Podemos propone recuperar el Canal de Aguas Bravas para el deporte profesional y como espacio de ocio alternativo

El proyecto de recuperación cuenta con el visto bueno de la Federación Aragonesa de Piragüismo e incluiría un centro de entrenamiento profesional y un programa de formación deportiva, entre otras instalaciones

El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza ha propuesto recuperar el Canal de Aguas Bravas para el deporte profesional y como espacio de ocio alternativo para la ciudadanía. La propuesta realizada por la formación implicaría una inversión de 700.000 euros para arreglar los problemas estructurales, especialmente de impermeabilización del Canal, y se concretaría en la creación de un centro español de entrenamiento de slalom, un programa de captación de talentos, un programa de tecnificación, un centro de entrenamiento profesional para equipos estatales y de otros lugares, un programa de promoción y formación deportiva, y como espacio de ocio alternativo.

“Es evidente que hoy por hoy nadie defendería gastar millones de euros en un proyecto como el Canal de Aguas Bravas. Pero tenemos que asumir que esa infraestructura existe y hay dos opciones: destruir y tirar a la basura todo lo invertido en los últimos 15 años o recuperarlo para el deporte y la ciudadanía”, ha explicado el portavoz del grupo municipal, Fernando Rivarés.

Desde 2018, hay un proyecto para su recuperación, de la mano de la Federación Aragonesa de Piragüismo, que “el actual equipo de Gobierno tiene escondido en un cajón”, ha señalado. Ya en su momento estaba prevista la implicación del Consejo Superior de Deportes y ya se mantuvieron dos reuniones en Zaragoza con los representantes de la Real Federación Española de Piragüismo, que mostraron su interés en apoyar y secundar a la Federación Aragonesa.

“La rentabilidad del espacio es social, no económica, medida en servicios de ocio y, sobre todo, en resultados deportivos y contactos internacionales que nos pudieran elegir como lugar de entrenamiento. Estos contactos ya fueron iniciados por la Federación Aragonesa de Piragüismo en 2019”, ha añadido Rivarés.

El Canal de Aguas Bravas, diseñado para realizar un descenso desde la balsa superior a la inferior en un recorrido circular, con tres tramos rectos, utiliza el bombeo eléctrico para la elevación del agua de la balsa inferior a la superior mediante cuatro bombas que pueden aportar un caudal de tres metros cúbicos por segundo cada una.

El gasto energético para el llenado es alto fundamentalmente por la gran pérdida de agua debido a las filtraciones constantes en el canal y el modo de construcción que nunca se hizo correctamente. Los cálculos técnicos dicen que abierto se perdían unos 300.000 litros al día.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies