Ecología

Presentan un escrito para proteger el dormidero de Alimoches de la Sierra de Luna

Este dormidero del Valle del Ebro llega a albergar más de 100 ejemplares venidos de diferentes sitios como La Rioja e incluso ejemplares de origen francés, sin embargo, los parques eólicos que quieren instalar hacen peligrar la población de Alimoches un ave que ha sido considerada como "vulnerable".
| 18 noviembre, 2019 07.11
Presentan un escrito para proteger el dormidero de Alimoches de la Sierra de Luna
Alimoche adulto, una de las especies de aves necrófagas migradores que cada primavera llega a los cielos de Aragón.

El pasado 5 de noviembre de 2019 las organizaciones ecologistas Amigos de la Tierra Aragón y ANSAR Aragón presentaron un escrito dirigido a Joaquín Olona, Consejero de Agricultura, Ganadería y Montes del Gobierno de Aragón. El motivo: la construcción de parques eólicos en la Sierra de Luna amenazan el mayor dormidero de Alimoches del Valle del Ebro. El INAGA dio la autorización a la construcción de aerogeneradores. Las muertes de las aves se producen por colisión con las palas en movimiento.

Este dormidero de gran valor ecológico llega a albergar más de 100 ejemplares venidos de diferentes sitios como La Rioja e incluso ejemplares de origen francés. También hay constancia de que varias decenas de buitre leonado pernoctan allí. Su relevancia estratégica y para la conservación de la especie es especial y por ello ha sido objeto de seguimiento científico desde su descubrimiento a finales de los años 80. El interés y excepcionalidad de este dormidero excede del ámbito local llegando a tener categoría de interés a nivel estatal y europeo.

A parte de la muerte directa de los ejemplares de Alimoche (Neophron percnopterus), también hay que valorar la correlativa pérdida de puestas de huevos y pollos de los ejemplares reproductores fallecidos, con el consiguiente deterioro del estado de conservación de esta especie, afectante a la numerosa colonia que utiliza el dormidero comunal del Monte de Sora (Sierra de Luna).

Es muy probable que la incidencia que estos parques eólicos van a tener sobre un grupo aún más amplio de fauna amenazada y protegida (v.g. Milano real, Águila de Bonelli o perdicera, etc.) haya podido ser también subestimada y mal catalogada.

“A la vista de la gran cantidad de instalaciones eólicas en torno al dormidero con más de 160 máquinas y el impacto acumulativo sobre la avifauna que el propio INAGA reconoce como severo, solicitamos al Departamento de Biología de Conservación de la Estación Biológica de Doñana (EBD) del CSIC un informe técnico de las consecuencias que tendría sobre la población de Alimoche la instalación de los parques en la Sierra de Luna comentan en una nota de prensa las organizaciones ecologistas. Este informe solicitado meses atrás de la EBD considera necesario que las medidas de seguridad sean al menos de un radio de 15km.

Las organizaciones ecologistas han pedido que se revisara la declaración de impacto ambiental (DIA). “Tras las advertencias a los responsables del departamento de Industria y al de Agricultura, Ganadería de Medio Ambiente y al INAGA para que se revisaran las declaraciones de impacto ambiental (DIA), la única respuesta ha sido del INAGA, que nos comunica que ha instado a los promotores de los parques a instalar dispositivos disuasorios (detección/disuasión) de las aves en algunos aerogeneradores y dispositivos de detección/disuasión/parada en tres aerogeneradores; además del pintado de las palas. Con ello INAGA no considera revisar las DIA.” Comentan las organizaciones ecologistas.

Piden que se detenga el funcionamiento de los aerogeneradores en época de presencia de Alimoches en la península.

Estas medidas las consideran “absolutamente insuficientes” además no constan las características técnicas ni la garantía de los dispositivos anunciados por INAGA y que el informe técnico de la EBD deja constancia de que los sistemas disuasorios no funcionan correctamente y que no hay ningún estudio científico independiente que avale su eficacia. Ante esto las organizaciones comentan: “Hemos pasado a solicitar la apertura de procedimiento de exigencia de responsabilidad medioambiental ante el peligro de daños inminentes, de acuerdo a la Ley 26/2007, en el que se solicita al menos la parada biológica de  marzo a  septiembre de los aerogeneradores ubicados en un radio de 15 km alrededor del dormidero -el periodo de presencia de Alimoches en la península- y la paralización cautelar de los mismos mientras se resuelve el procedimiento.”

La administración tiene la posibilidad de paralizar la actividad de los aerogeneradores y proteger a las aves. Esto lo permite la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental es un proceso administrativo no sancionador por el cual la Administración puede exigir a los promotores de proyectos que tomen las medidas necesarias ante el riesgo de daños inminentes en el medio ambiente.

“La  función  primordial  de  la  Administración  es,  en  primera  instancia,  evitar  que  se produzcan  los  hechos  perjudiciales para  el  medio  ambiente.  Este  carácter  preventivo  de  la Administración es importantísimo, dada la gran dificultad que existe para reparar ciertos daños ambientales o la imposibilidad, en el caso de que estos sean ya irreversibles», finalizan en la nota de prensa.

Empresas responsables

 Los responsables directos de la amenaza de “inminente de daños medioambientales” son las empresas titulares de los parques eólicos situados en las cercanías del dormidero son: Energía Eólica Cotaz S.L., Eólicas Arza S.L., Energías Eólicas y Ecológicas 58 S.L., EDP Renovables España, S.L.U., Eólica Sostenible del Gállego S.L., Generación Renovables del Gállego S.L., Fuerzas Energéticas del Sur de Europa XVI S.L., Fuerzas Energéticas del Sur de Europa IX S.L., Fuerzas Energéticas del Sur de Europa X S.L., Fuerzas Energéticas del Sur de Europa XVI S.L., Fuerzas Energéticas del Sur de Europa XVII S.L., Explotaciones Eólicas Santo Domingo de Luna S.A., Corporación Eólica Sora S.A.

Además, recordar, que la responsabilidad recae sobre la Administración territorial en orden de velar de que el operador adopte las medidas de prevención, evitación y reparación de los daños o las amenazas de daños medioambientales, pudiendo llegando a actuar con las medidas necesarias de forma directa por parte de la administración.

El Alimoche: un ave en peligro de extinción

El Alimoche común Neophron percnopterus es un buitre menor que acostumbra a juntarse en dormideros comunales. Ha sufrido un retroceso poblacional que ha dejado a la rapaz en una peligrosa situación, según cuenta Seo-BirdLife.

La tendencia general de la especie ha sido negativa “como consecuencia de lo cual el Alimoche ha desaparecido como reproductor en numerosas áreas de Andalucía, el centro y sureste de la Península y Galicia.”

Este buitre menor ha descendido en áreas de “vocación predominantemente agrícola, especialmente el valle del Ebro (con descensos de hasta el 70%)”, aclaran en la web de Seo Bird Life. Este ave tiene unas amplias alas que desplegadas pueden superar el metro y medio.

La especie se incluye en el Libro Rojo de las aves de España en la categoría de “En peligro”, aparece calificada como “Vulnerable” en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y a nivel europeo la UICN lo cataloga como “En peligro”. Por su parte, la subespecie canaria figura en el Libro Rojo como “En peligro crítico”, y “En peligro” en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, así describe Seo BirdLife en el apartado de “Amenazas y conservación”.

18 noviembre, 2019

Autor/Autora

Fotoperiodista. Le gusta fotografiar contradicciones y patearse las calles. Estudió Fotografía Artística y ahora estudia Comunicación. Integrante del Consello d´AraInfo. @pabloibasi.


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR