Malanquilla Sin Purines recibe el apoyo de la Coordinadora Stop Ganadería Industrial en su lucha por un pueblo saludable

Es la primera plataforma vecinal surgida en la zona de Zaragoza para defender el territorio rural de la amenaza de la ganadería industrial

malanquilla
Ganadería intensiva de porcino.

La plataforma bilbilitana, Malanquilla Sin Purines, es la primera de la zona de Zaragoza en pasar a formar parte de la Coordinadora estatal, que incluye tanto a movimientos vecinales de siete territorios del Estado español (Andalucía, Aragón, Castilla, Galiza, Murcia y País Valencià) como a siete prestigiosas organizaciones estatales e internacionales (ADDA, Amigos de la Tierra, Compassion in World Farming, Ecologistas en Acción, Food & Water Action, Greenpeace y Justicia Alimentaria).

Esta red estatal facilita la puesta en común de estrategias, experiencias y herramientas para la oposición a explotaciones de ganadería industrial desde el medio rural. Entre las acciones realizadas destaca su presencia en el Parlamento Europeo en dos ocasiones para denunciar la situación que vive el Estado español.

La ganadería industrial es uno de los principales problemas a los que se enfrenta actualmente la llamada “España vaciada”. Después de años de producción industrial en otros lugares, en los que se han esquilmado paisajes y numerosas poblaciones a lo largo y ancho del Estado se han visto afectadas, tanto en su medioambiente como en la salud de sus residentes, existe un importante movimiento de oposición a la ganadería industrial. Las empresas de la ganadería industrial tratan de explotar lugares con poca población en los que sus efectos negativos puedan pasar desapercibidos para la opinión pública. Los movimientos sociales de la “España vaciada” lo tienen claro: no quieren convertirse en la “España contaminada”.

En el caso de Malanquiella/Malanquilla y el valle del Ribota, la empresa catalana Premier Pigs ha iniciado los sondeos con la intención de instalar una explotación de ganadería industrial con 5.000 cerdas reproductoras. La alarma social suscitada motivó la creación de la plataforma Malanquilla sin purines a finales de febrero. Un movimiento que va permeando también hacia otros municipios de la comarca y desde el que se apuesta por un desarrollo que permita la vida en los pueblos y ponga en valor los principales atractivos de la zona, como indica su ilusionante manifiesto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies