Marruecos secuestra y condena a prisión a otro joven saharaui con confesiones conseguidas bajo tortura

Aunque su madre les dijo que sufría una "enfermedad mental", sus interrogadores lo sometieron a torturas físicas y psicológicas en la comisaría de policía dejándolo inconsciente durante cuatro días

Ahmed El Gargar en una imagen de archivo.

El pasado lunes, 25 de enero, la "Delegación General para la Administración Penitenciaria y la Reintegración" marroquí trasladó a Ahmed El Gargar, activista saharaui detenido, desde la Prisión Negra de El Aaiún, en el Sáhara Occidental ocupado, a la prisión local de Tan Tan, al sur de Marruecos, sin dar aviso a su familia.

El 14 de noviembre de 2020, la policía especial marroquí allanó la casa de la familia de Ahmed El Gargar cuando este dormía. Se lo llevaron y lo interrogaron por ser sospechoso de participar en una manifestación pacífica que tuvo lugar en El Aaiún en solidaridad con la decisión del Frente Polisario de reanudar la lucha armada.

Aunque su madre les dijo que Ahmed sufría una enfermedad mental, sus interrogadores lo sometieron a torturas físicas y psicológicas en la comisaría de policía dejándolo inconsciente durante cuatro días.

A su madre se le permitió visitarlo una vez en la Prisión Negra. Le encontró en muy malas condiciones. No podía hablar ni explicar nada por miedo a represalias de los guardianes que les estaban vigilando.

Una vez trasladado a la cárcel de Tan Tan, su madre no ha vuelto a tener noticias suyas. Está más preocupada si cabe porque durante este tiempo de frío Ahmed no tiene ropa adecuada para mantenerse abrigado. Cree que su hijo corre un peligro real y que puede seguir siendo objeto de un trato inhumano. Y no se puede defender.

En declaraciones a Equipe Media, la madre de Ahmed afirmó: "Mi hijo tiene características infantiles y esto es algo doloroso. Cuando le visité pensé que se vendría conmigo, pero estoy indefensa". "Es su primera vez en la cárcel y estaba nervioso. Fue acusado de crímenes como asesinato, robo y contrabando de droga", añade la madre.

El 9 de diciembre de 2020, en un juicio por videoconferencia, el tribunal marroquí de El Aaiún ocupado sentenció a Ahmed El Gargar a 10 meses de cárcel. El tribunal basó su decisión en los atestados policiales que contenían confesiones conseguidas bajo tortura. El Gargar no tuvo acceso a ninguno de los documentos que supuestamente le implicaron en la investigación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies