Movimientos

Las matronas de Aragón recuerdan que resultan vitales para reducir las muertes y la alta medicalización de las mujeres

La Asociación Científica Profesional de Matronas de Aragón insta a instituciones territoriales y locales a reevaluar los ratios matrona-mujer que existen y a valorar en qué puestos donde se cuida la salud de las mujeres podría haber una matrona
| 3 mayo, 2019 12.05
Las matronas de Aragón recuerdan que resultan vitales para reducir las muertes y la alta medicalización de las mujeres
Centro de Salud. Foto: DGA

En cada uno de los centros de salud y hospitales de Aragón las mujeres cuentan con una matrona, figura de referencia en la vigilancia y cuidado de la salud sexual y reproductiva. Anticoncepción, sexualidad, embarazo, postparto, lactancia, primera crianza, cribados ginecológicos rutinarios (citologías o detección del virus de papiloma humano), salud menstrual, menopausia, son algunos de los servicios que ofrecen. Desde una revisión periódica programada a una consulta puntual. Desde el asesoramiento individualizado a la educación grupal en las diferentes etapas vitales: educación sexual y reproductiva en centros educativos, educación maternal, educación postparto – grupos de lactancia y grupos de menopausia.

El domingo, 5 de mayo, se celebra el Día Internacional de la Matrona cuya conmemoración destaca el importante papel que juega este colectivo en la salud de las mujeres, recién nacidos, familias y comunidades. Las matronas cuidan, asesoran y educan a las mujeres en función de sus necesidades específicas tras una valoración integral de ellas, siendo las profesionales mejor capacitadas para ello. El lema elegido por la Confederación Internacional de Matronas para el 2019 y que se oirá a nivel internacional este día es el de “Matronas y matrones: defensores de los derechos de las mujeres”.

Las matronas están capacitadas para proporcionar de modo autónomo la asistencia al parto siendo la profesional sanitaria ideal para apoyar a las mujeres a través del cuidado continuo en la maternidad y siendo reconocido así por instituciones internacionales tan relevantes como la Organización Mundial de la Salud.

Así, en el sistema sanitario público y siguiendo estas recomendaciones la gran mayoría de los nacimientos son asistidos por estas profesionales de principio a fin del proceso, incluyendo la vigilancia en las primeras horas tras el parto y el asesoramiento en lactancia materna. La atención de alta calidad prestada por las matronas salva vidas, siendo cruciales para reducir morbilidad y mortalidad materna y neonatal.

Más de 340.000 mujeres y más de 3 millones de niños mueren cada año en todo el mundo por complicaciones en el embarazo y en el parto que se podrían haber prevenido. La mayoría de estas muertes se evitarían si hubiera suficientes matronas con disponibilidad de recursos adecuados en todo el mundo.

Según datos ofertados por la Confederación Internacional de Matronas si se dispone de matronas y de equipos de atención necesarios estas profesionales pueden ayudar a evitar más de 2/3 de todas las muertes maternas y el 56% de las muertes de recién nacidos. Es por ello que la OMS alienta a cada mujer a visitar a una matrona como mínimo 4 veces durante su embarazo.

Entidades de medicina basada en la evidencia como Cochrane Library recomiendan modelos de atención donde las matronas sean las profesionales que proporcionen la atención durante todo el embarazo, trabajo de parto completo y después del nacimiento, puesto que va asociada con varios efectos beneficiosos para las madres y los y las recién nacidas sin identificarse efectos adversos en comparación con los modelos de atención por médicos y de atención compartida. Los efectos beneficiosos principales observados fueron la reducción de parto prematuro, reducción de pérdidas gestacionales antes de las 24 semanas de gestación y reducción de uso de epidurales, episiotomías o partos instrumentales.

En el Estado español la Guía de Práctica Clínica de Atención en el embarazo y el puerperio, se recomienda que los cuidados prenatales en las gestaciones sin complicaciones sean proporcionados por las matronas y el/la médico/a de familia, con la participación del resto de los/las profesionales sanitarios de los equipos de atención primaria y el apoyo de la unidad obstétrica correspondiente. A pesar de la evidencia disponible al respecto, en Aragón la mayor parte de los controles de gestaciones que transcurre con normalidad son atendidos en centros de especialidades y hospitalarios.

La atención dirigida por la matrona puede ser la primera opción para todas las mujeres en edad fértil, no solo en el ámbito de la maternidad. Proporcionan servicios de salud reproductiva centrados en la mujer defendiendo sus derechos sexuales y proporcionándoles información y asesoramiento individualizado para su plena autonomía en el autocuidado y para la toma de decisiones informadas, velando por el respeto hacia estas.

Son profesionales clave para garantizar el acceso universal a la anticoncepción. Esto podría ayudar a prevenir 87 millones de embarazos no deseados y reducir la tasa de abortos inseguros a nivel mundial. En Aragón, la matrona de atención primaria es la profesional sanitaria a la que acuden las mujeres que precisan anticoncepción, aportando consejo anticonceptivo y coordinando la atención anticonceptiva de primer nivel asistencial en el territorio.

En la defensa por la salud, el bienestar y la dignidad de las mujeres trabajando por la igualdad de género, contribuyendo en la detección y en la asistencia a mujeres que sufren violencia por el hecho de ser mujeres junto a otros profesionales, jugando un papel clave en el empoderamiento femenino a través de la educación individual y comunitaria, incluyendo a los y las más jóvenes. A su vez estas profesionales velan para que no se produzcan intervenciones médicas innecesarias allí donde se sufre una alta medicalización de la vida de las mujeres.

Todas las mujeres sanas y sin factores de riesgo son atendidas por matronas de atención primaria, en cuya consulta se prestan cuidados y atención ginecológica básica, entre la que se incluye la prevención de cáncer cervical (citologías o detección de virus de papiloma humano), ofertado por el sistema público de salud de manera gratuita. De igual modo resultan ser profesionales sanitarias referentes en la derivación de las mujeres que requieren asistencia médica por patología ginecológica o por sospecha de esta.

Por todos los beneficios que conlleva la asistencia ofertada por matronas, su presencia suficiente en los equipos sanitarios resulta eficiente y altamente positiva. Es por ello que la Asociación Científica Profesional de Matronas de Aragón insta a instituciones territoriales y locales a reevaluar los ratios matrona-mujer que existen y a valorar en qué puestos donde se cuida la salud de las mujeres podría haber una matrona para desarrollar plenamente todas las competencias para las que están capacitadas para conseguir la máxima calidad asistencial posible.

3 mayo, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR