Una periodista francesa asegura que el doctor Vela le confesó en 2013 que regaló un bebé a la madre de Inés Madrigal

"Inés no pagó y le regalaron a la niña". Así lo ha afirmado esta periodista durante su interrogatorio por videoconferencia ante el tribunal que juzga al que fuera director de la ya desaparecida Clínica San Ramón, considerada el epicentro de la trama de bebés robados.

Foto: Alvaro Minguito |Diagonal

La periodista francesa, Emilie Delphine, ha asegurado este martes en el juicio contra el doctor Eduardo Vela, juzgado por un caso de bebés robados, que el médico le reconoció en 2013 durante una charla con cámara oculta en su consulta que había regalado un bebé a la madre de Inés Madrigal, la mujer que le ha llevado ante la Justicia.

"Inés no pagó y le regalaron a la niña". Así lo ha afirmado esta periodista durante su interrogatorio por videoconferencia ante el tribunal que juzga al que fuera director de la ya desaparecida Clínica San Ramón, considerada el epicentro de la trama de bebés robados. Esta frase se la habría dicho Vela en la consulta en la que estaba acompañado de su mujer, Adela Bermejo.

Se trata del primer caso de bebés robados que llega a juicio en el Estado español y que queda visto para sentencia. Data del 4 de junio de 1969. La bebe robada aún sigue buscando a sus padres biológicos. El acusado no ha hecho uso de su derecho a la última palabra.

En el juicio, el testimonio de esta periodista es clave para sustentar la acusación contra el exmédico, dado que la madre de Inés Madrigal, Inés Pérez Pérez, falleció hace unos años. La Sala ha exhibido el careo que se produjo en 2013 entre Inés y Vela, un cara a cara duro en el que la mujer le llamó "mentiroso" y le echó en cara que no dijera la verdad. "Sus mentiras son para fusilarte", dijo entonces.

Vela, de 85 años, ha seguido atento la vista postrado en una silla de ruedas. Detrás se sentaba su mujer y su hija. La delicada salud del médico hizo que la segunda sesión del juicio se tuviera que aplazar hasta este martes tras ingresar horas antes en urgencias por mareos.

En su declaración, negó todos los delitos que se le imputan; de sustracción de menores, suposición del parto, falsedad documental y detención ilegal. Su abogado alegó en la vista oral que los delitos están prescritos, algo de lo que ya se pronunció en sentido contrario la Audiencia de Madrid.

Tras concluir la prueba, la fiscal ha mantenido su solicitud de pena de once años de cárcel, al igual que el abogado de la acusación particular, que pide 13 años. El abogado del acusado ha solicitado su absolución, criticando que se haga "una causa general" y asegurando que el origen de todo es "un chantaje" por parte de un inspector de policía. No obstante, ha pedido que si hay condena, se le aplique el atenuante de dilaciones indebidas.

"Es un caso claro de tráfico de niños", ha aseverado la fiscal en su informe en el que ha reprochado al acusado que privara a la víctima de su "identidad genética" y ha comparado el procedimiento con las desapariciones en Argentina. Guillermo Peña, que defiende a Madrigal, ha censurado que se borrara "cada paso para ocultar la verdad".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies