Partido Popular y Ciudadanos pueden alcanzar un pacto este mismo viernes

Después del ultimátum presentado por C’s y por el que instaban al PP a concretar cifras para sellar el acuerdo en 48 horas, Mariano Rajoy y Albert Rivera mantuvieron este pasado jueves una conversación para desbloquear las negociaciones, algo que parece haber dado resultado

Rajoy y Rivera. Foto: PP

El Partido Popular ha presentado este viernes una propuesta de memoria económica como respuesta al ultimátum lanzado por Ciudadanos. La conversación mantenida este pasado jueves por los líderes de ambos partidos, que han decidido implicarse, parece que ha servido para desbloquear las negociaciones que hasta ahora se encontraban estancadas.

La propuesta presentada por el PP, tiene como objetivo la financiación de políticas sociales, establecer un complemento salarial para las rentas más bajas, la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad, destinar ayudas para escolarizar a niños y niñas de cero a tres años y un plan contra la pobreza infantil. Además, en el acuerdo se han incluido avances en materia de instituciones, por ejemplo una reforma del Consejo General del Poder Judicial, por la que jueces y magistrados elegirían directamente a doce miembros de este órgano.

Martínez-Maíllo, vicesecretario de Organización del PP, ha confirmado que este mismo viernes se pueden “solventar algunas cuestiones que quedan pendientes” y cerrar así “un acuerdo cuanto antes”. En este sentido, el dirigente Popular ha reconocido que “todas las propuestas están ya encima de la mesa, incluida la económica” y ve la negociación en su “recta final”. El acuerdo, por el que Ciudadanos votaría a favor de la investidura de Rajoy, recibió ayer un importante avance durante la reunión mantenida por los dos equipos negociadores y que se prolongó hasta la madrugada.

Martínez-Maíllo se ha mostrado optimista ante la posibilidad de alcanzar un acuerdo y ha manifestado que “la noticia sería que después de una semana de trabajo y después de habernos puesto de acuerdo en tantas cosas, no hubiera un sí”, y ha concluido, “ahora ya no hay excusas, queda decir sí o no”. Los equipos de ambos partidos han reanudado las conversaciones durante la mañana de este viernes y la sensación que transmiten es la de alcanzar un acuerdo con carácter inmediato.

Por otra parte, el candidato conservador, Mariano Rajoy, ha establecido el modelo para el desarrollo de la sesión de investidura que comenzará el próximo martes en el Congreso. Rajoy realizará su exposición el martes por la tarde como único interviniente y a continuación se suspenderá la sesión para reanudarse a la mañana siguiente con las demás fuerzas de la oposición. Un hecho que criticó duramente cuando Pedro Sánchez hizo lo propio el marzo pasado durante la sesión fallida de investidura. Por aquel entonces, los dirigentes populares criticaron abiertamente el modelo de exposición que Sánchez había elegido para su desarrollo en el debate.

De hecho, el representante del grupo popular, Rafael Hernando, cargó contra el líder socialista tras una reunión de la Junta de Portavoces el pasado 23 de febrero y acusó a Patxi López de favorecer dichas cuestiones para beneficio propio del partido. “López insiste en hacer el monólogo a Sánchez el lunes por la tarde y poner a su servicio el Congreso. El presidente López no puede saltarse el Reglamento. Este es el Congreso de todos los diputados, no del diputado Sánchez”, afirmó entonces Hernando. Parece que en esta ocasión Ana Pastor, actual presidenta del Congreso, ha repetido exactamente lo mismo que entonces los miembros de su partido criticaron, pero claro, ya se sabe, la memoria de la clase política en estos casos es inexistente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies