficial al texto y a nuestro ofrecimiento de trabajar codo a codo con el personal técnico que había comenzado a dibujar una nueva calle.

De repente, un día cualquiera de abril, comparecencia de prensa. Mezcla de ilusión y de decepción. Árboles, bancos (tan importantes para nuestros mayores y personas con dificultades de movilidad), apuesta por la accesibilidad plena, ampliación de aceras, calzada sinuosa … estaban allí ¡Una alegría! Y la puerta abierta (¿pequeña, grande?): la consejera “se reunirá con la Junta del Distrito del Casco para explicar el proyecto y analizar sus aportaciones”.

Integral es algo “que comprende todos los elementos o aspectos de algo”. La distancia entre institución y ciudadanía se agranda. Esta quiere, se entrelaza con la transversalidad. Aquella no llega a saborear el guiso completo, se contenta con una parte de los ingredientes. Sin embargo, la administración es capaz de mezclar ingredientes y servir una receta muchísimo más jugosa. Ejemplos tenemos en esta misma legislatura.

El pasado 26 de abril volvimos a insistir ante las carencias del proyecto. La propuesta, imprescindible, de mejorar las viviendas. ¿De qué sirve una calle, una plaza, un solar bonito si paso frío en invierno y mucho calor en verano, si tengo humedades en el dormitorio, si no puedo salir porque carezco de ascensor…? Zaragoza Vivienda tiene manos y mentes capacitadas para abordar esta problemática. Tal vez no inmediatamente pero ¿por qué no con remanentes y el nuevo presupuesto en 2022?

¡Ay, el Patrimonio, “eso” que nos hace ser quienes somos!. Testigo de nuestra fundación, con permiso de la ibérica Salduie, bienvenida a quienes entraban y salían de la ciudad por la puerta de Toledo (romana, visigoda, islámica, cristiana …), última morada de nuestros antepasados (¡gracias, Pilar Galve, por tus publicaciones sobre enterramientos romanos y musulmanes en esta calle!), sede de nuestro mercado, el primer ensanche de nuestra urbe. Sin olvidar el colegio público Santo Domingo, antes cárcel, sede de tribunales, palacio de los Duques de Villahermosa, Grandes de España.

¿No merece la pena restaurar esa magnífica fachada y sus carpinterías e inaugurar una ruta de patrimonio histórico artístico y de paisaje urbano que muestre la importancia de esta vía? Cartelería y nuevas tecnologías abrirán ojos y oídos a la inmensa riqueza atesorada.

Camino Real, tránsito de monarcas y séquitos en coronaciones desde La Seo hasta la Aljafería pasando por la Zuda, el Convento de Santo Domingo (del que conservamos el refectorio, actual sede del Centro de Documentación del Agua y del Medio Ambiente, las cillas o bodegas situadas debajo del mismo, y el dormitorio integrado como capilla en la Casa de Amparo) ... Precisa de un tratamiento “monumental”, recuerdo de la empedrada calzada romana y medieval. Sabemos de las dificultades técnicas. Mas ciudades como Santiago de Compostela y Edimburgo han encontrado soluciones adecuadas al significado tradicional de los centros históricos. Materiales de calidad bien colocados y mantenidos hasta la misma plaza de Santo Domingo y restricción del tráfico a residentes, taxis y cargas y descargas evitando ser una vía de paso para acortar unas decenas de metros.

Así como ya se han recogido otras propuestas las enumeradas son factibles. Descansamos en el banco de Nubepensador, plaza del Justicia, donde todas las personas estamos invitadas a sentarnos “invitados a mejorar el mundo”. Seguiremos “la lucha en subjuntivo como si pudiera o pudiese”, trabajando con esperanza colectiva, construyendo ciudad desde el cariño y desde el bien común. La administración municipal será receptiva, seguro.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies