Llamada de atención de CGT a Lambán: “Está poniendo en riesgo la salud de docentes, alumnos y familias”

Para el sindicato, el nuevo curso debe llegar con "el descenso de ratios, la articulación de desdobles, la modificación del horario lectivo, la nueva organización de los centros y la regulación del teletrabajo resultan imprescindibles para un nuevo curso con garantías sanitarias y educativas"

Lambán
Javier Lambán. Foto: DGA.

Las últimas declaraciones del presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, en las que de manera voluntarista apostaba por un inicio del próximo curso escolar con "normalidad", han sido motivo de sorpresa y alerta dentro de la comunidad educativa.

Desde CGT señalan que "tras un final de curso plagado de improvisación, falta de claridad y medidas muy discutibles, hubiera sido deseable una planificación más responsable del nuevo curso". De hecho, desde este sindicato denuncian "cómo el departamento de Educación no ha reducido las ratios por aula -de hecho las ha incrementado-, y no parece tener una idea consistente sobre el nuevo curso".

Desde el sindicato consideran "que el presidente Javier Lambán se está manejando de manera irresponsable y, lejos de apostar por la calidad educativa, está poniendo en riesgo la salud de docentes, alumnos y familias". Como señalan fuentes de CGT, "no se puede jugar con la educación y la salud del profesorado y las familias y someter el sistema público a meras ocurrencias sin justificación".

Como segundo sindicato docente, CGT "ha planteado una batería de medidas para el inicio del próximo curso que se sustentan en dos ejes fundamentales: la calidad educativa y la prevención de riesgos sanitarios". Para el sindicato, "el descenso de ratios, la articulación de desdobles, la modificación del horario lectivo, la nueva organización de los centros y la regulación del teletrabajo resultan imprescindibles para un nuevo curso con garantías sanitarias y educativas".

Por último, desde CGT "exigen que el gobierno de Aragón respete las orientaciones del gobierno central y destine el 70% de los recursos previstos en el fondo nacional de reconstrucción -que gestionarán las Comunidades Autónomas- al sector público sanitario y educativo, y que sus partidas no se deriven a otras actuaciones".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies