Plan de contingencia para el curso 2020-2021: un modelo insuficiente e irresponsable para CCOO y CGT

CGT asegura que el plan presentado por Felipe Faci introduce el modelo "low cost" en las aulas y deriva la responsabilidad de la administración hacia los centros y equipos directivos. CCOO denuncia que "actualmente se están aplicando criterios en la negociación de cupos que suponen directamente recortes de profesorado".

escolar curso
Felipe Faci. Foto: Gobierno de Aragón

Tras la reunión de este viernes con el Consejero de Educación Felipe Faci sobre el Plan de Contingencia y las de medidas para en el inicio del curso 2020/2021, CGT y CCOO ha no solo lo han valorado negativamente sino que ambos sindicatos ha subrayado que “se han confirmado nuestro peores temores” y aseguran que la propuesta del departamento del Gobierno de Aragón no garantiza una vuelta segura a las aulas en septiembre.

Desde estas cabeceras sindicales denuncian las “insuficiencias” del plan y consideran que no garantiza la seguridad sanitaria ni la calidad de la educación pública.

CGT pide la dimisión de Faci

Para CGT, “el departamento de educación pretende afrontar la ‘nueva normalidad’ de manera voluntarista y bajo un modelo ‘low cost’ que vuelve a situar al sector educativo en los márgenes de las prioridades políticas del gobierno de Aragón”. Como señalan desde el sindicato, “el plan de contingencia renuncia a aplicar medidas de carácter estructural -como las solicitadas bajadas de ratio o las 18h/23h-, deriva la responsabilidad de la administración hacia los centros y equipos directivos -con el consiguiente sobreesfuerzo y la asunción de responsabilidades que creemos impropias, no garantiza la seguridad sanitaria de los centros -eludiendo nuevamente el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales-, y, como viene siendo habitual, deja en el limbo de la incertidumbre numerosos aspectos importantes como la formación (en seguridad laboral, en prevención sanitaria para la comunidad educativa, formación en destrezas digitales, etc...)”.

Para el sindicato, “el plan es una muestra más del desinterés y la irresponsabilidad del departamento de Educación, por lo que desde CGT exigimos la dimisión de su responsable, el consejero Felipe Faci”.

Ante esta situación que culmina años de abandono del sector educativo, de incumplimientos de acuerdos y promesas políticas, y las numerosas quejas recibidas desde docentes y centros, CGT señala que “si no se revierte esta situación, el próximo curso se iniciará con movilizaciones y acciones reivindicativas en defensa de una educación pública con garantías sanitarias y de calidad”.

CCOO denuncia recortes en el profesorado para el siguiente curso

Por su parte, CCOO enseñanza en Aragón han declarado un estado de alarma educativa. Además, han ofrecido a la Administración una propuesta de Plan de Contingencia que ya desarrollaron en el mes de mayo.

Al igual que ha denunciado CGT, desde este sindicato consideran que la Orden presentada por Felipe Face establece un marco en el que “la balanza no está compensada” y la responsabilidad parece meramente unidireccional, liberándose la Administración de la mayor parte de la carga derivada de esta situación. Según este Plan de Contingencia, los equipos directivos, docentes y familias deberán: diseñar, implementar, disponer, establecer, asegurar, reorganizar “y así hasta un largo etcétera”. “Sin embargo todavía está por determinar si se aumentará la contratación del personal involucrado (docentes, PSA, PESD, AEE, Tec. Educación Infantil, Aux. administrativo, etc.) y la dotación horaria para llevar a cabo todas esas tareas y responsabilidades”, aseguran desde CCOO.

Para esta cabecera sindical, el Departamento se está “escudando” en criterios económicos para no realizar las inversiones necesarias que permitan tomar medidas que garanticen la seguridad que nuestro alumnado necesitará en la Nueva Normalidad (bajada de ratios y aumento de plantilla). “No sólo eso, sino que nos consta que actualmente se están aplicando criterios en la negociación de cupos que suponen directamente recortes de profesorado. Algo que resulta absolutamente intolerable, más aún cuando se va a recibir dinero desde el Gobierno del Estado para hacer efectivas medidas en este sentido en el ámbito educativo. A esta situación hay que llamarla por lo que realmente es: recortes educativos que además ponen en riesgo la salud de todos y todas”, lamentan desde CCOO.

Un grupo de “convivencia estable”, grupo “burbuja” o como lo quiera llamar la Administración, es lo que es: un grupo ordinario sin mascarilla. No se puede negar para la formación sindical que aquellos y aquellas profesionales y alumnado que se encuentren en las aulas o en cualquier otra dependencia del centro en las que no puedan ser respetadas las distancias mínimas de seguridad (ratios elevadas) o que haya posibilidades reales de contacto físico (aulas de Infantil) estarán más expuestos al contagio que aquellos otros en las se puedan mantener el distanciamiento social.

En la situación de pandemia es esencial la reducción de ratios en los distintos niveles educativos, algo que otros territorios sí que han aprobado para el próximo curso académico. A ello debe sumarse un aumento de contratación de profesorado para garantizar una adecuada atención al alumnado, además de regular el teletrabajo docente y sus medidas compensatorias, ante una potencial complicación del curso próximo en ese sentido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies