Ecología

WWF denuncia que casi la mitad de los cauces se han transformado en ‘badurríos’

En esta edición del Big Jump, voluntarios y voluntarias están limpiando residuos y denuncian con esta palabra, inventada por WWF, que los ríos han dejado de existir tal como los conocíamos, porque en la actualidad muchos de ellos están en un pésimo estado
| 15 julio, 2019 13.07
WWF denuncia que casi la mitad de los cauces se han transformado en ‘badurríos’
Tajo. Foto: WWF.

Los ríos son el escenario de una protesta llevada a cabo en 12 puntos críticos en el Estado español para reivindicar unos ríos sanos y en buen estado. En esta jornada reivindicativa, se han grabado imágenes con un dron donde se muestra el mal estado del río Jarama, que arrastra la contaminación de Madrid entre otras presiones, en el cruce con el Tajo.

En esta edición del Big Jump, voluntarios de WWF están limpiando residuos y protestan con un cartel que simula la señalética del río pero que lleva por nombre ‘Badurrío’. Con esta palabra, inventada por WWF, se busca denunciar que los ríos han dejado de existir tal como los conocíamos, porque en la actualidad muchos de ellos están en un pésimo estado.

“En España no tenemos ríos, tenemos badurrios. Con este término buscamos alertar a la ciudadanía de que los ríos, como tradicionalmente se han conocido, se están convirtiendo en un recuerdo del pasado”, explica Rafael Seiz, especialista del Programa de Aguas de WWF España.

Los ‘badurríos’ son aquellos ríos que llevan menos agua y de peor calidad, y además no son capaces de proporcionar todos los servicios fundamentales que nos proveen los ríos en buen estado como, por ejemplo, la depuración natural de las aguas o la recarga de los acuíferos que dan de beber. Prácticamente no queda un solo río en el Estado sin que una presa regule sus aguas y, como consecuencia, casi la mitad de los cauces se han trasformado en badurríos.

Se han construido más de 1.200 grandes presas, lo que ha situado al Estado español como el noveno del mundo con mayor número de grandes presas, y existen actualmente varios trasvases que han modificado el funcionamiento natural de las cuencas hidrográficas.

“Con esta acción queremos lanzar un mensaje claro a las administraciones: nuestros ríos no son simples cañerías. Por ello, pedimos a las Confederaciones Hidrográficas y a las Autoridades del Agua que pongan todas las medidas necesarias para mejorar el estado de los ríos en España, tal y como exige nuestro compromiso para cumplir con la Directiva Marco de Agua”, apunta Seiz.

15 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR