Valjunquera por los Paisajes se organiza para impedir la colocación de 24 aerogeneradores en el pueblo

Los proyectos presentados por Capital Energy y Forestalia incluyen la destrucción de varios yacimientos arqueológicos íberos y una trinchera de la Guerra Civil de marzo de 1938. Aliente da claves para entender los contratos que ofrecen las empresas.

Valjunquera
Pancarta en la localidad. Foto: Valjunquera por los Paisajes.

El movimiento vecinal "Valjunquera por los paisajes" celebró la pasada noche del 28 de diciembre una reunión informativa, que tuvo lugar en el ayuntamiento de Valljunquera ante la inminente presentación en el BOA, del proyecto de los parques eólicos que la empresa Forestalia pretende implantar en varios municipios de la Comarca del Matarranya.

Concretamente en Valljunquera están proyectados 9 molinos de la empresa Capital Energy y 15 de Forestalia. Además, en Vall de Tormo con dos y Massalió con 15. En las zonas próximas del Baixo Aragón también hay proyectos de aerogeneradores en Vall d'Esgorfa, Bellmunt de Mesquí, La Codoñera y en Maella.

Valjunquera
Reunión el pasado 28 de diciembre en Valljunquera. Foto: Plataforma.

El movimiento de la zona del Matarranya ha puesto sobre la mesa las medidas a seguir para mostrar su oposición al respecto, tal y como se posicionó por unanimidad el propio ayuntamiento en el pleno del pasado 28 de septiembre, tras quedar patente en el sondeo a la población celebrado dos días antes, con un 70.4% de los vecinos y vecinas en contra de la instalación de cualquier parque eólico en el municipio.

Esperanza, integrante de la plataforma que también pertenece a Paisajes de Teruel, explica a AraInfo que el inicio del conflicto comenzó durante la primavera de 2020. Entonces algunas personas de la localidad comenzaron dando charlas informativas de la mano de Gents del Matarranya: “Empezamos movernos para informarnos porque lo que veíamos es que esos proyectos a parte de que son ilegibles, son muy difíciles de entender. Está en un formato muy enrevesado”.

valjunquera
Jornada informativa en Valljunquera. Foto: Plataforma.

El trabajo de este movimiento vecinal consistió en hacerlo accesible, “hicimos unos posters muy grandes para que la gente supiera dónde iban los molinos, qué caminos eran los afectados, qué fincas… Y entonces sí que la gente se alarmó mucho porque una cosa es lo que te imaginas y otra lo que ves en el papel”.

A partir de la publicación en BOA que Esperanza pronostica que llegará muy pronto, la plataforma contará con 30 días para recoger y presentar alegaciones, un proceso laborioso y que requiere de mucha organización. Entre las alegaciones además de las que ya se repiten a lo largo y ancho de Aragón sobre el peligro para la fauna y el paisaje, los proyectos para Valljunquera incluyen destruir varios yacimientos arqueológicos y una línea de trincheras de la Guerra Civil de 1938.

“Los molinos van encima de yacimientos, uno es el más crítico que es el del Mirablanc que son yacimientos que están dentro de la Carta Arqueológica y dentro del mundo íbero es bastante importante”, explica Esperanza que advierte de que este yacimiento situado entre el Baixo Aragón y el Matarranya “tiene importancia en un periodo concreto y además han venido arqueólogos a verlo y bueno que tiene mucho potencial. Está prevista una limpieza que supongo que será esta primavera porque debería haber sido este invierno y no ha sido”.

Valjunquera
Uno de los posters informativos de la plataforma. Foto: Valjunquera por los Paisajes.

Aliente da claves para entender los contratos que ofrecen las empresas

Por su parte, el Grupo de Trabajo Jurídico de Aliente (Alianza Energía y Territorio) ha recibido consultas en relación al contenido de los contratos que las empresas promotoras de proyectos de energías renovables están firmando con propietarios y propietarias de terrenos.

Examinado el contenido de los contratos, desde Aliente alertan de que hay verdaderos abusos de derecho contenidos en los mismos, ya sea porque el promotor se reserva unos privilegios en las cláusulas del contrato, o ya sea por la falta de transparencia; dado que no explican suficientemente al propietario o propietaria de los terrenos, el alcance jurídico de aquello que están firmando.

Antes de entrar a explicar una lista de hasta 11 irregularidades encontradas en los contratos, recuerdan que la Ley 49/2003 de 26 de noviembre de arrendamientos rústicos, no es aplicable a este tipo de contratos, por la sencilla razón de que el objeto del contrato no es un aprovechamiento agrícola, ni ganadero, ni forestal.

Entre los abusos o falta de transparencia que han observado destacan por ejemplo, "que la empresa lo que ofrece no es un contrato de arrendamiento sino adquirir el derecho de superficie sobre sus tierras. Una decisión que supondrá para los y las propietarias que no podrán quitarse esa carga en 30 o 40 años o incluso 99 dado que el contrato es “prorrogables a voluntad de la Empresa”.

Además, las empresas se reservan el derecho a vender a terceros el derecho real que se ha constituido sobre las tierras sin que sea necesario el consentimiento de su dueña o dueño.

Por último, algunos contratos que han analizado en Aliente incluyen cláusulas de exclusividad, de confidencialidad para mantenerlo en secreto o incluso, mecanismos para que en caso de que se declaren nulas algunas cláusulas siga siendo válido: “Si alguna de las cláusulas o parte de ellas contenidas en el presente contrato fuera o deviniera inválida o nula, tal vicio no afectará al resto del contrato, salvo que afecten a algún elemento esencial del mismo, y la cláusula o estipulación inválida se sustituirá por otra de común acuerdo por las Partes que, considerada dentro del conjunto, conduzca a análogos resultados económicos o jurídicos”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies