'No pierdas tu tren': una jornada reivindicativa en defensa del ferrocarril y contra el cierre de taquillas

Este pasado fin de semana, las estaciones de Monzón, Tardienta, Samianigo y Canfranc fueron escenario de una jornada en defensa del ferrocarril convencional como "servicio público, social y sostenible". ADIF pretende, además, dejar de vender billetes en las taquillas de las estaciones altoaragonesas (Ayerbe, Samianigo, Chaca y Canfranc) el 31 de marzo y Renfe no piensa seguir con este servicio y, por lo tanto, también cerrarán.

Foto: Cambiar Monzón

Este pasado fin de semana se celebró una jornada reivindicativa en defensa del ferrocarril bajo el lema 'No pierdas tu tren'. Un viaje que se realizó íntegramente en ferrocarril reivindicando las estaciones y taquillas de varias poblaciones de la zona de Uesca (Monzón, Tardienta, Samianigo, Chaca, Ayerbe y Canfranc) afectadas por el cierre del servicio de venta de billetes y servicios a partir del pasado 1 de enero de 2020. Alguna de ellas incluso el cierre de la estación ya.

Tras la presión social, se consiguió arrancar a Renfe y a Adif el compromiso de que Monzón mantendría su servicio de taquillas. Se optó por hacer una licitación, pero a fecha de hoy no se han abierto los sobres de las ofertas de las empresas que se presentaron y se desconoce su futuro. "El plazo de apertura de la taquilla finaliza el 31 de diciembre 2020, por lo que nos tememos que su intención sea cerrar", explicaba el pasado viernes el concejal y portavoz de Cambiar Monzón, Vicente Guerrero.

La realidad es que, a día de hoy, en Monzón se siguen comprando los billetes en una máquina a la que acude una persona, media hora antes de la salida del tren, a ayudar a las personas usuarias a sacar su billete, pero no puede ofrecer información sobre otros servicios como trayectos, frecuencias, etcétera.

Guerrero recordaba que ADIF pretende dejar de vender en las taquillas de las estaciones altoaragonesas (Ayerbe, Samianigo, Chaca y Canfranc) el 31 de marzo y Renfe no piensa seguir con este servicio y, por lo tanto, también cerrarán. "El tren convencional garantiza el derecho a la movilidad gracias a su accesibilidad, su baja siniestralidad y sus ventajas ecológicas evidentes y ampliamente reconocidas", subrayaba Guerrero.

Cambiar Sabiñánigo reivindica el ferrocarril convencional como "servicio público, social y sostenible"

También Cambiar Sabiñánigo acudió el sábado pasado a la estación de ferrocarril de dicha localidad para recibir y apoyar a los vecinos y vecinas de Monzón que, viajando en tren los días 1 y 2 de febrero, manifestaban su oposición al anunciado cierre de taquillas en varias estaciones de la Aragón, y reivindicaban el ferrocarril convencional como "servicio público, social y sostenible".

En este sentido el concejal, Javier Sadornil, portavoz de la Coalición, denunciaba "el abandono secular que sufre el servicio ferroviario de pasajeros que comunica la localidad de Sabiñánigo con el resto del territorio, sirviendo su lentitud como excusa para convertirlo en un simple servicio turístico".

Desde la formación política recuerdan que la liberalización del transporte de personas por tren está prevista en el Estado español para diciembre del 2020, y que la decisión de eliminar la venta de billetes en ventanilla estaría alineada con medidas similares a las adoptadas en otros Estados de la Unión Europea, destinadas a garantizar la rentabilidad económica y a atraer a la iniciativa privada. Siendo prácticas comunes el desmantelamiento de estaciones, la subcontratación de servicios, la precarización de condiciones laborales, la eliminación de la figura del revisor, o la ampliación del número de personas por vagón.

El constante aumento del precio de los billetes, un sistema de dos velocidades con líneas de alta velocidad utilizadas por usuarios privilegiados que reciben todas las atenciones y líneas convencionales prácticamente olvidadas, el aumento de la siniestralidad, la concesión de subvenciones públicas para garantizar su rentabilidad, la confusión de los usuarios que deben elegir entre varias compañías, y el cierre de líneas regionales, son para la formación política algunas de las consecuencias de estos procesos de privatización.

Javier Sadornil, aseveraba "que el transporte por ferrocarril es una herramienta fundamental para la lucha contra la crisis climática, por lo que debería planificarse el servicio para garantizar su seguridad, su calidad, y el acceso de toda la ciudadanía con un sistema de precios incentivador; algo que solo es posible mediante un modelo de tren convencional y la gestión pública del servicio".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies