No hay ginecología accesible para personas con discapacidad en Aragón

Amanixer, la asociación aragonesa de mujeres con discapacidad, presenta su campaña “¿Y si yo fuese tu paciente?” con motivo del Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres

una persona dándole una carta a una profesional de la ginecología
Foto: Amanixer.

El acceso a la salud en igualdad de condiciones es todavía una demanda. En Aragón, las mujeres con discapacidad instan por una ginecología accesible y una salud para todos los cuerpos.

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres, 25 de noviembre, Amanixer pone de manifiesto la falta de accesibilidad en el servicio de ginecología y obstetricia de Aragón.

Esta reivindicación se plasma en un vídeo documental que lleva por lema "¿Y si yo fuese tu paciente?" y que muestra la acción llevada a cabo para el 25 de noviembre. "Más de 150 cartas han sido enviadas a cada uno de los ginecólogos y ginecólogas de nuestra comunidad, explicándoles la falta de accesibilidad del servicio, ya que 57.274 mujeres con discapacidad no pueden acceder en igualdad", explica Miriam Herrero, presidenta de Amanixer.

Cuatro mujeres con discapacidad cierran el vídeo arrojando la misma pregunta, pero adaptada a las necesidades de su discapacidad: "Y si yo fuese tu paciente, ¿cómo me harías una citología?", pregunta Coral, mujer con discapacidad física y movilidad reducida. "Y si yo fuese tu paciente, ¿cómo te comunicarías conmigo?", añade Arantza en lengua de signos.

La falta de accesibilidad del servicio no solo se relaciona con el acceso al sillón ginecológico, ya que no hay ninguno adaptado en los centros sanitarios, sino también con la falta de pictogramas, textos en lectura fácil, intérpretes de lengua de signos o la formación a los sanitarios y sanitarias en materia de discapacidad, entre otras demandas.

"Desde hace años, en Amanixer venimos reivindicando la necesidad de que las mujeres con discapacidad podamos acceder al servicio de ginecología en igualdad, para ello hemos explicado nuestras necesidades y, aunque existe voluntad de solucionar este importante problema, no logramos la materialización de al menos un primer servicio accesible para todas. Se trata de un derecho para todas las mujeres y por eso este año con motivo del Dia Internacional contra la Violencia de Género reivindicamos la violencia institucional que vivimos en este ámbito", explica Miriam Herrero, presidenta de la entidad.

La violencia institucional es aquella que se ejerce desde las instituciones y que restringe los derechos de un colectivo de personas, en este caso el de las mujeres con discapacidad.

Asimismo, por el 25 de noviembre, Amanixer se adhiere al manifiesto de CEMUDIS (Confederación Estatal de Mujeres con Discapacidad) que reivindica la eliminación de la violencia, centrándose en la violencia digital, en auge en la actualidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies