Mundo

En libertad Carola Rackete porque actuó para salvar vidas en el mar

La jueza ha rechazado que hubiese resistencia o violencia contra una nave de guerra. La capitana del buque Sea-Watch 3 podrá permanecer en Italia tras rechazar la Fiscalía el decreto de expulsión de Salvini. En Zaragoza, una concentración pedía la tarde de este martes su puesta en libertad sumándose a la inmensa ola de solidaridad.
| 2 julio, 2019 22.07
En libertad Carola Rackete porque actuó para salvar vidas en el mar
Concentración en Zaragoza a favor de la libertad de Carola Rackete el martes 2 de julio. Foto: Pablo Ibáñez

Carola Rackete, la capitana del barco humanitario ‘Sea Watch 3’, ha quedado en libertad. La jueza de Agriento ha rechazado el delito de “resistencia y violencia a una nave de guerra”, y no ha validado, por tanto, ni las acusaciones oficiales, ni las que el ministro fascista Salvini hacía a través de las redes sociales o comunicados de prensa. La jueza sostiene que actuó con la única sana intención de salvar vidas en el mar.

El 12 de junio, la ONG alemana rescató a 53 personas migrantes frente a las aguas de Libia, de las que trece fueron desembarcadas días después por razones médicas, y el resto se quedó en un limbo a la deriva, pues ningún Estado ribereño abría sus puertas al barco. Sin embargo el 26 de junio la capitana desembarcó con 40 personas a bordo en el puerto italiano de Lampedusa. 40 personas que fueron rescatadas de una muerte segura en esa fosa común en la que se ha convertido el Mar Mediterráneo.

Fue detenida nada más desembarcar, junto a integrantes de su tripulación y las propias personas rescatadas. Desde entonces, varias campañas e iniciativas han pedido la libertad de la joven capitana de 31 años, recogiendo cientos de miles de firmas y una recaudación de fondos para defenderla jurídicamente si hacía falta.

Tras conocerse la liberación, la propia ONG ‘Sea Watch’ ha expresado su alivio a través de las redes sociales: “No había motivos para su arresto, ya que aquí la única irregularidad era hacer cumplir los derechos humanos en el Mediterráneo y asumir la responsabilidad en lugar de los Gobiernos europeos”, tuiteó.

La ola de solidaridad llega a Zaragoza

Precisamente, esa inmensa ola de solidaridad que ha llenado el mundo entero ante semejante injusticia y sinsentido, también se ha plasmado en la tarde de este martes en Zaragoza. Cerca de 200 personas se han concentrado en la plaza de España para pedir la libertad de Carola. La convocatoria había sido realizada por la Federación Aragonesa de Solidaridad, la Plataforma Ciudadana contra el Racismo y Zaragoza Acoge – Bienvenidxs Refugiadxs.

Múltiples personas llevaban carteles donde se podía leer “migrar es un derecho, no un privilegio”, “salvar vidas no es delito, ningún ser humano es ilegal”, y se han escuchado consignas como “exigimos vías seguras”, “no es un mar, es una tumba” y “detenidas libertad”.

Rackete podrá permanecer en Italia tras rechazar la Fiscalía el decreto de expulsión de Salvini

La capitana del buque Sea-Watch 3, la alemana Carola Rackete, podrá permanecer en Italia si lo desea después de su puesta en libertad el martes tras rechazar la Fiscalía de Agrigento el decreto de expulsión que había firmado el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

En una rueda de prensa celebrada en la Asociación de la Prensa Extranjera, la portavoz de la ONG en Italia, Giorgia Linardi, ha confirmado que Rackete es libre para salir de Italia si así lo cree conveniente, ya que no será hasta el próximo 9 de julio cuando se presente ante la justicia nuevamente para prestar declaración.

Según la portavoz, Rackete “ha estado sometida a un régimen de aislamiento durante cuatro días y todavía no se da cuenta de la resonancia mediática que ha tenido el caso”. “Tiene que tomarse su tiempo para entender lo que ha pasado y además poder enfrentar las dos investigaciones que hay contra ella”, ha agregado.

Tras conocerse el fallo de la magistrada, Alessandra Vella, con el que dejaba en libertad a la capitana alemana, el ultraderechista Salvini mostró su desaprobación con comentarios en las redes sociales que reprobaban la decisión de la juez de Agrigento a la que invitó a “hacer política” y “presentarse a las elecciones”.

Linardi, que no ha querido revelar el lugar en el que se encuentra actualmente Rackete, ha defendido que su decisión de entrar en Lampedusa fue acorde con las leyes del mar que autoriza a los barcos extranjeros prestar socorro a embarcaciones en peligro en aguas internacionales.

Durante la conferencia de prensa, la portavoz de la ONG ha recapitulado que durante 17 días el barco Sea-Watch 3 intentó hacer todo lo que pudo para efectuar “un ingreso regular y autorizado en Italia”. “No había ninguna alternativa a Lampedusa porque la única indicación recibida de parte de todas las autoridades contactadas era dirigirse a un puerto en Libia, una solución que no hemos tomado en consideración”, ha afirmado.

En las últimas horas, decenas de personas migrantes y refugiadas han muerto en un bombardeo contra un centro de detención en Trípoli, del que el Gobierno libio ha responsabilizado a las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar. Precisamente la declaración de Libia como puerto no seguro es una de las principales reclamaciones de las ONG de salvamento en mar.

“El ministro del Interior (italiano) continúa afirmando que Libia es un puerto seguro”, ha lamentado Alessandro Metz, de la ONG Mediterranea, que también estaba presente durante la rueda de prensa.

Por su parte, Marco Bertoto, de Médicos Sin Fronteras (MSF), ha explicado que desde que se ha impuesto la política de puertos cerrados en Italia, que marcó el bloqueo del barco Aquarius que acabó desembarcando en València, más de 2.500 personas han sido retenidas en alta mar durante cinco meses y medio.

2 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR