#26J  Mundo

Mariano Rajoy y Albert Rivera se dan el “sí, quiero”

Partido Popular y Ciudadanos han firmado un acuerdo que contiene 150 medidas, 100 de ellas que ya constaban en el anterior pacto que firmaron la formación naranja y el PSOE. Políticas económicas, políticas sociales, regeneración democrática, reformas institucionales y el papel del Estado español en el mundo, son los ejes principales sobre los que está basado el acuerdo alcanzado por los dos partidos.
| 28 agosto, 2016 19.08
Mariano Rajoy y Albert Rivera se dan el “sí, quiero”
Foto: @Congreso_Es

Habemus Pacto. Rajoy y Rivera han escenificado a última hora de la mañana de este domingo, un apretón de manos con el que sellaban el acuerdo alcanzado por las dos formaciones. Previamente, los portavoces parlamentarios de PP y C’s, Rafael Hernando y Juan Carlos Girauta, firmaban dicho acuerdo en el Congreso. Así pues, el candidato de los populares, Mariano Rajoy, afronta la votación para la investidura, que tendrá lugar a última hora de la tarde del próximo miércoles 31 de agosto, con 170 votos garantizados -los 137 del PP, los 32 de Ciudadanos y uno de Coalición Canaria-.

El acuerdo, que contiene 150 medidas, es válido únicamente para que Ciudadanos vote a favor de Rajoy, según ha asegurado Rivera, y el papel que va a desempeñar el partido naranja a partir de ahora es el de oposición, y nunca dentro de un equipo de gobierno con los populares, ha reconocido. A pesar de todo, cabe pensar que de poco le va a servir al líder de C’s, si como parece, al final la investidura de Rajoy resulta fallida. No obstante, ya ha conseguido hacerse la foto con los dos líderes del bipartidismo, alcanzando con ello la notoriedad que siempre persigue la formación naranja.

Para la firma de este pacto, «el nuevo centro ha movido a la vieja derecha», afirmaba Rivera con cierto triunfalismo durante la rueda de prensa posterior a la foto. «El objetivo se ha cumplido», sentenciaba el de Ciudadanos. Olvidando, o no, que el próximo sábado vence la caducidad de este acuerdo y que si todo sigue el cauce previsto, todo quedará en papel mojado, ya que Rajoy fracasará en su acceso a la presidencia del gobierno. La realidad es, que ahora la responsabilidad recae sobre el partido de Pedro Sánchez. Únicamente seis votos son los que tienen la clave para que el popular sea presidente del gobierno español. ¿Cabe esperar un “tamayazo” 2.0?

Si nos centramos en el grueso del documento, podemos afirmar que está basado sobre cinco ejes fundamentales. Estos son, políticas económicas, políticas sociales, regeneración democrática, reformas institucionales y el papel del Estado español en el mundo. Pero antes de empezar a explicar, a grandes rasgos, en qué consiste el documento en sí, cabe señalar que éste no ha sido facilitado a los medios de comunicación hasta después de la rueda de prensa que han concedido los líderes de PP y C’s. Parece que no quisieran recibir preguntas incómodas por parte de los y las periodistas que pusieran de relieve la falta de concreción de las medidas detalladas en el documento.

Por otra parte, dicho documento, de 44 páginas, está formado por un primer bloque que incluye medidas aplicables para garantizar el crecimiento económico, la competitividad y el empleo. La aplicación de la famosa ‘mochila austriaca’, una medida que el PP ya incluía en su programa; un bonus para las empresas que realicen menos despidos; una reforma del régimen de trabajadores autónomos; un plan de lucha contra el fraude fiscal, que establece la revisión de la lista de paraísos fiscales; la no subida de impuestos; la eliminación del “impuesto al sol”; una tasa sobre la producción de energía eléctrica para el autoconsumo y el impulso de las energías renovables.

El segundo bloque referido a políticas sociales, contiene medidas para, según ha dicho Rivera, ”pinchar la burbuja política”. Establecer un complemento salarial para las familias que no llegan a final de mes; la creación de un plan para combatir la pobreza infantil; el punto final a los recortes en materia social; implantar la dación en pago; un plan estatal para la conciliación laboral y familiar; un incremento para los permisos de paternidad y maternidad; el cumplimiento íntegro de la Ley de Dependencia; el impulso de un pacto de Estado contra la violencia machista; un pacto estatal para la Educación y al mismo tiempo paralizar la LOMCE, no derogarla. Todas estas son algunas de las medidas incluidas en el segundo bloque.

El tercer bloque, referido a reformas institucionales, está encaminado a despolitizar el Poder Judicial; un incremento en los presupuestos para Justicia del 10%; la reforma del Senado, con la reducción del número de senadores y senadoras; la reducción de empresas públicas y Diputaciones, no la supresión de éstas; el establecimiento del delito de enriquecimiento público; la revisión del modelo de financiación territorial (LOFCA) y la creación de una mesa de trabajo y estudio con juristas, expertos y constitucionalistas, que sirva para reformar la Constitución –esto no quiere decir que se vaya a reformar, ha reconocido Rajoy-.

En definitiva, un acuerdo que no servirá para nada si el próximo viernes 2 de septiembre Rajoy no sale investido presidente. Algo que parece se cumplirá si el PSOE sigue manteniendo su negativa al candidato popular. Por otra parte, este lunes está previsto que se celebre una reunión entre Rajoy y Sánchez, en la que el primero tratará de convencer al segundo apelando a la responsabilidad de Estado. Algo surrealista cuanto menos.

28 agosto, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR