Uso instrumental de la ley islámica por los talibanes con fines políticos

Los talibanes ahora buscan la hegemonía étnica bajo el disfraz de la religión para crear las condiciones para un gobierno pashtún absoluto. El grupo busca reprimir a otros grupos étnicos de cualquier forma posible y ejercer pleno poder político. Para ellos, la religión, como la mejor y más fácil herramienta, puede fortalecer la hegemonía étnica y hacerla aceptable para todos sin ninguna resistencia. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre los talibanes de ayer (1996-2001) y de hoy (2021)?

Helicóptero Apache de ataque aproximándose. Foto: Andre Klimke (Unsplash).

Los talibanes, como grupo extremista, son un movimiento islámico simbólico más que un movimiento que luche por el dominio. La etnia y el extremismo son las dos características generales de este grupo, que crean las condiciones para más convulsiones y violencia para los combatientes de este grupo. La forma en que gobierna este grupo es pura violencia y está marcado por el uso de métodos de terror e intimidación, que es  lo que caracteriza al nuevo terrorismo.

Durante los 20 años de presencia estadounidense, los talibanes lucharon contra el gobierno respaldado por Washington de la manera más brutal y, en la medida de sus posibilidades, infligieron la muerte para crear miedo y pánico por la obediencia colectiva en Afganistán.

El grupo atribuyó la mayoría de sus actos violentos a la ley sharia, y a la sombra de ella intentaron justificar la violencia y los atroces asesinatos en nombre del Islam. Definir a los ex miembros del gobierno como infieles, matar a militares, permitir ataques suicidas y matar a civiles en áreas controladas por el gobierno anterior fueron las señas de identidad del grupo. Ahora, con la toma del poder político y la salida de Estados Unidos de Afganistán, este grupo está tratando de consolidar su soberanía política bajo el pretexto de la Sharia y las cuestiones islámicas. Para este grupo los derechos humanos, los derechos de los presos, mujeres, niños y seres humanos, en contra de las disposiciones del Islam, no tienen un alto grado. En cambio, su soberanía étnica y pastún es más valiosa y de mayor importancia.

Por otra parte, los talibanes buscan la estabilidad política más que la ley sharia. Durante los últimos dos meses, hemos escuchado que se haya hablado (en las altas esferas de los talibanes) sobre la implementación de la ley Sharia por parte de los talibanes, y si hablan de ello, es sobre todo general y pragmático. Esta generalización casi se ha convertido en un tabú político para los talibanes. En general, este grupo puede considerarse un grupo tradicional/tribal más que un grupo fundamentalista religioso, que piensa en enfrentarse a los poderes y al mundo moderno.

Algunos todavía utilizan el término grupo religioso extremista en su análisis de los talibanes, cuyo resultado se basa en una premisa errónea. Los talibanes son el poder latente de la tribu, un movimiento que lanzaron con el pretexto de luchar contra el mal y los grupos de muyahidines bajo el nombre de Movimiento Islámico (que en ese momento era un término efectivo para derrotar al comunismo y calificar al yihadismo). Este movimiento tenía/ tiene más preocupaciones étnicas que religiosas. En ese momento, no había grupos no islámicos en el país cuya misión fuera combatir la infidelidad y el ateísmo.

Claramente, cuando se formó este grupo el poder del país estaba gobernado por diferentes grupos de Muyahideens y de alguna manera por los tayikos; los Pashtunes no podían confiar en el trono del poder y todas las esperanzas de este grupo se desvanecieron una tras otra. Esto allanó el camino hacia un movimiento pastún uniforme (sin la presencia significativa de la gente del pasado, que tenía un problema importante con los Tayikos y los Pashtunes, se veían en un movimiento  llamado talibán). Además, la agitación en la época de los grupos muyahidines dio al grupo un buen comienzo, ya que pudieron abrir su lugar en la política afgana en el menor tiempo posible.

Todo el poder en el país (con la luz verde de Estados Unidos) estaba ahora en manos de los talibanes, sin que ningún grupo hostil en el campo de batalla los desafíe seriamente. Estados Unidos se apoderó de un país colapsado por un grupo que controlaba el 95% del país, un lugar que pasó 20 años reconstruyendo el edificio con todo su equipo militar y administrativo y así sucesivamente.

Los talibanes ahora buscan la hegemonía étnica bajo el disfraz de la religión para crear las condiciones para un gobierno pashtún absoluto. El grupo busca reprimir a otros grupos étnicos de cualquier forma posible y ejercer pleno poder político. Para ellos, la religión, como la mejor y más fácil herramienta, puede fortalecer la hegemonía étnica y hacerla aceptable para todos sin ninguna resistencia. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre los talibanes de ayer (1996-2001) y de hoy (2021)?

Los talibanes de hoy y ayer puede diferenciarse de diferentes maneras. Los talibanes de ahora ya no son los talibanes que eran hace 20 años, algo que sus críticos patrióticos aún no han podido comprender. Siguen sentados en los mismos estereotipos que hace 20 años. Muchos ancianos talibanes han viajado a muchos países (esto se puede ver en sus rostros, rostros que pueden haber sido imposibles en las montañas y el desierto) y han visto vidas diferentes. No olvidemos que la nueva generación de talibanes es relativamente diferente de la generación anterior. Las dos generaciones difieren en muchos casos, incluido el tema de las mujeres y los jóvenes, para la que la nueva generación de talibanes quiere libertades relativas pero aún no ha podido convencer a la población.

  1. Talibán no es un movimiento social, sino un movimiento étnico. Es extremadamente extremista y dogmático y sigue ideologías étnicas y pastún. El movimiento talibán es un movimiento fuertemente influenciado por los movimientos salafistas y árabes extremistas y está principalmente inspirado en las escuelas religiosas paquistanís. Este movimiento, además de no tener un plan de acción y un manifiesto, la mayoría de sus actividades están en contra de las leyes y órdenes del Corán y la religión del Islam.
  • La mayoría de los miembros de los grupos talibanes son de pueblos y tribales, que han estado lejos del bienestar y la comodidad durante años y, según estas causas, la mayor parte de su trato a la población urbana es compleja y está lleno de violencia. El movimiento talibán cree en las creencias pashtunwali y no valora el papel de otras nacionalidades.
  1. Las principales diferencias entre los miembros jóvenes del movimiento talibán de hoy a ayer se encuentran en varios aspectos:
  • La generación anterior de jóvenes talibanes eran en su mayoría estudiantes de las escuelas religiosas con una visión parcial y flexible frente a otras etnias, mientras que en el nivel de liderazgo superior, no había otros grupos étnicos aparte de los líderes pashtunes.
  • Entre los talibanes, la generación actual de jóvenes usa la tecnología y está familiarizada con el mundo de los medios. Por lo tanto, la mayoría de las actividades de los talibanes se realizan en los medios de comunicación e incluyen las redes sociales, mientras que la generación anterior no sabía cómo usar un teléfono.
  • La generación actual está acostumbrada al dinero y la riqueza y lo busca por todas partes. Recientemente, la mayoría de las noticias sobre el robo de tesorerías es de objetos de valor personales y gubernamentales, mientras que la generación anterior intentaba llevar una vida sencilla y cumplir las órdenes del Emirato.
  • En la generación actual, las ganas de llegar al poder son muy fuertes y las cuestiones étnicas, más evidentes. En la generación anterior, el dinero estaba fuera de la discusión y la mayoría de los miembros del movimiento talibán se basaban en creencias ideológicas islámicas.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies