Los próximos calendarios escolares están condicionados por las festividades religiosas e incumplen la aconfesionalidad

Izquierda Unida de Aragón destaca las referencias que hace el Consejo Escolar a los “incumplimientos” del Departamento de Educación de sus recomendaciones sobre el calendario escolar, especialmente por el tratamiento de urgencia utilizado, por la carencia de reuniones previas con los sectores sociales afectados y por la falta de consideración a las propuestas de mejora realizadas por este órgano

profesorado
Colegio Juan XXIII | Foto: Ayuntamiento de Uesca

Izquierda Unida de Aragón critica que la propuesta de calendario escolar para los cursos 2021-22 y 2022-23, realizada por el Departamento de Educación, presenta la distribución lectiva del segundo y tercer trimestre “muy desequilibrada, como consecuencia del condicionamiento que suponen las festividades religiosas católicas”.

En su opinión, las festividades religiosas de cualquier confesión “no deben condicionar la organización y planificación educativa” de Aragón, especialmente si se tiene en cuenta la consideración constitucional de España como Estado aconfesional. En el caso de los segundos y terceros trimestres de los cursos escolares, estos quedan “totalmente desequilibrados” al estar condicionados por las festividades religiosas de Semana Santa, (como ocurre muchos años) y va “en contra” cualquier criterio pedagógico que ponga al alumnado en el centro del sistema educativo aragonés.

En el curso 2021-22, el segundo trimestre tendrá 64 días lectivos y 320 horas lectivas; mientras que el tercer trimestre tendrá 46 días lectivos y 209 horas lectivas, teniendo en cuenta que los últimos 16 días serán de jornada reducida de mañana. Para el Coordinador y portavoz de IU en las Cortes de Aragón, Álvaro Sanz, este desequilibrio “tan patente” resulta “injustificable e inadmisible”.

En el curso 2022-23, el desequilibrio mejora en una semana, aunque la diferencia entre los dos trimestres sigue siendo “significativa. Por estas razones, IU Aragón vuelve a insistir en la “necesidad de equilibrar” el segundo y el tercer trimestre, distribuyendo los días lectivos de manera proporcional entre ambos.

Para Sanz, la Constitución, en el ámbito de la aconfesionalidad del Estado, está siendo “vulnerada de manera sistemática”. “Uno más de los preceptos constitucionales incumplidos por los poderes públicos”, añade para explicar que este incumplimiento “deviene de los acuerdos firmados en el Concordato entre España y la Santa Sede, que creemos que debe ya denunciarse y desaparecer de la vida política y social española”.

Por otra parte, el Consejo Escolar de Aragón ha llamado la atención al Departamento de Educación porque no está respetando sus recomendaciones y le reclama que los calendarios escolares se presenten con la mayor antelación posible, sin necesidad de acudir al procedimiento de urgencia, como ha ocurrido en esta ocasión y que, antes de presentar el calendario en el Consejo, lo aborde previamente en las diferentes mesas sindicales y de participación de las familias y alumnado y del tejido social, algo que tampoco ha hecho Educación. El Consejo recuera al consejero que su Departamento debe tener en cuenta las propuestas de mejora aprobadas en este órgano, en el pleno de 25 de junio de 2019, ya que no lo está haciendo.

Entre ellas, destaca la tercera propuesta: “Descansos y trimestres con una duración equilibrada”: Uno de los problemas analizados a lo largo del trabajo de la Comisión ha sido el problema del desequilibrio que se produce en algunos cursos escolares entre el segundo y tercer trimestre. Este desequilibrio, dependiendo de los centros educativos, se traslada también a las evaluaciones al producirse desajustes temporales según los periodos vacacionales: hay evaluaciones que comprenden un trimestre o más y evaluaciones que pueden concentrase en un periodo inferior al bimestre.”

Izquierda Unida Aragón entiende que todas estas cuestiones que plantea el Consejo Escolar al Departamento de Educación suponen “un tirón de orejas”, ya que Educación no está atendiendo a sus recomendaciones, a pesar de que es un órgano de participación social al que se le debería tener una mayor consideración por el Departamento que dirige Felipe Faci. Por todas estas razones, IU Aragón no ha apoyado los calendarios escolares propuestos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies