Podemos Aragón lamenta que el CGPJ “demuestre no estar a la altura” de los derechos de las personas LGTBI

La formación morada crítica así el informe emitido por el organismo judicial sobre el proyecto de ley elaborado por el Ministerio de Igualdad, que próximamente llegará al Congreso para su debate y aprobación definitiva.

Concentración el 18 de mayo de 2021 frente al Congreso español. Foto: Plataforma Trans.

El Consejo General del Poder Judicial -CGPJ- ha emitido recientemente el informe al anteproyecto de ley de igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI. Un documento con el que, según la secretaria de Feminismos y colectivo LGTBI de Podemos Aragón, Blanca Grimal, este órgano “demuestra no estar a la altura de los tiempos y de los derechos de un colectivo que lleva demasiados años discriminado”.

Especialmente crítica se ha mostrado Grimal con la recomendación de la judicatura de elevar a los 18 años el mínimo de edad para que una persona pueda cambiar la mención registral relativa al sexo, y no a partir de los 12 años como propone la ley. “La visibilidad trans que afortunadamente hoy vemos día tras día demuestra que las personas trans tienen bien claro lo que son desde bien pequeñas, y no permitir que la administración lo haga efectivo hasta que son mayores de edad supone una discriminación inaceptable, que alarga durante años la transición plena a la que se enfrentan”.

Recuerda la secretaria de la formación morada que el texto ya recoge que este cambio requiere de aprobación judicial, previa tramitación de un expediente de jurisdicción voluntaria y la demostración de la madurez necesaria y de la voluntad estable de proceder a la rectificación registral del sexo.

Grimal califica como un “auténtico despropósito” que el CGPJ haya mostrado su disconformidad con la prohibición de las terapias de conversión, alegando que en situaciones estas cuentan con el consentimiento del efectuado. “La homosexualidad -señala Grimal- no es una cuestión reversible, y las personas y colectivos que defienden lo contrario, además de homófobas, promueven estas pseudoterapias con un motivo evidente, que en la sociedad siga imperando el modelo tradicional de familia, generando en personas del colectivo vulnerables un daño inaceptable con el que debemos acabar de una vez por todas”.

Por último, desde Podemos lamentan que este informe llegue con un retraso de tres meses. Una dilación que “empieza a convertirse en un modus operandi del CGPJ ante los proyectos de ley que plantea nuestra formación”. Para Grimal, “por mucho que el máximo órgano por el que se rigen los jueces se revuelva, sus miembros no conseguirán parar los avances de derechos sociales para los que estamos la ciudadanía clamando desde las calles durante muchos años y con sus votos nos ha puesto en las instituciones públicas”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies