Sturgeon: "Escocia volverá al corazón de Europa como país independiente"

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha intensificado su demanda de que se celebre un referéndum de independencia este año, como resultado de la oposición de Escocia al Brexit, pese a constatar, hace tan solo unos días, la firme negativa del Gobierno británico

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon. Foto: SNP

En un discurso pronunciado en Edimburgo coincidiendo con el día de retirada de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE), Sturgeon ha asegurado que "es posible" que Escocia celebre un plebiscito este año, para lo que su ejecutivo ya se ha puesto a trabajar. También ha anunciado que solicitará a la Comisión Electoral que se pronuncie sobre si sería adecuado utilizar la misma pregunta de 2014 ("¿Debe Escocia ser un país independiente?), cuando el 55 % rechazó la separación.

Además, en los próximos meses el Gobierno escocés publicará una serie de documentos que, según Sturgeon, contendrán "la información y las respuestas" que la gente necesita para tomar una decisión sobre la independencia, así como su formación, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) doblará la inversión dedicada a hacer campaña por la separación.

A finales de año, el Parlamento escocés aprobó la ley de referendos que le permitiría organizar una consulta, pero todo ello puede quedar en nada si el Gobierno del conservador Boris Johnson mantiene su rechazo a transferirle los poderes que pondrían un referéndum legal en manos de la cámara escocesa. Hasta ahora, Johnson ha rechazado la petición y ha manifestado que el referéndum de 2014 fue una situación que se dio "una vez en una generación".

No obstante, Sturgeon se ha mostrado convencida de que esta negativa no puede sostenerse indefinidamente y ha dicho que si no se consigue una consulta este año, se hará tras las elecciones escocesas de mayo de 2021.

Sobre esa base, la ministra principal escocesa ha instado al movimiento independentista a "ganar el argumento político" a base de convencer a las personas indecisas, en especial a las que en 2014 votaron "no" y ahora lamentan el Brexit, ya que las encuestas les sitúan como las que podrían decantar la balanza en favor de la independencia.

"Mi posición en esta etapa es que debemos usar nuestras energías de manera diferente. Debemos centrarnos en construir y ganar el argumento político en favor de la independencia", ha afirmado para reiterar que su estrategia sigue siendo la de negociar con Londres un referéndum "legal y vinculante" que esté "más allá de cualquier desafío legal", porque, solo de ese modo lograría "el reconocimiento internacional" necesario para convertirse en un estado propio.

Sin embargo, y por primera vez, ha dejado la puerta abierta a estudiar la posibilidad de que el Parlamento escocés pudiera convocar un "referéndum consultivo", que no tendría valor legal, por lo que ha asegurado que no es su prioridad, ya que podría hacer "retroceder" al movimiento. "Escocia volverá al corazón de Europa como país independiente", ha asegurado.

El 'sí' a la independencia de Escocia se impone al 'no'

Cabe recordar, que una nueva encuesta sitúa en el 51 % de la población escocesa que apoyaría la independencia de la nación una vez se consume definitivamente el Brexit, frente al 49% que apostaría por el 'no'.

Se trata de la primera vez que el 'sí' gana al 'no' desde las encuestas realizadas en 2015, un año después de que Escocia celebrara un referéndum en una jornada histórica que se saldó con el 55,3% de los votos en contra de la independencia y 44,7% a favor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies