#YesaNO  Movimientos

Los afectados por el recrecimiento de Yesa vuelven a alertar de la falta de seguridad geológica de la obra hidráulica

Representantes de las asociaciones Río Aragón y de Yesa+NO Lanak Gelditu han pasado este lunes por la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos para denunciar la situación que viven en la zona y reclamar comprensión a los políticos para que se paralice la obra
| 2 octubre, 2018 16.10
Los afectados por el recrecimiento de Yesa vuelven a alertar de la falta de seguridad geológica de la obra hidráulica
Aretxabala, Solana y Aramendía en la comparecencia de este martes en las Cortes de Aragón.

Los afectados por el recrecimiento de Yesa, representados por la asociación Río Aragón y Yesa+No Lanak Gelditu, han vuelto a alertar este martes de la falta de seguridad geológica de la obra hidráulica. Representantes de ambas entidades han pasado por la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos para denunciar la situación que viven los vecinos de la zona y reclamar comprensión a los políticos para que se paralice la obra. Una petición que, en palabras del presidente de la primera de las entidades, Miguel Ángel Solana, se sintetiza en “memoria, justicia y reparación”.

Solana ha recordado a los vecinos desalojados y a los 27 pueblos a su juicio “masacrados” y ha afirmado que se trata de “una obra injusta que tiene alternativas basadas en el respeto a las potencialidades de cada comarca”. “Es injusto con los pueblos que pierden la totalidad de sus tierras productivas”, ha destacado. El representante del colectivo ha llamado a asumir “nuevas políticas de agua”, puesto que “el  recrecimiento no es una obra inteligente para Aragón porque no puede bajar más agua durante el verano, sólo servirá para satisfacer apetencias trasvasistas. Las obras han de ser para acabar Yesa, no para aumentar su capacidad”. Para ello, Solana ha reclamado a los representantes parlamentarios “valentía política y altura de miras”.

El geólogo Antonio Aretxabala, autor de cinco informes encargados por la Universidad de Navarra sobre esta obra, ha aportado la visión más técnica de la comparecencia. En este asunto hay dos canales de información, «uno, el de los informes técnicos en los que nadie se atreve a afirmar que esa zona sea estable y otro canal formado por los medios de comunicación, donde hay peleas y se afirma la estabilidad sin aportar argumentos técnicos”. Aretxabala ha recordado que “la Confederación Hidrográfica del Ebro aseguró en 2007 que la ladera tenía un factor de seguridad de 1,4 ó 1,7 y en 2013 se movió 35 centímetros. Y en 2010 se reafirmó que era estable. La estabilidad de Yesa siempre ha sido una promesa”, ha declarado.

Por su parte, Iker Aramendia, presidente de Yesa+NO Lanak Gelditu y colaborador de Río Aragón, ha ofrecido la visión de los vecinos que viven en la zona. “Ya basta de hacer dispendio y de jugar con la seguridad de las personas. Si algún día ocurre algo más grave, los damnificados, ¿tendrán que decir que esto habrá sido en pos del desarrollo de España?”, se ha preguntado. Aramendia ha recordado su anterior visita a las Cortes de Aragón para denunciar esta situación. “En 2013 un diputado dijo que este partido ya está jugado. Y el informe del técnico Antonio Casas se tildó de político. Y mientras, no sabíamos que se estaba moviendo la ladera. Pedimos a las Cortes que entren en este debate de una forma seria”, ha reclamado.

PSOE, PP, Ciudadanos y PAR defienden la obra pese a sus riesgos

La mayoría del arco parlamentario en las Cortes de Aragón, lejos de escuchar los riesgos esgrimidos por las asociaciones afectadas y el geólogo Antonio Aretxabala, han mostrado su apoyo a la obra obviando los riesgos. Para ello se han escudado en razonamientos que eludían de lleno la peligrosidad de la obra, entrando a tratar asuntos que más bien pudieran estar encaminados a protegerse de cara a un electorado más numeroso en el valle y las zonas de regadío que en la montaña.

En este sentido, el diputado del PP Fernando Galve ha considerado que “el tema del agua y de los embalses es de vital importancia”. “En los próximos años será una política fundamental para generaciones futuras y generará conflictos”, ha añadido. Además, Galve ha reconocido que “todos somos conscientes de la controversia que ha generado Yesa”, pero “también tiene impactos positivos”. “Vengo de una tierra que también lo está pasando mal y entendemos lo que han dicho. Los embalses son más necesarios que nunca para afrontar el cambio climático”, ha explicado.

El socialista Enrique Pueyo ha hecho unas declaraciones que contrastan con las esgrimidas por gran parte de su formación política, defensora a ultranza del recrecimiento. Pueyo ha reconocido que “es verdad que los embalses han ayudado al desarrollo de los pueblos pero también que jamás se compensó de ningún modo al territorio que se ocupó para su construcción”. Para luego recordar que “según el Gobierno de España Yesa no supone peligro aguas abajo” pero ha matizado que, “aun así está por demostrar que la inestabilidad de las laderas no lo suponga”. Para él, “es muy triste que en el siglo XXI se sigan proponiendo obras como la que hoy estamos tratando”.

Por parte del PAR, Lucía Guillén ha recordado que “la obra afectó a una población de unas 1.500 personas de la época”, hecho que ha calificado como “palabras mayores” y “impactos muy evidentes”, pero ha valorado también “la puesta en valor de miles de hectáreas de regadío y abastecimiento”.

“Es innegable el papel que han jugado durante décadas la construcción de grandes infraestructuras hidráulicas como las políticas de reforestación con la despoblación”, ha arrancado Jesús Sansó como portavoz de Ciudadanos.

En sentido contrario se ha mostrado el diputado de Podemos Aragón, Raúl Gay, defendiendo que “no es el lugar para hablar de partidismos sino para escuchar a quien viene a contar su situación”. “El llenado de una presa construida en terrenos inestables, como hemos visto, convierte a una infraestructura muy anacrónica en una bomba de relojería en pleno siglo XXI”, ha comentado. Además, ha recordado que “se diseñó en la dictadura de Primo de Rivera”, por lo que, para este diputado, “son cien años sometiendo a la población”.

Carmen Martínez, de Chunta Aragonesista, que ha tomado la palabra como portavoz del Grupo Mixto en la Comisión, ha agradecido a los comparecientes sus palabras “desde la razón y desde el corazón”. “Chunta Aragonesista siempre les ha estado acompañando en estos 32 años, defendiendo la dignidad de estos territorios y denunciando la sinrazón, no del pantano, que también, sino del recrecimiento”, ha explicado esta diputada. Para ella, “no se puede prometer la riqueza de unos territorios a costa de otros” porque “es una desigualdad en sí misma”.

2 octubre, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR