Sólo nueve clubs cumplen el acuerdo de tener algún equipo femenino para explotar uno de los 28 campos de fútbol municipales

En mayo de 2019, el equipo de gobierno de Zaragoza en Común llegó a un acuerdo para la cesión de los 28 campos de fútbol municipales. La entente comprometía a los clubs a crear, al menos, un equipo femenino en tres años. Casi uno después, sólo nueve lo tienen, y cuatro de ellos ya disponían de él en 2018. Mientras, el único equipo completamente femenino de la ciudad, el Zaragoza CFF, no disfruta ningún espacio municipal.

Foto: Zaragoza Deporte | Inauguración, en marzo de 2019, del nuevo campo de fútbol de Casetas, cuyo club tiene un equipo femenino.

En Zaragoza hay 28 campos de fútbol municipales. Todos ellos están explotados por equipos eminentemente masculinos. La última regularización de estos espacios, que conllevó la cesión administrativa a los clubs gestores por un plazo de cuatro años prorrogable a otros cuatro, se concretó en mayo de 2019 (con Zaragoza en Común –ZeC– al frente del Consistorio). En dicho acuerdo se incluyó un compromiso, por parte de los clubs, de crear, al menos, un equipo de fútbol femenino en un plazo de tres años.

Casi ha pasado un año (queda tiempo suficiente), pero las previsiones no son halagüeñas, a pesar de que desde los clubs se repite que su predisposición es máxima. Sólo nueve de los 28 tienen en la actualidad, según los datos proporcionados a AraInfo desde el Ayuntamiento de Zaragoza, algún equipo femenino. Y cuatro de ellos ya disponían del mismo antes de adquirir el compromiso oficial. Los que siguen siendo completamente masculinos aseguran encontrar un techo difícil de atravesar: no hay niñas que quieran jugar.

Paralelamente, muchas de las que sí tienen interés por calzarse las botas lo hacen en el único club completamente femenino de la ciudad, el Zaragoza Club de Fútbol Femenino, que sigue sin explotar ningún campo municipal y cada semana se las ingenia para repartir a las 150 niñas de sus nueve equipos de base por hasta seis instalaciones.

“Se eximirá de sanción a los que acrediten haber promovido las medidas oportunas”

En su momento, desde el Ayuntamiento se apuntó que entre las obligaciones que asumían los clubs se encontraba “el fomento del fútbol femenino, con el compromiso de formar algún equipo femenino en un plazo de tres años”. Se implicaba también el Consistorio en esta empresa con la articulación de “acciones dirigidas a fomentar el fútbol femenino”. Respecto a las posibles consecuencias, el texto estatuía que se eximiría de sanción a aquellos que no consigan formar equipo si acreditan haber promovido las medidas oportunas, como jornadas de captación o clínics”.

Por añadidura, los clubes concesionarios se comprometían también “a facilitar una mejor convivencia en el campo”, bajo amenaza (esta vez sí) de sancionar como falta muy grave “cualquier conducta discriminatoria por la condición sexual, racista, xenófoba o que fomente la violencia en el deporte”.

Esta cesión, afirmaron entonces desde el equipo de gobierno, “garantiza la seguridad jurídica y viabilidad futura de estas instalaciones en colaboración con los clubs y cierra la puerta a su eventual privatización en el futuro”.

El modelo de co-gestión, explicaron, “compromete al cumplimiento de la legislación, la mejora de la transparencia, la participación de los usuarios y usuarias, y la determinación de los derechos y obligaciones de cada parte. Los clubes se hacen cargo de un canon anual de 3.000 euros por cada campo de fútbol 11 de césped artificial y de 1.600 por uno de fútbol 7; de esta cantidad pueden deducirse gastos de inversión y mantenimiento, así como ahorros en la factura energética, que corre a cuenta del Ayuntamiento. Así, el canon no se establece con un objetivo recaudatorio, sino para buscar un equilibrio que garantice el futuro y la calidad del servicio”.

De igual forma, se estableció que los clubs podían percibir ingresos por el bar -cediendo un 10 % a las arcas municipales en caso de que sea explotado por terceros- y por el alquiler de las instalaciones a otros clubes. Si la ocupación por otras entidades supera el 20 % del total, el club deberá aportar al Ayuntamiento el 25 % de estos ingresos.

Seis equipos femeninos en 2017, nueve en 2019

En 2017, seis clubs tenían algún equipo femenino: Club Deportivo Delicias, Club Deportivo Fleta, Unión Deportiva Los Molinos, Club Deportivo Oliver, Atlético Ranillas y el Club Deportivo Valdefierro. Bajo a cinco un año después (en 2018) al quedarse sin equipo el Valdefierro.

Son nueve en la temporada actual (2019/2020), cuatro que continuaban desde 2017: Fleta, Ranillas, Los Molinos y Delicias; uno que regresa: Valdefierro, y cuatro nuevos: Unión Deportiva Casetas, Club Deportivo Ebro, Club Deportivo Actur Pablo Iglesias y Club de Fútbol El Gancho. Sólo ha habido una baja respecto a los años anteriores, el Club Deportivo Oliver.

Los nueve actuales tienen únicamente un equipo femenino (además de las niñas que juegan con niños, ya que hasta infantiles está permitido que lo hagan mezclados). Dos de ellos militan en la 1ª Femenina, Fleta y Delicias, y el resto en el segundo escalón del balompié de féminas en Aragón.

“A todo el mundo se le llena ahora la boca con el fútbol femenino, pero las instituciones no lo han apoyado”

En la temporada 2013/2014, el Club Deportivo Delicias ya tenía un equipo femenino. Hoy lo mantiene, junto a siete niñas jugando con niños hasta infantiles y 22 equipos masculinos. Su presidente, Jesús Escusol, señala que nunca han tenido problemas para conformarlo, aunque entiende las dificultades de otros clubs. Lo ideal, dice, “es que se hiciera una captación desde edades tempranas, porque las niñas más pequeñas todavía no apuestan por el fútbol, prefieren el fútbol sala, el balonmano o el baloncesto”.

Tal y como se apunta en el Anuario de Estadísticas Deportivas del Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España, en 2018 había en Aragón 1.393 mujeres federadas en fútbol, 953 en balonmano y 6.719 en baloncesto. Este último es el deporte con más fichas federativas de mujeres en la comunidad, seguido del patinaje con 2.094.

Para Escusol, en vez de “obligar”, el Ayuntamiento debería incentivar: “Nosotros llevamos siete años con equipo femenino, podría haber subvenciones, ayudas, nos han dado lo mismo que al resto. A todo el mundo ahora se le llena la boca con el fútbol femenino, pero las instituciones no lo han apoyado”.

Respecto a la petición del Zaragoza CFF de poder explotar un campo municipal, asegura que comprende la reivindicación, pero también indica que hay otros clubs con más o la misma cantidad de equipos y siguen jugando en los campos de la federación: “Más que mirar sólo a las niñas, hay que mirar todo en su conjunto, todos son personas”.

Muchas dificultades (tantas como para no tenerlo) está encontrando el presidente de la Unión Deportiva Montecarlo, Faustino Morente. Afirma que no tienen equipo “porque no hay chavalas. Hacemos clínics y tecnificación y está anunciado, pero nada. Y lo que no queremos es, como han hecho algunos clubs, quitarle el equipo completo a otros”.

Recuerda que hace años tuvieron equipo femenino y que su intención es volver a crearlo, pero reitera que no hay demanda: “El baloncesto o el balonmano nos llevan mucha ventaja, el fútbol ha sido tradicionalmente masculino, pero es cosa de tiempo”.

“Un niño que quiera jugar tiene mil opciones, queremos que las niñas también las tengan”

Con el agrio desencuentro entre la Federación Aragonesa de Fútbol (FAF) y el Zaragoza CFF, que está en los tribunales y ha provocado la salida del club de los campos de la federación, se ha intensificado la presión para que pueda explotar una instalación municipal.

“Pedíamos que fuera el Mudéjar, que era la única instalación que, con algunos arreglos, estaba ya montada”, apuntó el presidente del Zaragoza CFF, Rubén Alcaine. Señaló también que le pareció “perfecta” la propuesta de ZeC al respecto de crear, al menos, un equipo femenino: “Igual que un niño que quiere jugar tiene mil opciones, queremos que las niñas también las tengan”.

982 equipos de todas las edades

En 2019, los campos de fútbol municipales dieron servicio a 982 equipos de todas las edades (de ellos, 828 de los propios clubes gestores). Son los centros con mayor número de usos de todas las instalaciones municipales de cualquier área.

La actividad creció un 6 % en 2018, con 55 equipos más que en la temporada anterior. Lo que supuso un aumento de 412 partidos disputados y 1.055 entrenamientos más. Además, las actividades extraordinarias (campus, torneos, clínics) experimentaron un incremento del 7,6 %.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies