Los sindicatos desconvocan la huelga del bus de Zaragoza

Además, Avanza retira la demanda de conflicto colectivo contra el comité de huelga

paros
Imagen de archivo de una manifestación de las plantillas de tranvías y autobuses de Avanza. Foto: CUT Aragón

Tras un año de paros y una demanda contra el comité de empresa, este miércoles, 23 de febrero, se daba por finalizada la huelga del autobús urbano de Zaragoza.

En un mensaje en redes sociales, el sindicato CUT informaba de que la reunión en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), en el que Avanza había puesto una demanda de conflicto colectivo contra el comité de huelga, finalizaba reconociéndose ambas partes. Finalmente, se ha alcanzado el acuerdo por el cual la empresa retira esta demanda contra el comité.

Los sindicatos desconvocan así los paros indefinidos que llevaban realizando desde septiembre de 2021. Tras la negativa de la mayoría formada por los cuatros sindicatos (SATTA, UGT, CCOO y CSIF) a convocar nuevos paros, el nuevo comité de empresa que emane de la votación del próximo lunes, día 28, tendrá que decidir cómo va a continuar.

Nuevos pliegos para la concesión en 2023

La Sociedad Cooperativa Urbana de Trabajadores del bus de Zaragoza (SCUT) también ha confirmado que el equipo de gobierno municipal ya está trabajando en unos nuevos pliegos que deberán estar listos para cuando acabe la actual concesión, en 2023.

“Lo ganado por los trabajadores de la SCUT en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) y el Tribunal Supremo (TS), pese a la legitimidad de sus argumentos, la lógica del devenir judicial y el sentido común, no dio para revertir la concesión, pero, al menos, sí para evitar la prórroga”, señalan.

La Comisión de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza ya trabaja en esos nuevos pliegos desde este febrero. El 16 de febrero el grupo municipal de Podemos y el de Zaragoza en Común realizaron una serie de preguntas en la Comisión acerca de este servicio municipal. Natalia Chueca, concejala de Movilidad, respondió que la concesión para la gestión del bus actual acaba en 2023 y que la Comisión de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza ya trabaja en esos nuevos pliegos desde este febrero.

El equipo de Gobierno señaló que procurará que vaya todo en plazo: elaboración de pliegos para este año y el que viene, licitación para la nueva contrata.

La SCUT tiene claro que “esta empresa no debe seguir ni un minuto más proporcionando gestión al transporte urbano colectivo en autobús en Zaragoza”. Entre los motivos que destacan está que es una empresa mexicana y todo el beneficio que obtiene “se va lejos de Aragón”. Además, “no tiene respeto a los zaragozanos, porque prioriza el kilometraje al servicio a prestar”; no ha mejorado la flora de autobuses, la plantilla de mantenimiento se está viendo menguada y “no da abasto al volumen de incidencias diarias de la flota”. También recuerdan que “externaliza todo lo que puede, precarizando aún más el empleo y las reparaciones”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies