Un llamamiento internacionalista exige la liberación de los comunistas Mikhail y Aleksander Kononovich

Una concentración en Zaragoza se ha sumado este jueves al llamamiento de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD) que pretende levantar una ola de solidaridad y de presión internacional al gobierno ucraniano de Zelenski, que "los acusa falsamente de espionaje"

El pasado 6 de marzo, a través del Servicio de Seguridad de Ucrania, se reportó la detención de Mikhail Kononovich, primer secretario de la ilegalizada Juventud Comunista Leninista de Ucrania, y de su hermano Aleksander Kononovich. Ambos, "acusados sin base alguna de supuesta colaboración con los servicios secretos de la Federación Rusa y de la República de Bielorrusia", denuncia la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD).

Este sábado, después de seis días sin noticias, la FMJD afirma haber recibido una "actualización de la situación de los camaradas Kononovich". "Están arrestados en un centro de detención preventiva en Kiev. Han sido golpeados en varias ocasiones. Siguen con vida. Sigamos luchando por su libertad", apunta la Federación.

Para la FMJD, este hecho constituye una flagrante violación de los derechos humanos y políticos. "El acoso a los partidos comunistas y sindicatos, por desgracia, ya una realidad instalada en Ucrania, ya que viene sucediéndose desde el golpe de Estado de corte fascista del 2014 que contó con el apoyo de los Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN", critican.

La Federación Mundial de la Juventud Democrática ha mostrado su preocupación por la situación de ambos detenidos, así como expresado a través de su presidente, Aritz Rodríguez, la exigencia de libertad inmediata, quien también llama a mandar cartas a las embajadas ucranianas como método de presión.

"Ucrania está atravesando una situación dramática en estos momentos. Durante años, tras el golpe de estado de 2014, las organizaciones comunistas, diferentes movimientos sociales y sindicales han sido ilegalizados, muestra de la deriva reaccionaria del gobierno del país. Aprovechando la coyuntura de la guerra y el carácter clandestino de estas organizaciones han acusado a los dos hermanos de ser espías, amparándose en la situación de alarma", añade la FMJD.

Esta detención, sin embargo, no es nueva en las filas comunistas de Ucrania. Desde 2015, el Partido Comunista está ilegalizado y perseguido en el país. De hecho, Mikhail y Aleksander ya habían sido detenidos previamente acusados también en su día de colaboración con Rusia y Bielorrusia y de una supuesta traición al país. "Nada más lejos de la realidad, los hermanos Kononovich son entregados militantes comunistas. Por eso se les persigue, por eso se les detiene", advierte la FMJD.

Varios jóvenes en Madrid ya se desplazaron el propio lunes a la embajada de Ucrania en la capital para exigir la liberación de ambos militantes. Además, este martes, 9 de marzo, se llevaron a cabo movilizaciones en otras ciudades del Estado, que responden al llamamiento de la Federación Mundial de la Juventud Democrática, en colaboración con organizaciones juveniles de los diversos territorios del Estado español. Afirman manifestarse por la libertad de las y los presos políticos detenidos, además de señalar su desacuerdo con la guerra de Ucrania, "provocada por los intereses de la oligarquía rusa, de la OTAN y de la Unión Europea".

En Zaragoza, la FMJD ha demostrado esta solidaridad internacionalista con una concentración que ha tenido lugar este jueves, 10 de marzo, a las 19.00 horas, en la céntrica Plaza de España. En Aragón, las organizaciones adheridas a esta federación se han hecho eco de la convocatoria en sus redes sociales, como la Juventud Comunista y Purna.


Más información de la guerra en Ucrania y el Donbass en este especial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies