Test pionero para el diagnóstico sin falsos positivos de la brúcela porcina

En caso de aprobarse se trataría del primer test diagnóstico de brucelosis porcina libre del riesgo de falsos positivos disponible a nivel mundial

Ribagorza benavarri test
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Investigadores de la Unidad de Producción y Sanidad Animal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) han participado en la creación de un test pionero para el diagnóstico sin falsos positivos de la brucelosis porcina. La prueba diagnóstica, desarrollada por la empresa Aquilón, spin off de la Universidad de León, ha sido registrada ante la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

El test Brucelin Aquilón es una prueba inmunológica de aplicación intradérmica para el diagnóstico de la brucelosis en cerdos, desarrollada por Aquilón a partir de las investigaciones de los Doctores José María Blasco y Pilar M. Muñoz, del CITA y de Ignacio Moriyón y Raquel Conde, de la Universidad de Navarra.

La brucelosis es una enfermedad que afecta la reproducción de vacas, cabras, ovejas, cerdos, y otros mamíferos, causada por distintas especies de bacterias del género Brucella. Es una zoonosis, ya que puede transmitirse a humanos y provocar el cuadro de fiebres intermitentes, dolor articular y otros síntomas, conocido como Fiebres de Malta, que puede complicarse. Por ello, es de declaración obligatoria, siendo el diagnóstico serológico un elemento clave de los programas de erradicación de la enfermedad en todo el mundo.

Los métodos actuales de diagnóstico serológico, desarrollados y aprobados fundamentalmente para ganado bovino, ovino, caprino y porcino pueden dar resultados falsos positivos hasta en un 15% de las pruebas que se realizan.

Estos falsos positivos en el ganado porcino se deben a reacciones cruzadas con otras bacterias no patógenas, que frecuentemente están presentes en las explotaciones, y generan fuertes pérdidas económicas debido a la necesidad de sacrificar los animales serológicamente positivos presuntamente infectados que frecuentemente son reproductores de alto valor genético.

El producto se obtiene a partir de una cepa tipo de la bacteria Brucella abortus, modificada genéticamente para que no provoque las reacciones cruzadas que generan los falsos positivos en las pruebas diagnósticas de la brucelosis porcina disponibles hasta ahora.

En caso de aprobarse se trataría del primer test diagnóstico de brucelosis porcina libre del riesgo de falsos positivos disponible a nivel mundial.

Tratándose de un producto inmunológico complejo dirigido a una enfermedad de declaración obligatoria, en su desarrollo ha sido fundamental el diálogo y el apoyo constante de las Agencias Española y Europea del Medicamento, así como el asesoramiento científico y técnico de los equipos de investigación sobre brucelosis de la Universidad de Navarra y del CITA de Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies