Oliver contra el COVID desde la salud comunitaria

Una campaña organizada por los recursos y proyectos sociales del barrio zaragozano con el apoyo de la Asociación Vecinal trata de sensibilizar al vecindario sobre la importancia de mantener las medidas preventivas poniendo el acento en la responsabilidad colectiva en los cuidados

Foto: AV Oliver

Desde los diferentes colectivos sociales y vecinales de Oliver se ha puesto en marcha una campaña bajo el lema “Nuestra Salud es nuestra responsabilidad”, con la que se han pegado 150 carteles en las calles del barrio y en los comercios con objeto de sensibilizar al barrio sobre la necesidad de corresponsabilizarse para evitar la propagación del SARS-CoV-2 en unos días en los que los datos de incidencia en la ciudad de Zaragoza aumentan a un ritmo preocupante.

La camapaña ha sido diseñada desde los diferentes grupos de trabajo comunitarios, participados por los proyectos, recursos y entidades sociales, con la colaboración de la Asociación Vecinal “Aragón” del barrio Oliver, con un doble objetivo: atajar los miedos de aquellas personas que no salen de casa por el miedo, explicando que con el cumplimiento de las medidas podemos continuar viviendo y relacionándonos con el vecindario; así como para atajar las dificultades que se van presentando ante la bajada de guardia en el cumplimiento de las medidas que podemos encontrar con el paso de los días, y a la que, como el virus, nadie es inmune.

Cartel de la campaña.

Mantener la guardia y ser constantes en el cumplimiento de tres sencillas normas básicas (mantener la sana distancia, utilizar la mascarilla y practicar una adecuada higiene de manos y respiratoria) es clave para poder continuar con la vida del barrio en comunidad, y así lo han querido demostrar las entidades y proyectos participantes en esta pegada de carteles, encabezada por un nutrido grupo de adolescentes y jóvenes participantes en los diferentes proyectos de infancia y juventud del barrio, que se han arremangado y han colaborado en esta actividad.

Oliver ha sido siempre un barrio muy participativo, en el que el movimiento vecinal y el trabajo social comunitario han caminado de la mano, incluso durante los meses del confinamiento a través del teletrabajo y el contacto telemático, con una participación activa y conjunta en el análisis de la realidad, el impulso de iniciativas de carácter social y la denuncia de situaciones de vulnerabilidad. Continuar trabajando en esta línea, en esta ocasión desde la salud comunitaria, ha sido la principal motivación para preparar esta campaña de sensibilización al barrio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies